ENTREVISTA
“Me siento fuera de tiempo”

Ted Leo and the pharmacists está de gira por el Estado para presentar su último álbum ‘The
Brutalist Bricks’. Hablamos con Leo, quien lleva activo desde 1989.

18/04/11 · 15:53

Con más personas como Ted
Leo este sería un mundo mejor…
y más divertido. No sólo
porque es un tipo comprometido
con discurso tan lúcido como
honesto, sino por su manera de
hacerlo llegar: en forma de melodías
impecables, de rabioso
power pop. Gira estos días por
España con su banda The
Pharmacist, tocando en locales
de mediano aforo, presentando
los temas de su reciente The
Brutalist Bricks
(Matador-distribuido
en España por La
Castanya).

JPG - 52.1 KB
FOTO: SHAWN BRACKBILL.

Las críticas te suelen situar en
algún punto entre la música
mod y el punk. ¿No crees que
son diferentes reflejos del mismo
fenómeno: el grito de una
juventud que empuña sus guitarras
como un rifle de asalto?

En una palabra ¡sí! Lo has descrito
perfectamente. Por supuesto,
la mayoría de los aspectos
de la cultura son cíclicos, y
se manifestarán de diferentes
formas en distintos momentos,
con preocupaciones y motivaciones
específicas. Pero es un
espíritu de juventud singular el
que fluye a través de todos
ellos. “La idea de los jóvenes”
tal cual proponen tanto The
Jam como Fugazi.

Tu trayectoria despega en pleno
período hardcore, sin embargo
tu estilo mucho más melódico
te separa de tus compañeros
de generación. ¿Te has
sentido en ocasiones un hombre
fuera de su tiempo?

Debo decir que me siento más
un hombre fuera de su tiempo
ahora que en aquel entonces.
Siento que en aquel momento
la escena punk y hardcore, incluso
la indie, eran mucho más
tolerantes con artistas que saltaban
las barreras hacia géneros
distintos. Realmente, había
una gran diversidad, e incluso
destacamos un poco por nuestra
abierta adopción de la imaginería
mod. Hacíamos conciertos
hardcore todo el tiempo
y la gente entendió que tenía
sentido. No estoy completamente
seguro de que eso pudiera
pasar hoy. Creo que internet,
que permite a las personas comunicarse
tan fácilmente con
otras personas de intereses similares,
ha llevado, irónicamente,
a una excesiva estratificación
en la mayoría de las áreas
de la música “alternativa”.
También me siento un poco a
la deriva en términos de mostrar
una conciencia social en tu
música y un código por el que
vives, y se refleja en la forma en
que diriges tu negocio. A veces
siento como si el mundo anarco
fuera el único lugar para encontrar
gente que vive sus ideales
hoy en día. La idea de no firmar
con un sello importante o
no vender tus canciones para
anuncios, a veces me da la sensación
de que un montón de
gente en el mundo “indie” lo ve
como una broma y eso me hace
sentir desplazado y viejo.

Publicas The Brutalist Bricks
con el sello Matador. ¿Qué te
ha aportado el cambio de discográfica?

Mi último sello, Touch & Go,
se vino abajo y tuvo que cerrar
sus puertas, al igual que
Lookout! hizo antes. Yo estaba
feliz en Touch & Go y no habría
ido a buscar otro si no hubiera
sido necesario. Dicho esto,
respeto profundamente la
historia y el catálogo de
Matador, me gusta y confío en
todos los que trabajan allí y me
sentí orgulloso de que me pidieran
formar parte de él.

¿Crees que el artista, aquel que
tiene posibilidad de acceder a
un público más o menos amplio,
tiene el deber de expresar
sus opiniones políticas?

Yo respondería sí; de esto trata
la canción The High Party. Es mi
opinión sobre lo que me gustaría
que los artistas hicieran. Pero
no es asunto de nadie decirle a
otro lo que debe o no debe abordar
en su arte. El arte, en primer
lugar, debe ser profundamente
personal y lo que el artista cree
es cosa suya.

Bottled in Corck refleja el sentido
del humor de tu banda, demostrando
que la militancia es
compatible con el sentido del
humor.

Todos nacimos donde lo hicimos
por casualidad, ninguno lo
eligió. El mundo puede ser un
lugar terrible, y a veces es difícil
reír; pero el mundo es también
bello y si lo puedes apreciar debes
hacerlo. Además, si tienes
sentido del humor, si encuentras
cosas divertidas, ¡ríe! Y si puedes
crear algo divertido, ¡hazlo!
Aunque discutiría el uso de la
palabra “militancia”, entiendo lo
que dices y digo por supuesto
que es compatible, ¡es humano!
Aquí estoy, viviendo una vida
llena de ira y frustración, pero
también de esperanza y risa.

Imagino que tu canción dedicada
a la Costa Brava fue fruto
de tu participación en el
Sant Feliu Fest. ¿Qué recuerdas
de aquello?

Era el final de una larga etapa,
de años muy duros, aparentemente
muy importantes…
Entonces, aquellos pocos días
en Sant Feliu tuvieron todo lo
que necesitaba que me recordasen
sobre seguir adelante con el
espíritu adecuado. Necesitaba
reconectar con la belleza y con
la idea de que la posibilidad de
encontrarla está justo en nuestras
propias manos. Y ese lugar
me ayudó a hacerlo. También
fue una reunión muy esperanzadora:
verdaderamente tribal,
más allá de la presencia opresiva
de empresas de muchos festivales.
Fue un momento verdaderamente
orgánico y honesto,
y eso fue muy importante en mi
vida en ese momento.

Tags relacionados: Música
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

FOTO: SHAWN BRACKBILL.
separador

Tienda El Salto