EL PERIODISTA DAVID SEGARRA, UNO DE LOS ESPIADOS
Destapado un espionaje a solidarios con Palestina

Una denuncia del PP valenciano por presunto espionaje destapa el control del Grupo
IV de la Brigada Provincial de Información a la presentación de un documental de
músicos catalanes y valencianos en Palestina.

15/07/10 · 8:00
Edición impresa



El azar hizo que a principios de junio
coincidieran en la misma calle
militantes del PP en la presentación
de la web de la alcaldesa Barberá, y
un centenar de personas que acudían
al edificio contiguo a la proyección
del documental Més enllà del
mur
, sobre un grupo de músicos valencianos
y catalanes en Palestina
durante agosto de 2009.

En medio de la tormenta por el
caso Gürtel
, los guardaespaldas de
la alcaldesa vieron un vehículo sospechoso
con las lunas tintadas cerca
de ambos locales. Dentro del coche,
dos personas se identificaron
como policías nacionales del Grupo
IV de la Brigada Provincial de Información
y aseguraron estar vigilando
el acto de la presentación del
documental. El delegado del Gobierno
se apresuró a desmentir la
teoría del PP e insistió en la versión
dada por la Policía: el acto controlado
era la presentación del documental,
sin más explicaciones.

Según el informe de la Policía
Nacional que motivó el archivo de
la posterior denuncia del PP, los
agentes descubiertos realizaban un
servicio “con ocasión de un acto público
consistente en la proyección
de un documental de las experiencias
vividas por varios grupos musicales
españoles en Jerusalén y en
otras ciudades de la franja de Gaza”.
Y que la finalidad no era otra
que la de detectar “elementos antagonistas
radicales que pudieran
alterar u obstaculizar el normal
desarrollo del acto, así como la
posible presencia de miembros
del movimiento ‘anarko-okupa”
relacionados con ataques a cajeros
bancarios el 20 de mayo.

Ni Gaza ni ‘anarco-okupas’

La versión de la Policía para justificar
el espionaje dejó mucho que
desear a los organizadores del acto:
ni el documental fue rodado en
Gaza, ni los asistentes pertenecían
al llamado “movimiento anarcookupa”.
Tampoco hay constancia
de ataques a sucursales bancarias
en la fecha que señala la Policía.

La proyección había sido anunciada
la misma mañana en rueda
de prensa y era un acto gratuito y
abierto al público. Contaba con la
presencia de algunos de los protagonistas
como el cantautor Pau
Alabajos o Xavi Sarrià, de Obrint
Pas
. También estaba anunciada la
presencia en la mesa del director
del documental, Josep Pitarch, así
como del periodista David Segarra,
secuestrado por el Gobierno de
Israel días antes cuando iba en el
Mavi Marmara, uno de los barcos
de la Flotilla de la libertad
en el que
fueron asesinadas nueve personas.

Además, como publicó el diario
electrónico L’Informatiu, desde la
Delegación de Gobierno se había
contactado con los directores de los
medios de comunicación para rechazar
la versión del PP y advertir
de que se trataba de un operativo
antiterrorista relacionado con el islamismo
radical, una versión que
nada tiene que ver con el informe
policial citado anteriormente.

Mientras PSOE y PP alargan su
partida de tenis con sus acusaciones
mutuas, los organizadores del
documental esperan explicaciones.
Si bien el delegado del Gobierno
contactó con el director para explicarle
que ni él ni su obra estaban
bajo sospecha, no lo aclaró ante los
medios, manteniendo la sombra de
la criminalización. Ante esto la productora
anunció que, o se daba una
explicación pública sobre el espionaje
a su acto, o tomarían las medidas
legales oportunas.

OTRO ARTÍCULO RELACIONADO EN ESTE NÚMERO:

- [Los ficheros de activistas serán legales en la UE->11465]

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto