Conciertos
A Perra Vieja no se les puede dar una escucha...

A este grupo de hardcore de Madrid no vale con escucharlas, es necesario experimentarlas.

02/01/13 · 21:04
Perra Vieja en concierto en la sala Hebe (Madrid), el 19 de diciembre de 2012. / Olmo González

El concierto que dieron Perra Vieja el pasado miércoles 19 de diciembre en Madrid quizá no fue el más concurrido (las fechas no ayudaban) ni tampoco el más emotivo, a pesar de que supuso su regreso a los escenarios tras un largo parón, pero sin duda ha sido el que mejor ha sonado en todas su trayectoria. Probablemente influye que hayan entrado en el estudio con Iban, del grupo http://www.myspace.com/faberpgFaber Pugna, para preparar la grabación de su primer disco.

Pero que no se asusten las fans del sonido hardcore acelerado: en directo sigue sin entenderse más que alguna palabra suelta de lo que cantan. Para eso, han sacado en una hoja tamaño DIN A3 decorada con un fondo de leopardo las letras de sus temas. En el concierto sonaron todos sus hits. Después de aproximadamente 50 intensos minutos, dejaban el escenario. Ante la ovación y la petición de más temas, Noe, la batería, reconocía: “es que ya hemos tocado todo nuestro repertorio”.

Entre sus temas clásicos se encuentran los que aluden a la explotación capitalista, en un sentido general, como Cuarto Grado, y la necesidad de romper o escapar de esas imposiciones asfixiantes (La locura lo cura, Ojalá) para lo que es necesario la lucha contra la represión (La libertad o la muerte, Aburrida). Si bien su actitud feminista está presente en todas, algunas canciones se centran explícitamente en la lucha contra el patriarcado, como Rompe con todo o la homónima Perra Vieja, además del tema nuevo Aborto.

Para quien ya conozca a Perra Vieja, sabrá que sus letras feministas no son una mera declaración de principios. Ainhoa (voz), Dilia (coros y guitarra), Noelia (coros y batería) y, desde hace un año, Anita (bajo) y Emilie (guitarra) llevan a la práctica de su militancia, su vida personal y, por supuesto, los escenarios, los principios del feminismo y la autogestión.

Herederas directas del Riot Grrrl hasta el punto de remezclar el manifiesto publicado en el fanzine Bikini Kill en 1991, fueron haciéndose con un nombre propio en los festivales hardcore de centros sociales y pueblos okupados copados por bandas de chicos punks. Cuando estos se lanzaban a la primera fila a bailar pogo y las chicas se alejaban de los empujones y codazos hacia el fondo de la sala, Perra Vieja paraba de tocar hasta conseguir animar a que las compañeras bailasen frente al escenario. Hoy sus conciertos son uno de los mejores momentos para sudar y jadear con el pogo feminista.

Si escuchando una maqueta o un vídeo grabado durante una actuación no se puede llegar ni a atisbar lo que es Perra Vieja, mucho menos leyendo una pobre crónica. El jueves 3 de enero a las 21:30h hay otra oportunidad para verlas en directo en Madrid, teloneadas por Clixxtorix, en la sala Starving (c/ Fermín Caballero 69, Metro: Avda de la Ilustración / Herrera Oria), al precio de 3€.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto