EL PEDAL
Por la Carretera
JPG - 5.3 KB

La leyenda (1930-1975).
Los mitos del campesinado
crecen comiendo

05/07/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 5.3 KB

La leyenda (1930-1975).
Los mitos del campesinado
crecen comiendo
inocentes helados en la cuneta.
El Tour se convierte en el
acontecimiento veraniego de
los franceses, que no tardan
en exportarlo a los Países
Bajos y en captar a los mejores
ciclistas italianos y españoles.
La televisión aún no
tiene capacidad técnica, pero
la radio relata con gracia las
escapadas caóticas y las subidas
a los puertos que deciden
el campeón de la ronda.

La pérdida de la inocencia
(1975-1988
). La industria farmacéutica
surgida de la posguerra
europea alcanza su
cénit. La velocidad media de
la carrera se dispara gracias
a la ebullición de la química.
En televisión, la agradecida
audiencia de sobremesa soporta
con gusto las tres grandes
vueltas. Justo a tiempo,
irrumpen los plateados del
Reynolds del simpático Perico.
La contrarreloj y la táctica
adquieren más importancia
de cara a la general.

La madurez (1990-2000):
aquí, el fenómeno Miguelón
retrasa la decadencia. Ésta
llega después, inexorable,
coincidiendo con la evolución
lógica de cualquier deporte:
que gane un norteamericano.
La política antidopaje
alcanza la mayoría de
edad y se produce el primer
caso contra un equipo, el
Festina. La lucha contra el
crono y los gregarios se antojan
básicos para obtener el
triunfo final en París.

La edad de cobre (2000-...).
La tecnología y los circuitos
meten al ciclismo en el cajón
de los deportes minoritarios.
Los laboratorios pierden el
norte, y sus clientes, manejados
por múltiples intereses,
se caen de la bici con desdoro.
Unos cuantos acaban en
las fauces de la droga. El esfuerzo
deja de ser un valor en
la sociedad globalizada. El
entorno del ciclismo no encuentra
la fórmula que convierta
en superhéroes a los
corredores. Desde la retirada
de Armstrong la incertidumbre
reina en la ruta.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto