Peripecias de la brigada poética en el reino de los autómatas

Con este poemario se estrena la nueva editorial asociativa Umbrales, a la que no cabe sino desear una larga vida. Peripecias de la brigada poética en el reino de los autómatas no es un poemario al uso, ¿poemas? ¿microrrelatos? Su título ya deja claro que se trata de poesía para la acción y a ese principio se ajustan los textos fuera de género: un conjunto de propuestas para poetizar el mundo, consignas para incidir en la vida programada; para abrir una brecha en el cálculo del orden y de las máquinas registradoras.

, Reseña por M.A. MAESO
20/12/12 · 13:40
Edición impresa

Con este poemario se estrena la nueva editorial asociativa Umbrales, a la que no cabe sino desear una larga vida. Peripecias de la brigada poética en el reino de los autómatas no es un poemario al uso, ¿poemas? ¿microrrelatos? Su título ya deja claro que se trata de poesía para la acción y a ese principio se ajustan los textos fuera de género: un conjunto de propuestas para poetizar el mundo, consignas para incidir en la vida programada; para abrir una brecha en el cálculo del orden y de las máquinas registradoras.

Aquí no cabe preguntarse con Hölderlin “¿para qué poetas en tiempos de penuria?” Alberto García-Teresa, en coherencia con su fe en la capacidad de la poesía para generar emoción, para modificar hábitos alienantes, para construir vida, atiende al cómo y sus peripecias son la respuesta: así y así, hasta cien veces así, nos dice él. Todo un programa realizable para poner en marcha mínimos gestos de sabotaje. De eso se trata, de enfrentar al lenguaje vacuo del político, la metáfora cargada de sentido; de agujerear los bolsillos de banqueros con punzantes tercetos; de darnos de bruces en el espejo con la brizna imaginada, con el palíndromo que enseña a mirar del revés. Una vez más, este poeta refresca el aire.

Tags relacionados: literatura poesía
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador