ENTREVISTA
“Vivimos muy por encima de nuestras posibilidades”

El vocalista madrileño Morodo nos habla de autogestión, normalización de la marihuana, revoluciones
sociales en América Latina y de ‘Rebel Action’, su tercer trabajo, en el que plasma su compromiso
con los desheredados y su denuncia del actual estado de las cosas a través de su cosmovisión rasta.

02/08/10 · 7:56
JPG - 121.1 KB
“¿Rastafari? Pues
no te sabría decir
cuándo se acerca
Rasta hacia mí.
Hace ya muchos
años de eso.
Siempre estuvo.
Rasta desde el
principio estuvo
conmigo, en las
primeras letras ya
estaba Rastafari”.

¿Tu apuesta por la autoedición
nace de un convencimiento
ideológico o del hastío por el
funcionamiento de las compañías
discográficas?

En la música hay dos vertientes:
“lo artístico” y “el negocio”.
Intento mantener las dos juntas:
que ni el artista se vuelva empresario
ni el empresario toque al
artista. Mi sello, Taifa, surgió por
eso: por poder controlar los proyectos
y quitarnos a los tiburones
de encima. No quiero que
haya una compañía en que yo
no sepa de primera mano lo que
está pasando. Una cosa es que
no me encargue de hacerlo y
otra es que no me entere.

Me sorprenden sobremanera
los prejuicios que muestras en
ocasiones hacia la homosexualidad.
¿No merecen todas
las personas el mismo respeto
por el mero hecho de serlo?

¿Y tú por qué me preguntas eso
a mí? ¿En qué momentos has
visto que yo tenga prejuicios
hacia la homosexualidad? Te
voy a hacer la pregunta yo a ti:
dime en qué canción digo yo algo
de “fyah al battyman” o “mátalo”
o en qué canción yo puntualizo
o profundizo en este tema
¿Alguna vez lo he hecho?
¿Alguna vez he dicho algo de
eso? Entonces, vamos a otra
pregunta directamente.

Abogas por legalizar la marihuana,
¿pero no crees que realizando
una apología de la
misma se puede llegar a trivializar
su consumo?

Hay que trivializarlo, porque
está condenado, está convertido
en tabú. Quiero puntualizar:
no abogo por la legalización,
abogo por la normalización.
Con legalización, entraríamos
en lo que tú acabas de
decir: en un sistema económico,
en un registro. Acabaríamos
con el mercado negro, pero
entraríamos en un mercado
blanco, que no sé qué será
peor. El gobierno va a querer
sacar tajada siempre y nos van
a vender menos más caro.
Estaremos más tranquilos, pero
el negocio entonces será de otra
forma e igual de perjudicial.
Las campañas contra la droga
en España son la del gusano
metiéndose por la cabeza.
Han hecho panfletos, pero
nunca ha habido una campaña
de información. Hay grupos
independientes, fuera de la política,
que se preocupan de hacer
sus pequeños proyectos,
pero no es labor de los independientes,
sino del propio
Estado educar, concienciar y
ser realistas, porque todavía
seguimos con esa mentalidad
de los ‘80 de que “el que se fuma
un porro, se pone un pico”.
Habría que entrar en una campaña
real de concienciación y,
claro, no sería de la noche a la
mañana.

Has vivido en Venezuela durante
una buena temporada,
integrándote en One Love
Crew y colaborando a través
de tu música con los desheredados.
¿Cuál es tu visión de
los movimientos que se están produciendo en América
Latina?

La revolución social que se vive
allá es una lucha continua
entre el orgullo propio y la superación
personal de la gente.
Allí hay muy pobres y muy ricos.
Es necesario que la revolución
sea conjunta, que todo el
mundo se revolucione hacia el
mismo punto, no que las cosas
se centren en lo material y que,
a raíz de la necesidad, se creen
enemistades y núcleos. Hay
una revolución cultural, en el
sentido en que todo el mundo
está muy despierto, perceptivo
y consciente. Digamos que están
cinco años por delante de
nosotros. Medios y políticos se
están sirviendo de esa inestabilidad
social para meter su
zarpa y manipular. La revolución
que se está viviendo a todos
los niveles es la misma, pero
allá es mucho más delicada
la situación. Los políticos juegan
con la demagogia y con
los vacíos que hay, con la falta
de información, con el poder
que tienen. Es como una trampa
de aro: cuanto más tira el
pueblo, más se cierra. El político
nunca va a tener el poder
absoluto de la situación, entonces
llegará un momento en
que la cuerda ceda.

¿Por qué crees que no se produce
en este país una auténtica
revolución como la que
ocurre en Grecia o Francia?

Me lo dijo mi madrina: el hombre
sólo aprende cuando ya es
extrema la situación. El hombre
evoluciona, se hace a todo,
se adapta... es como las cucarachas,
pero sólo reacciona
cuando ya está a punto de morirse.
Cuando ya el agua le roza
la nariz es cuando dice: ¡coño,
si puedo flotar! La gente no
se hace cargo: lo peor aún está
por venir. La gente ahora se
desespera porque tiene miedo
a que le toquen su hipoteca, el
tercer coche que no necesitan
pero compraron para vacilar al
vecino. Ahora la gente está
acojonada porque les van a
quitar toda esa mierda y no tienen
dinero para pagar, pero es
que el 75% del planeta vive sin
todo eso. ¿Qué pasa? Que nuestro
mundo conocido es esto y
ahora, como se tambalea, flipamos,
pero llegaremos al punto
que se está allí y hasta que podamos
hacer una comparación…
¡La peña está flipando!
Vivimos muy por encima de
nuestras posibilidades.

ARTICULOS RELACIONADOS:

- [Reggae rebelde ->11597]
- [Canciones que atrapan el fuego-> 11598]
- [Dancehall, la pista de baile jamaicana ->11602]
- [Biblioteca sobre reggae ->11599]
- [Jamaica en el cine de ficción ->11600]

Tags relacionados: Música
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador