Irma Thomas
Reina del soul
“El soul es lo que proviene del corazón"

El festival Black is Back! nos brindó una oportunidad para charlar con una leyenda del soul, Irma Thomas, que visitó nuestro país por primera vez.

, Madrid
20/08/13 · 6:21
Edición impresa
Irma Thomas en el festival Black is Back! / Jaime Massieu
Se te conoce popularmente como “La Reina del Soul de Nueva Orleans” por ser la embajadora de las mujeres que cantan rhythm & blues, gospel y soul en la ciudad. ¿Quién te bautizó con este apodo? ¿Te sientes cómoda cuando te consideran como tal?

Sí, lo estoy. Mi batería fue el primero en llamarme así. Él ha fallecido. Su nombre era Bogart Willow. Él fue el primero en llamarme “La Reina del Soul de Nueva Orleans.

Dado que tú eres una orgullosa exponente del soul sureño, ¿en qué sentido es distinto, tanto en lo musical como en sus líricas, del soul que se factura en el área norteña de los Estados Unidos?

Es música racial del sur. El soul es cualquier cosa que hagas y ames. No se trata de un género musical, sino de lo que proviene del corazón.

¿Es más similar al blues del Delta del Mississippi en términos de sufrimiento y honestidad en sus letras?

Sí, la que proviene del sur es toda música sureña. Si bajas de la línea Mason-Dixon [un punto demarcado en el siglo XVIII que separó los Estados abolicionistas y los esclavistas], es todo sureño, provenga de Mississippi, Georgia, Luisiana, Texas, Florida, Alabama, etc. Todo eso es el sur, y cada Estado tiene una aproximación ligeramente distinta, pero sigue siendo música sureña.

¿Es más sencillo escribir sobre un amor fracasado que hacerlo de cuándo ha resultado exitoso? ¿Por qué?

No. No representa un gran cambio. Depende de en qué estado mental te encuentres cuando escribes una canción. Es el estado mental el que produce la canción. De eso se trata.

La canción que publicaste en 1964, Time is on my side, resultó un éxito en la versión de los Rolling Stones. ¿Tuviste ocasión de conocerlos?

Ellos vinieron a mí en 1966 antes de grabarla, ya que Time is on my side la hice yo primero. Y luego me comentaron que tenían intención de grabarla. Su guitarrista Keith Richards vino a una actuación en Inglaterra y me dijo que la iban a grabar. La registraron bien a finales de 1966 o ya en 1967. Yo ya la había hecho en 1964. Yo la hice primero.

¿En qué medida te ayudó esta canción en concreto en tu trayectoria posterior?

En absoluto. Todo el mundo pensó que estaba haciendo su canción, así que dejé de hacerla
durante años. He comenzado a cantarla hace 20 años. No estaba enfadada con ellos, sino con la gente que no había hecho sus deberes. No se daban cuenta de que la había hecho primero y cada vez que la cantaba, decían que estaba cantando la canción de los Stones, pero no era así: estaba cantando mi propia canción. Así que como ellos no hacían su labor correctamente, entonces no la cantaba. Ahora lo saben, pero entonces no lo sabían.

En 1966 James Brown produjo para ti It’s a man’s woman’s world, que resultó ser un fracaso en términos de ventas. Puesto que se le ha considerado un machista, ¿cuál era tu relación hacia Brown? ¿Te trataba del modo que te merecías?

No tenía otra elección, ya que esa es la forma en que hay que tratarme en cualquier caso. Yo no era una de sus amigas, era una artista que estaba grabando y tenía que mostrar un respeto hacia mí del mismo modo que yo mostraba un respeto hacia él.

A comienzos de los 80 abriste, junto a tu marido Emile Jackson, un club llamado Lion’s Dean, un lugar en el que actuabas a menudo. ¿Os fue suficientemente bien? ¿Cuál era tu rol en él?

Ése era el lugar de ensayo para nosotros y la gente comenzó a venir, así que empezamos a programar actuaciones. Era donde yo solía ensayar y una noche, mientras ensayábamos, vino una multitud de personas, así que a él se le ocurrió la idea de tener un club, por lo que comencé a cantar en el club.

Nueva Orleans se ha recuperado a las adversidades y sigue manteniéndose como referente para los amantes de la música negra mediante eventos como el festival anual de jazz. ¿De dónde obtenéis tanta fuerza como ciudadanos para levantaros cada mañana y mostrar al mundo que esta ciudad sigue mereciendo su atención?

Eso es porque somos caseros y ésa es nuestra casa, así que no lo ves como un área de desastres. Te recuperas, te levantas y avanzas. Haces lo que puedes para mejorar y avanzas.

En uno de los capítulos de la serie Tremé interpretas Time is on my side con una banda formidable que cuenta con Allen Toussaint al piano. ¿Consideras que Tremé refleja de un modo adecuado la ciudad tal cual es?

Sí, Tremé ha sido la mejor película hecha empleando talento local para contar a la gente la historia de Nueva Orleans del modo correcto. Todo lo que aparece en la serie está basado en la realidad. No se han tomado una gran libertad con muchas cosas, sólo un poco de libertad al rodarlo, pero todo lo demás está tal cual.

Cinco rompepistas de Irma Thomas
 

1. Look Up |  (1961)

El optimismo que nos hace levantarnos tras cada caída que el destino nos depara para encarar la vida con una sonrisa, es lo que Irma recoge en una canción que invita a vestirse con las mejores galas para devorar la pista de baile.
 

2. It's Raining | (1962)

Ese “drip drop” que abre esta balada, simboliza de un modo gráfico el diluvio que Irma divisa a través de la ventana, pero lo verdaderamente trascendente del tema viene más adelante con la añoranza del abrazo de su amado.
 

3. Ruler of my Heart | (1963)

“Hazme tu reina, feliz de nuevo, escucha mi llanto y calma mi dolor”. La confesión descarnada de una mujer que clama desesperada por el regreso del “dueño de su corazón”. El gran Otis Redding la reinterpretó como Pain in my heart.

4. Time is on my Side | (1964)

¿Y pensar que la descartó durante años porque no la reconocieran como suya sino de los Stones? En su actuación en El Matadero fue sin duda el cénit de su actuación (y probablemente del festival), desencadenante del jolgorio.

5. Break-a-way | (1964)

El rhtyhn & blues de Jackie DeShannon fue durante años un tema ineludible en toda allnighter del northern soul, apreciado por ser propicio al baile desenfrenado y por esos coros de reminiscencias doo wop que lo redondean.Stones? En su actuación en El Matadero fue sin duda el cénit de su actuación (y probablemente del festival), desencadenante del jolgorio.

Tags relacionados: Nueva Orleans Número 203 soul Música
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0