“Todo lo que conlleva hacer un disco lo hemos hecho nosotros”

Santos y Marcos forman parte de Gritando en Silencio, una banda de rock sevillano que ha llevado el “háztelo tú mismo” a sus últimas consecuencias. El resultado es el disco ‘Maldito’.

16/09/11 · 17:17

Desde Sevilla, con muchas ganas
y esfuerzo, Gritando en
Silencio han conseguido publicar
dos discos
y llegar únicamente
con su trabajo donde
ya quisieran muchos otros que
cuentan con grandes apoyos.
Llevan varios meses presentando
Maldito, su nuevo trabajo
y siempre es interesante conocer
lo que pueden aportar
bandas jóvenes con las cosas
claras.

DIAGONALPara quien no os conozca,
¿Quiénes son Gritando en
Silencio?

Santos: Somos cuatro tíos que
inicialmente chapurreábamos
los instrumentos en el local de
ensayo y ahora cada vez que
podemos estamos en la carretera...
y, además, parece que
funciona.
Marcos: Llevamos a cabo un
proyecto musical y nos involucramos
en cambiar un poco
nuestro mundo más inmediato,
que es el de la música, tratamos
de crear una alternativa
y demostrar que hay otra manera
de hacer las cosas,
que se puede prescindir
de la industria musical
–que
ahora mismo es un mal endémico
de la música– y que no
hay por qué pasar por el aro.
Se puede funcionar con alternativas
y, además de sostenible,
es hasta rentable. Es casi
de lo único que podemos estar
orgullosos, de no deberle nada
a nadie.

JPG - 63.2 KB
Gritando_en_Silencio

D.: Parece que el trabajo para
que Maldito haya visto la luz
ha sido duro.

S.: Contábamos con la experiencia
de Contratiempo, el anterior
disco donde hicimos un
poco el mismo proceso, componer
las canciones y la música
y llegado el momento meternos
en un estudio y grabar.
Después vino hacernos el diseño,
la promoción, contactar
con medios de comunicación y
demás.
Todo el trabajo que
uno se pueda imaginar que
conlleva hacer un disco, lo hemos
hecho nosotros, desde
cartelería y entradas hasta el
diseño de camisetas y los temas
legales. No hay ningún aspecto
que no hayamos hecho
nosotros.

D.: ¿Y si comparamos Maldito
con Contratiempo?

S.: La mayor diferencia que
hay es el sonido, ahora hemos
conseguido sonar como siempre
hemos querido
. Teniendo
algo más de dinero hemos
conseguido bastantes mejoras;
es triste, pero es así. Hemos
buscado un sonido con el que
alejarnos de la norma del rock
en España, además de un sonido
diferente para cada canción,
y creemos que lo hemos
conseguido. Las composiciones
siguen siendo las mismas,
la temática varía, lógicamente,
en función de nuestra situación
personal actual.

D.: ¿No os quedan ganas a veces
de ser solo músicos y poderos
dedicar únicamente a la parte
artística del “negocio”?

S.: Inicialmente no sería el objetivo,
a mí me daría la sensación
de ser un muñeco que no
decide, al que le llevan y le
traen. A nosotros realmente
nos gusta saber cómo funciona
todo y ser partícipes
. El grupo
es lo que es porque somos
cinco tíos dando opiniones y
decidiéndolo todo. Eso sí, si
quieres que un grupo se pelee,
haz que se autoproduzca.

D.: De momento no he encontrado
a ningún músico que no se
queje de cómo está el panorama
musical en su ciudad.
¿Sevilla es una excepción?

S.: No tenemos un gran circuito,
pero hay sitios donde tocar.
Lo malo es que somos muchos
grupos para la cantidad de sitios
que hay y es bastante difícil
tocar. Lo más grave es la
cultura musical, es raro que la
gente vaya a ver música en directo
sin conocer al grupo al
que toca.

M.: Además tenemos el “flamenquito”.
Hay una agencia
que lleva esta música que es
quien se hace con la mayor
parte del dinero destinado a la
música. Nosotros lo padecemos.
En otros sitios, la cultura
de rock es mucho más fuerte
que en Sevilla
, donde lo que
más hay es palmas y cajón.

D.:Para poder editar el disco lo habéis vendido por internet
antes de hacerlo y además utilizáis licencia Creative Commons.
¿Cómo ha sido la experiencia?

S.: Desde la primera maqueta sabíamos que queríamos
compartirla. No queríamos depender de nadie. Decidimos
que íbamos a ir colgando nuestras canciones en internet
incluso antes de que se extendiera el Creative Commons.
Al conocerlo vimos que nosotros encajábamos perfectamente
en esas licencias. Por otro lado, para este disco
necesitábamos dinero y decidimos que para financiar la
grabación la gente participara comprándolo anticipadamente.
Y se involucraron de un modo increíble. No sé si
ahora venderemos muchos más discos, pero gracias a
esas 400 personas tenemos el disco en la calle
.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Gritando_en_Silencio
separador

Tienda El Salto