EL EX CANTANTE DE NARCO DEBUTA CON 'AQUI ESTOY YO'
Vikingo M.D. en solitario: “No puedo vivir sin ruido”

‘Aquí estoy yo’ es el título de la puesta de largo de Vikingo M.D. Toda una
declaración de intenciones para un álbum producido por Andreas Lutz en
el que no faltan ni la rabia de Narco ni el descaro de O’Funkillo, y ahora
experimentando nuevos ritmos y sonidos. Todos los que se esperaban más
de lo mismo estaban equivocados. Llegó la hora de la verdad, con V.

01/04/06 · 14:55
Edición impresa
JPG - 24.5 KB
AMIGOS DEL BARRIO. Vikingo MD (abajo) junto a su banda (Bollo, Juani, Chico y Pela) con la que se entiende a la perfección.

Seguro que hubo un
tiempo en que Biohazard,
Machine Head
y Brujería no dejaban
de sonar en tu walkman o en
la radio de tu coche. Cuando
además querías entender lo
que escuchabas, ahí estaban
los andaluces Narco, con sus
potentes bases, sus guitarras
pesadas y la contundencia de
sus letras. El éxito de trabajos
como Satán viveo Chaparrón
de plomo les convirtió en una
de las bandas estatales más
respetadas, llegando incluso
a compartir escenario con los
veteranos Slayer, y su presencia
era cada vez más habitual
en los festivales. Fue precisamente
en el festival Viñarock
2004, donde actuaban como
cabeza de cartel en la fiesta
de clausura, cuando anunciaron
su inesperada disolución.
Su puesto fue ocupado por los
madrileños Hamlet, que no
dudaron en elogiar el legado
de Narco y desear su retorno
al escenario.

Narco nunca regresó pero
sí su cantante y pilar fundamental,
Vikingo Muerte Domínguez
(M.D.), que debuta
en solitario con un interesante
disco demostrando que aún
sigue aquí. “No había un buen
ambiente dentro de la banda.
Pasábamos por un buen momento
profesional, pero no
personal, y así es muy difícil
convivir durante una gira o
meterse en el estudio para
grabar nuevos temas”.
El sonido de Vikingo M.D.
conserva intacta la dureza de
Narco, pero hábilmente complementada
con ritmos étnicos
y la frescura del hip-hop,
movimiento tan arraigado ya
en tierras andaluzas. La curiosa
sociedad formada con
Andreas Lutz (O’Funkillo)
ha dado resultado. “Andreas
vino directamente a por mí.
Él fue quien confió en el proyecto,
pero los dos teníamos
muchas ganas de trabajar
juntos para ofrecer algo distinto.
Ha sido un lujo contar
con él en la producción y
composición de los temas
porque tiene mucho talento”.

Matices

Además de Andreas, otros
artistas han querido respaldar
a Vikingo en su debut.
Nombres tan destacados como
Jesús Arispont (Def con
Dos) o Aurora Power (Las
Niñas) no han perdido la
oportunidad de colaborar
con él. “Resulta enriquecedor
colaborar con músicos
de tanta calidad, más aún si
son de palos tan diferentes
como el flamenco, el metal o
el hip hop. En algunos temas
participa Lucia Montoya, que
canta flamenco como pocas
y le sobra arte. Gracias a todos
ellos se ha conseguido
un disco lleno de matices”.
Aquí estoy yo es, además,
el primer álbum editado por
el sello Artelojazz Producciones
Creativas, fundado
por Andreas Lutz para la
ocasión pero con intenciones
de continuidad. “Este sello
nace con la idea de apoyar a
muchos artistas andaluces,
no solamente grupos de
rock, sino de cualquier estilo
siempre y cuando sean originales
y ofrezcan algo diferente.
Por las calles de Sevilla
hay mucho arte, siempre
ha habido, pero ahora más
que nunca ves a gente que toca
de lujo, que se atreven a
fusionar, que innovan. Aquí
se les va a ayudar pero sin la
presión de otros sellos y con
más libertad para trabajar”.

En las calles

Hablando de las calles de
Sevilla, Vikingo nos sorprende
con la canción Víctimas,
una peculiar versión del tema
compuesto por Helmet y
House of Pain que trata sobre
las bandas callejeras.
“No es una traducción literal
de la letra original ni mucho
menos. He cogido la idea y la
he adaptado a un contexto
más cercano, a la situación
que vivimos hoy en día. Yo
desde pequeño he sido conflictivo
y he estado en bandas,
me he metido en peleas,
pero era muy diferente porque
luchábamos en la calle
para defender lo que creíamos
justo. Ahora van con pistolas
y pueden pegarte un tiro
porque estás gordo o porque
no les gusta tu cara, sin
más motivo. Es una situación
muy complicada”.

Es inevitable hablar de
Vikingo sin hacer referencia
a la persecución casi inquisitoria
que sufrió Narco (entre
otros grupos, como Soziedad
Alkohólika, pero por otros
motivos, igual de ideológicos)
durante el anterior gobierno.
Más aún siendo de
Sevilla donde, aunque siempre
gane el PSOE, impera
una mentalidad muy tradicional
con un gran poder de
las hermandades y cofradías.
“Las hermandades religiosas
siempre han intentado
hundirnos, aún estamos
de juicios por toda la polémica
que hubo respecto al tema
Matanza Cofrade, es lo que
hay. Aún es pronto para sacar
conclusiones, pero espero
no volver a vivir los problemas
de hace unos años.
Lo que no ha cambiado es
la dificultad que tenemos
los grupos de aquí para poder
actuar, por mucho que
digan lo contrario.”

Este sevillano grandullón,
con apodo escandinavo y
voz infernal, tiene como
fuerte el directo, que sí que
tiene que ver mucho con
Narco (repiten él y el batera
Bollo), aunque se enfrentan
a su nueva aventura con dos
guitarras en vez de una y con
un trabajo más rap.

Tags relacionados: Música
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto