TEATRO
Planeta Odin

El Odin Teatret, la célebre compañía que abrió una de las puertas del teatro experimental en los años ’60, celebró a finales de agosto su Odin Week Festival.

14/09/11 · 8:00
Edición impresa
JPG - 173 KB
Foto: Tony D´urso / Odin Teatre’s Archive.

Para llegar a la casa laboratorio
del Odin Teatret hay que cruzar
parte de la península de Jutlandia
y detenerse en Holstebro,
una pequeña ciudad danesa
donde la compañía teatral
desembarcó en 1966 para contribuir
al desarrollo cultural de
una zona rural y pobre.
Lo que era una granja se
convirtió aquel año en un laboratorio
teatral en medio del
campo
, “unas Galápagos que
hoy conservan especies extinguidas”,
dice su director
Eugenio Barba.

Varios edificios conectados
entre sí albergan cuatro salas
de teatro (la blanca, la negra, la
roja y la azul), dos talleres para
crear escenografías, un taller de
vestuario, una sala de vídeo, y
otra de música. Cada miembro
del Odin tiene su oficina/camerino,
la mayoría en un pasillo
que termina en la biblioteca.
Desde allí, una escalera de caracol
desemboca en el Centre
for Theatre Laboratory Studies
(CTLS), espacio de investigación
creado junto al departamento
de Dramaturgia de la
Universidad de Aarhus y sede
del archivo histórico del grupo
y del Odin Teatret Films. Otro
pasillo comunica con las habitaciones
para huéspedes, artistas
e investigadores. El Planeta
Odin, lleno de escondites con
carteles, libros y máscaras, está
tan lleno de vida y actividad que
una vez entras es complicado
volver a un exterior lluvioso.

La última semana de agosto el
Odin organiza un festival muy
particular, la Odin Week Festival.
Durante diez días el teatro
abre sus puertas a medio
centenar de artistas de todo el
planeta
que aprenden los entrenamientos
físicos y vocales de
los actores Augusto Homulú,
Roberta Carreri, Julia Varley,
Iben Nagel Rasmussen, Tage
Larsen, Kai Bredholt y Jan Ferslev,
además de tener charlas diarias
sobre dirección de actores
con Eugenio Barba, y ver cada
día varias obras de teatro y ‘work
demostrations’, un género didáctico,
a caballo entre la clase y
la performance, que el grupo inventó
para llegar a mucha gente
al mismo tiempo.

La primera demostración fue
Moon and Darkness (1980), de
Nagel Rasmussen, y algunas de
ellas han girado por muchos
teatros, como The Echo of
Silence
de Varley o Traces in
the snow
, de Carreri.

Con una práctica experimental
que abarca casi medio siglo,
el Odin Teatret reformuló la enseñanza
actoral
, a partir de una
dramaturgia del cuerpo. El
cuerpo como primer material
que puede ser transformado de
cualquier manera. Las intenciones
físicas (no mentales) como
motor para crear formas no vacías,
movimientos y acciones.
El objetivo, romper los clichés
del teatro convencional y presentar
cuerpos/situaciones vivas
y creíbles.

Para elaborar sus entrenamientos
(los diez primeros años
colectivos y después individuales),
las actrices y actores del
Odin partieron de las acciones
y segmentaciones de Stanislavski,
de la biomecánica de Meyerhold,
y de las enseñanzas de
Grotowski, con quien Barba colaboró
durante tres años en
Polonia. A partir de improvisaciones
grabadas que luego debían
ser repetidas, el grupo empezó
a crear sus primeros montajes.
El texto iría perdiendo
progresivamente importancia
hasta dejar de ser el punto de
partida.

La composición teatral se articula
entonces a partir de acciones
físicas y vocales
, de partituras
que las actrices y actores
presentan al director, quien selecciona
y moldea los materiales.
“Si cada cultura tiene una
codificación (máscaras de Bali,
kabuki, kathakali, teatro Noh,
opera china, danzas orixás…),
el Odin tiene su propia codificación
personal”, dice Varley. El
resultado es un compendio de
trabajos orgánicos, basados en
el ritmo, en la música en vivo y
en la poética del cuerpo.

El Odin siempre se ha mantenido
al margen de los ritmos
de producción comerciales. Sus
obras se cuecen a fuego lento y
son el resultado de un trabajo
que valora más los procesos de
creación que el resultado
, con
los riesgos que eso supone.
En este contexto, el medio centenar
de artistas que participan
cada agosto en el Odin Week festival
aprenden ejercicios para ser
en escena, no para actuar; para
romper los automatismos de la
vida diaria y conectar la voz con
el movimiento del cuerpo.

Este agosto, además de los
trainings se vieron trabajos ya
conocidos como Inside the
Skeleton of the whale
(en la imagen),
Great cities under the moon,
Itsi bitsi
, Salt, Judith, Doña
Musica’s Butterflies
, Ester’s
Book
, The Castle of Holstebro, y
algunos más recientes y cercanos
a la ‘work demostration’ como
Orô de Otelo, My Stage
Children
, o Quasi Orpheus, the
actor- musician
.

Casi doce horas de actividad
diaria entre clases, performances
y entrenamientos para terminar
con un trueque teatral
donde cada artista presentó un
trabajo para todo el equipo.

“¿Cómo buscar la precisión en
escena cuando estás cansada?”,
se preguntaron el último
día un artista taiwanés y una
española.

El Tercer Teatro

El Odin Teatret forma parte de lo que su propio director denominó Tercer teatro, “prácticas que indagan en la antro- pología del espectáculo, a través del trabajo de energía, del cuerpo humano, de las acciones”.

El grupo, formado en 1964 en Oslo por Eugenio Barba y cinco estudiantes de teatro que habían sido rechazados por la escuela de teatro nacional, contribuyó a fragmentar en los años ‘70 el modelo único de teatro y a nutrir las prácticas del llamado teatro postdramático, ya sin trama aristotélica, sin relato aparente.

La compañía se convirtió pronto en referente de grupos de todo el mundo, en especial de Europa y América Latina, donde establecieron redes de colaboración que llegan hasta hoy.

The Chronic Life es su próxima producción y está dedicada a Anna Politkovskaya y Natalia Estemirova, las activistas rusas asesinadas por su opo- sición al conflicto checheno.

Después de tres años de ensayos, la obra se estrena el 12 de septiembre en Holstebro (Dinamarca) para iniciar una gira que llegará en mayo de 2012 al Teatro de la Abadía, en Madrid.

JPG - 10.2 MB
odin2011
Tags relacionados: Artes Escénicas
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto