"Nosotras vamos de fucsia y lo pasamos mejor"

Feminismos made in Sur. Durante diez días,
bares, teatros y el CSO de la Fábrica de
Sombreros han visto desfilar a ladyartistas
procedentes del drag, la fotografía, la pintura,
el cine, el flamenco y el bricosexo.

14/05/09 · 0:00
Edición impresa




Marta es una de las organizadoras
de Ladyfest, un festival
que afronta en Sevilla una
nueva edición después de una
etapa de incertidumbre generada
por el desahucio de la anterior
sede de Casas Viejas. La
edición de este año
contará con
un taller de dildos y bricolaje
sexual Háztelo Tú Mismx y las
actuaciones de grupos como
Perra Vieja, The Ladyfest Sur
Little Band o las raperas KMK.

¿Cómo surge el proyecto
Ladyfest Sur?


El Ladyfest Sur no es una sucursal
del Ladyfest Spain; aquí surgió
hace dos años, cuando a una
compañera de la facultad de comunicación
se le ocurrió hacer
unas jornadas de mujeres y música
independiente. Nos reunimos
chicas que teníamos grupos
en Sevilla. Todas escribíamos de
música, éramos DJ o estábamos
relacionadas con la música alternativa:
rock and roll, indie,
pop… y todas habíamos vivido
situaciones en las que por ser
mujeres habíamos tenido que
demostrar que sabíamos hacer
música o que sabíamos de lo que
estábamos escribiendo.

Muchas cuentan que cuando
van por ahí con sus compañeros
hombres del grupo, al llegar
siempre las tratan como las niñas
monas que hacen los coros,
o el técnico de sonido sólo habla
con los tíos, y a ninguno se le
ocurre que son ellas quienes
componen las canciones. Estas
historias les pasan al 99% de las
tías que están en la música, y encima
en la música underground,
que se supone que no debería
repetir los patrones de la música
de consumo masivo.

Entonces surge la idea.
Habíamos visto en Internet el
de EE UU y nos montamos un
Ladyfest en un mes, en el centro
social Casas Viejas. Lo lla-
mamos Ladyfest 0, con la idea
de presentarnos y que la gente
supiera un poco de qué iba el
rollo y para sacar pelas para
montar uno más grande. Eso
fue en mayo de 2007, luego vino
el desalojo de Casas Viejas
y la okupación de la Fábrica de
los Sombreros
y por eso hemos
tardado dos años en montar el
que sería Ladyfest 1.

Además de la gente que os ha
planteado propuestas artísticas,
a raíz de esta convocatoria
¿se os ha sumado algún grupo
de mujeres que estuviera trabajando
aquí en Sevilla, que les
haya gustado el proyecto?


No. Bueno, el colectivo feminista
de la Fábrica (La Otra) se ha
sumado en la organización del
Ladyfest y también Pantera
Rosa, el otro colectivo que está
por aquí. Se nos está acercando
mucha más gente del mundo
del arte, la creación, que le interesa
poner el feminismo en primer
plano, presentarse como
artistas feministas, que gente
de colectivos, que están un poco
apagados. Más bien segregados
entre generaciones.

¿Qué significa ser una ladyartista?

Lo que siempre decimos es que
no es un espacio para mujeres,
que no es un festival de mujeres,
sino de personas feministas,
o de personas Lady. Es una
actitud que consiste en ser feminista,
oponerse al machismo
y a los sexismos y además no
queremos cerrar muchas direcciones
dentro del movimiento
feminista, de los diversos feminismos.
Pero sí tenemos claro
que el feminismo va mucho
más allá de las políticas de
igualdad. Somos feministas anticapitalistas
y estamos haciendo
esto en una casa okupa,
¿no? Tenemos un planteamiento
político que desde la política
de género va mucho más allá
que solamente el género. Y ser
Lady es asumir precisamente
esto: querer hacer las cosas como
las hacemos aquí, porque
nos apetece, con unos ritmos
tranquilos y reposados, para
divertirnos que es por lo que
estamos haciendo esto.
El programa da cabida a multitud
de feminismos diversos.

¿Crees que los nuevos enfoques
feministas abren el arte
a todas las personas, no sólo a
las mujeres?


Difícil pregunta (risas). Cuando
empezamos con la idea del
Ladyfest, la primera respuesta
que tuvimos es que mucha gente
estaba harta de los festivales
de mujeres. Mujeres incluso que
están muy hartas de ir a sitios y
que las llamen por ser mujeres,
donde reúnen a gente que lo
único que tiene en común es una
letra en el DNI –que eso, además,
no define nada.

Una cosa de la que estamos
orgullosas es que nuestra generación
tiene bastantes problemas
para definirse como feminista.
De todas las etiquetas
que te pueden poner esa es la
que más cuesta, y de repente
en esta ciudad, al hacer una
convocatoria tan abierta, nos
ha salido un montón de gente
que ni sabíamos que estaba por
aquí o que pudiera estar interesada
en esto, gente que está cómoda
y contenta de participar
en un evento que se define como
feminista. Y eso simplemente
ya es un paso importante
y cumple uno de los objetivos:
visibilizar el espacio. La
apuesta es convertir las miradas
feministas en algo más
transversal.

Otro de los objetivos era
mostrar que el feminismo en
Andalucía está copado por el
feminismo institucional del
PSOE y la agenda de los feminismos
oficiales es muy limitada:
básicamente mujeres emprendedoras
y mujeres maltratadas.
La segunda área de actuación
nos parece, por supuesto,
muy necesaria. Pero
creemos que dentro de las personas
feministas hay una gran
diversidad, y un montón de inquietudes
y de imaginario que
no se cubre o se deshecha desde
la institución. Queremos
mostrar que hay mucho más,
que estamos aquí y también somos
feministas. Es una respuesta
a su agenda feminista
rancia violeta claro. Nosotras
vamos de fucsia y nos lo pasamos
mejor.

Ladyfest Sur
o el ataque
de las Ladies

_ Sevilla, un sol abrasador, y en el
centro de la ciudad, un puñado de
ladies dispuestas a atacar a nuestras
conciencias y a hacernos mover
el esqueleto. Durante las dos primeras
semanas de mayo ha tenido
lugar el Ladyfest Sur, punto de
encuentro de multitud de artistas
cuyo objetivo común es hacernos
mirar desde el otro lado.
Conciertos como el de [Marina
Gallardo->http://www.myspace.com/marinagallardo], cantante Folk-rock de
Cádiz, o [The Ladyfest Sur Big Band->http://ladyfestsur.blogspot.com/2009/05/ladyfest-sur-big-band.html]
de Sevilla son pruebas de que las
chicas en la música no son parte
del decorado.
Con una vocación radical, heterogénea
y plural, los talleres de drag, el
cómic femenino underground, las
mesas redondas de feminismo y autogestión
y acción poética, o el ciclo
documental -«somos muchas y
valientes»- han formado parte de
una programación que demuestra
que el feminismo, en el arte y en el
sur, 'sin embargo, se mueve'.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto