Lucas Sánchez
Autor de la novela 'Impostores'
"Me parece bastante sangrante que las ciencias no se consideren 'cultura'"

'Impostores' es una novela con ecos de Chuck Palahniuk y William March. Entrevistamos a su autor, quien ha colgado la novela en su web para que la puedas leer.

, Málaga
13/06/13 · 16:56
Edición impresa

Lucas Sánchez (1983) es un recién doctorado en Biología e investigador del Centro Nacional de Biotecnología que diseña vacunas y se niega a irse de España para poder seguir viviendo de la ciencia ya que para él la ciencia no es el único motor de su vida. Esto se constata al conocer que colaboró con Público, es músico, DJ y ahora, además, escritor y editor de su primer libro, Impostores, motivo por el cual se ha cometido esta entrevista. Nada defensor de “el que mucho abarca poco aprieta”.

¿Cómo surgió la idea de autoeditarse?

Tras escribir Impostores, contacté con Random House Mondadori y pasó el informe de lectura pero solamente publican uno o dos autores noveles al año y el informe económico era desfavorable. Entonces conocí la revista Orsai y la película El Cosmonauta, ambas financiadas mediante crowdfunding y me enamoré ya que odio la industria cultural tal y como está organizada, así que decidí seguir sus pasos. Gracias al estudio web Quality Devs puede hacer posible este sueño, ya que hicieron la mejor web posible (impostores.es) y confiaron en mí desde el comienzo. Lancé la web con el texto accesible para ser leído por cualquiera, se puede comprarse en formato digital sin DRM por 3 € y el crowdfunding para lanzar una primera edición de 500 libros a diez euros con licencia Creative Commons. De los 5000 € que pensaba recaudar, me quedé cerca e imprimí la edición igualmente. Ahora el crowdfunding continúa para pagar la traducción al inglés.

Tu libro ha tenido aplicaciones inesperadas

Sí, una investigadora en dislexia se enamoró del texto y ha realizado un estudio científico en compresión para disléxicos utilizando textos de mi novela. También un grupo hindú nos está ayudando para hacer una app en smartphones que lea el libro a personas con problemas visuales.

Investigador, ex-periodista, bloguero, músico, DJ, escritor, editor... ¿Cómo se compatibiliza todo eso?

La verdad es que no lo sé, no te creas que lo llevo excesivamente bien. Eso sí, no recuerdo haberme aburrido en los últimos años. Es una cuestión de ir complicándose la vida poco a poco haciendo cosas que te apasionan. Y supongo que sacrificando otras. Pero al final da tiempo a todo y te das cuenta de que ni puedes ni quieres sacar tiempo para tirarte en el sofá a aburrirte.

¿Qué opina de la división entre ciencias y letras?

Supongo que es de ese tipo de divisiones necesarias en alguna ocasión y absurdas en el resto. Yo cada vez las mezclo más, de hecho, me encantaría escribir una sección en alguna parte llamada "Ciencia para gente de Letras" que no fuera divulgación. Que se hablara de ciencia en lenguaje literario. Me parece bastante más sangrante que las ciencias no se consideren "cultura". En el mundo de la cultura en mayúscula, me refiero.

¿Cómo te ha afectado los recortes en investigación?

Bastante. Aun así, no somos un buen laboratorio para quejarnos, puesto que contamos con varios proyectos internacionales que hacen menos notables los recortes. De todas formas recuerdo que cuando entré en el laboratorio hace siete años éramos cerca de 22 personas y ahora apenas quedamos 12. Aun así, lo peor parece que está por venir.

Háblame de tu faceta musical

Mi faceta musical es la más vieja de todas. Llevo unos 15 años con una guitarra bajo el brazo. He sido alumno muchos años (estudié música durante los años que estuve estudiando Bioquímica) y profesor otros tantos. En su momento impartí clases de armonía moderna y jazz pero tuve que dejarlo cuando empecé el doctorado. Durante un tiempo fue mi única fuente de ingresos. He estado en varios proyectos musicales pero ahora estoy en el más serio de todos y el 16 de mayo hemos sacado nuestro primer disco, “Turning the lights on” con el grupo Leftover Lights y la aventura está siendo muy interesante. Básicamente estamos cumpliendo nuestro sueño, poco a poco.

También pincho el segundo sábado de cada mes en un pub de Malasaña. Es un hobby que siempre quise tener. La verdad es que es un gustazo que te paguen por poner música mientras te tomas una copa. Un lujo.

Impostores de Lucas Sánchez (Autoeditado).

Una novela autoeditada, financiada mediante crowdfunding, con una primera edición Creative Commons limitada a 500 ejemplares donde el estilo de Chuck Palahniuk se deja notar en sus 146 páginas. Podría contar el argumento de este libro de rápida y voraz lectura pero suscribo el acuerdo entre al autor y los personajes de no desvelar “ningún detalle de lo que habite entre sus lomos físicos o digitales” expresado la contraportada. Como pista diré que me retrotrae en algunos de sus capítulos a la memorable Compañía K de William March. Cada uno de sus deliciosos y cortos capítulos libera dopamina en tus sinapsis y te invita a tomarte una pausa entre cada uno de ellos para asimilarlo y disfrutarlo. La guinda de este pastel es la lista de las 32 canciones que inspiraron cada capítulo, digna del músico y DJ que también es Lucas Sánchez. Recomiendo leer el libro con la compañía de la lista de reproducción disponible en Spotify del libro. Se puede encontrar libremente en impostores.es, donde también se puede comprar el libro.

Tags relacionados: literatura
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Lucas Sánchez / Archivo Diagonal
separador