“No hacen falta tapones para escucharnos en directo”

Fasenuova presenta A la Quinta Hoguera,
en el que desde la electrónica industrial nos
transportan a su mundo, donde el ruido
y el baile son sinónimos.

01/11/11 · 8:00
Edición impresa
JPG - 136.2 KB
Foto: Helena Exquis

¿Cómo surge Fasenuova? ¿Por
qué cambiasteis de nombre?

“Fase nuova” fue una expresión
que encontramos en un
texto de Galileo Galilei que hablaba
de las fases del planeta
Venus. También fue una de las
primeras canciones que compusimos
en nuestra etapa como
Goodbye. Goodbye era un
nombre anecdótico, aunque
expresaba, de alguna manera,
la idea del cambio permanente,
igual que Fasenuova.

¿Qué se puede encontrar en
A la quinta hoguera?

Es un trabajo dedicado a celebrar
el poder transformador
de la música y del lenguaje.
Es un trabajo meticuloso, con
el sonido muy buscado, que
resulta de una sesión de improvisación
que luego hemos
ido mejorando al detalle y que
nuestro productor Enrique
Guisasola G-Kahn, ha potenciado
hasta el resultado final.

Vamos a bailar la noche,
Amar es bailar…¿estamos ante
un disco de baile?

Toda nuestramúsica es de baile
y ése es uno de nuestros temas
a la hora de escribir.
Nosotros bailamos esta música
y la gente en nuestros conciertos
también.

Es curioso lo que contabais
sobre un concierto en donde
quien más apreciaba vuestra
música era el “loco” del pueblo
¿Es ese el público que
buscáis?

Fue algo que nos llamó la
atención en momentos en los
que nadie nos quería ver y nos
contentábamos pensando que
si había una conexión entre
nuestra música y las mentes
más especiales era que lo estábamos
haciendo bien.

¿Os está acompañando mucha
gente en vuestro baile?

Para nosotros es increíble ver
cómo ha aumentado el número
de seguidores que tenemos
y cómo los conciertos tienen
tanta expectación.

¿Cómo los describiríais?

Tocar uno de nuestros directos
es algo definitivamente especial.
Nuestro set es muy
exigente y tenemos que volcarnos
mucho en él para llevarlo
a cabo. Y es una sesión
muy energética, en una especie
de visión, en otro mundo,
que es el escenario; estar allí,
delante de la gente, que nos
mira, que baila. La misma
prueba de sonido es algo espectacular
como vivencia.
Siempre están precedidos de
mucha expectación...

No hacen falta tapones para
escucharnos en directo, son
todo mentiras y embustes, y
aunque alguna vez se haya caído
el techo mientras tocábamos,
nuestros conciertos son
muy divertidos y excitantes.
Con ponerse un poco lejos del
escenario ya está. Aunque las
veces que hemos tenido al público
muy cerca gritando han
sido las mejores.

Vuestra música genera sensaciones
que igual otras músicas
no consiguen, y lo mismo
te agrada, que te altera o te hace
bailar, ¿cuál es el objetivo a
la hora de hacer los temas?

El objetivo fundamental es
nuestra expresión, en realidad
ese objetivo está en nosotros
mismos: encontrar la libertad a
través de la creación. ¿Sabes?
es un momento epifánico crear
una canción, ver cómo se desarrolla
en sus primeros compases,
vivir dentro de su sonido,
como si estuvieras bañado
en él, cuando la ensayamos y
la vamos construyendo.

¿Qué tal la experiencia junto
a Discos Humeantes?

Discos Humeantes era lo que
necesitábamos. Un sello comprometido
con nosotros, serio,
un sello al que le gustase de
verdad lo que hacíamos. No
imaginamos que hubiese una
coyuntura mejor en la que sacar
nuestro disco y a la vista
está el resultado de nuestra
asociación con Pablo. La situación
ideal es que quien te saca
el disco esté convencido de lo
que hace y lo considere algo
realmente importante. Mejor
todo el compromiso de un sello
pequeño con las ideas claras
y con la capacidad de trabajo
que tiene Pablo que no
ser una pieza más en el rompecabezas
de una gran compañía.

¿Habéis tenido algún contacto
con esa “industria” musical?
¿Cuál es vuestra opinión
al respecto?

En realidad es un reflejo del
mundo en el que vivimos, con
todos sus logros y con todas
susmiserias. Siempre jugamos
con su identidad en nuestro
trabajo y, de hecho, somos un
grupo ruidista que hace ‘hits’.

El disco además sale únicamente
en vinilo. ¿Es por esto
por lo que también lo “regaláis”
en la red o hay algo más
aparte?

Tenía que ser en vinilo.
Primero por el sonido. El que
escuche nuestro disco en vinilo
sabrá de lo que hablamos.
También por la edición: por el
objeto. Y lo de regalarlo en la
red era algo que queríamos
hacer. Dejando claro que nosotros
consumimos así mucha
música pero que cuando un
disco nos gusta lo compramos.

Vais a grabar para la Fundación
Robo. ¿Qué os parece esta
iniciativa?

Es una iniciativa muy original
que está poniéndonos en un
aprieto, porque nunca hemos
hecho algo así. Es todo un reto
y por eso lo afrontamos.
Somos seres políticos pero es
algo totalmente nuevo para
nosotros. En nuestra imaginación
operan otras claves a la
hora de componer y de tocar.

Decís que en el fondo sois una
banda de Rock and Roll. A eso
se le pueden poner muchas
pegas si no lo explicáis...

Somos una mezcla. Lo que pasa
es que esa mezcla no está
del todo buscada, somos lo que
nos sale, que seguro que es la
mezcla de muchas cosas.

- [Descarga 'A la quinta hoguera'->http://discoshumeantes.bandcamp.com/album/fasenuova-a-la-quinta-hoguera], el último disco de Fasenuova (bajo licencia CC-by-nc-nd).

Tags relacionados: Música
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Foto: Helena Exquis
Foto: Helena Exquis
separador