Reencuentro con el arte en Krcedin

El pasado verano se celebró el Encuentro Internacional de Artistas
y Poetas de Krcedin (Serbia) una oportunidad para que los artistas
balcánicos compartan experiencias.

12/10/09 · 12:51
Edición impresa

Entre el 30 de julio y el 2 de
agosto ha tenido lugar otra edición
del Encuentro Internacional
de Artistas y Poetas de
Krcedin, un pequeño pueblo de
Serbia. El primer aspecto destacable
es que ha contado con
artistas de Serbia, Croacia, Macedonia,
Eslovenia, Rusia, Italia,
España o Bulgaria. Es verdaderamente
importante ese
enfoque en una región donde el
nacionalismo es una cuestión
espinosa. La presencia de escritores
y artistas de países que
aún cicatrizan las heridas de
sus enfrentamientos ponen de
manifiesto una clara intencionalidad
de hermanamiento a
través del arte. Y, en segundo
lugar, el auténtico carácter de
encuentro, de punto de confluencia,
de encrucijada y de
aprendizaje mutuo que tiene la
convocatoria.
Descentralizado
Los días del encuentro tenían
dos partes bien diferenciadas.
Por un lado, por la mañana, los
diferentes pintores, escultores
y escritores, alojados en casas
de vecinos del pueblo, se acercaban
a la finca sede y trabajaban en el pequeño jardín. Esto
posibilitaba un intercambio
continuo de experiencias; un
rico fluir de inquietudes, necesidades,
soluciones y proyectos.
Ése es uno de los mayores
aciertos del encuentro, la fraternidad
entre artistas, la
voluntariedad en la resolución
de problemas puramente técnicos
artísticos, o los debates teóricos,
sin ningún viso de competición
o egolatría.
Además, las obras que se
estaban llevando a cabo se
exponían en el recinto, con lo
que los asistentes de cada día
podían contemplar la evolución de esculturas, tallas de madera
y óleos hasta su acabado final e
incluso charlar con los creadores
sobre el proceso. De hecho,
de una docena de fotografías y
cuadros expuestos inicialmente
se pasó a casi un centenar de
obras, colgadas de los árboles,
entre las enredaderas, directamente
sobre el suelo
Por las tardes, a partir de las
ocho, tenían lugar los actos
más públicos. Así tuvieron
lugar en el patio principal
cerca de 70 recitales, varias
proyecciones de películas, cortometrajes
y documentales,
diferentes conciertos de música
tradicional e incluso pequeñas
intervenciones dramáticas.
El encuentro, el segundo en
relevancia en Serbia de este
tipo, por detrás del Encuentro
Internacional de Escritores de
Belgrado (que se ha celebrado
el fin de semana del 25 al 27 de
septiembre), supone también
una apuesta por la difusión del
arte y la literatura de manera
descentralizada, alejada de los
grandes núcleos urbanos, de
las instituciones.
Además, resultó llamativa la
notoria afluencia de público,
que puso de manifiesto su
espléndida predisposición del
público para el arte –un público
formado en el particular sistema
de socialismo autogestionario
yugoslavo, en el cual se
incitaba el desarrollo de las
inquietudes artísticas con
medidas como la jornada continua–.
Gente no necesariamente
habitual al circuito artístico
se acercó, permaneció atenta y
se comunicó con los artistas,
con una cercanía lamentablemente
ya poco frecuente.

Tags relacionados: Número 110
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto