La tormenta económica no malogra la cosecha en el festival de cine de Gijón

Ni la crisis ni los cambios políticos parecen amenazar la continuidad del Festival Internacional de Cine de Gijón, que ha vuelto dar un año más muestras de su salud y vitalidad.

09/12/11 · 17:00
Edición impresa
JPG - 126.5 KB

Que la 49 edición del Festival
Internacional de Cine de Gijón

se presentaba difícil era un secreto
a voces.

A los problemas
creados por la crisis económica
y los recortes, que ya se han
llevado por delante entre otros
certámenes la Mostra de Cine
de Valencia, se unía este año
la nueva coyuntura abierta en
mayo,
con el relevo en
Asturias y Gijón del PSOE por
el Foro Asturias Ciudadano
(FAC).

El temor a un desencuentro
entre el partido de
Francisco Álvarez Cascos y el
festival
que dirige José Luis
Cienfuegos flotaba en el ambiente
cultural asturiano, sobre
todo teniendo en cuenta
los broncos desencuentros
que mantienen los nuevos gobernantes
con las direcciones
de dos emblemas de la política
cultural socialista en la región:
la Semana Negra de Gijón y el
Centro Niemeyer. El éxito de
crítica y de público de la 49
edición del FIC Xixón parece
haber contribuido a disipar rumores.

Por si acaso, el jurado
internacional
apostillaba al
hacer público el palmarés “su
apoyo al Festival Internacional
de Cine de Gijón por su inestimable
y necesaria labor en defensa
del cine independiente”.

No lo ha tenido nada fácil el
jurado para elegir este año
dentro de una sección oficial
caracterizada por la calidad de
las cintas exhibidas.
Quizá por
ello el premio ha tenido en esta
ocasión que ser compartido

por dos filmes: la película
francesa Declaración de guerra,
de Valérie Donzelli, y la
argentina El estudiante, de
Santiago Mitre.

Thriller en la academia

La primera, una inusual visión,
lejos del melodrama lacrimógeno,
sobre el cáncer,
repitió en
Gijón el éxito que ya ha cosechado
en Francia, donde la historia
de esta pareja cuyo hijo
padece un tumor cerebral ha
cautivado a crítica y público.

El
estudiante es un thriller político

ambientado en la Universidad
de Buenos Aires en el contexto
de unas elecciones al rectorado
caracterizadas por la turbiedad.

Viene firmada por Santiago
Mitre, guionista habitual de
Pablo Trapero
(Mundo grúa,
Familia rodante…), quizá el cineasta
independiente argentino
más internacional, y es su
debut como director. Cosa poco
habitual, se alzó con el premio
del jurado internacional y
el del jurado joven, dos fallos
que por lo general no suelen
coincidir, así como con el premio
al mejor guión.

‘Indie’ norteamericano

El cine independiente norteamericano
viene siendo una de
las constantes en la programación

gijonesa. En esta ocasión
pudimos ver en sección oficial
el thriller psicológico de ribetes
fantásticos Take Shelter,
que obtuvo el premio especial
del jurado, así como el estreno
en el Estado español de las
nuevas, y esperadas, películas
de Todd Solondz y Miranda
July. Solondz, el autor de
Bienvenidos a la casa de muñecas

y Happiness, vuelve a
dar muestras de su retorcido
humor negro en Dark Horse.

‘El estudiante’ está
ambientada en la
Universidad de Buenos
Aires durante unas
elecciones al rectorado

Solondz, el autor de
‘Happiness’, vuelve a
dar muestras de su
retorcido humor negro
en ‘Dark Horse’

El protagonista absoluto de la
función es Abe, otro de los
“frikis”
que pueblan el universo
solondzniano, en este caso
un eterno adolescente treintañero
sobreprotegido por sus
padres (Mia Farrow y
Chistopher Walken), y tan
narcisista como insoportable.

Sus patéticas peripecias son
narradas por Solondz con
gracia, aunque la película decae
en su segunda mitad,

cuando una vez presentado el
personaje, su creador ya no
tiene mucho más que contarnos
de él. La distancia entre
un prometedor comienzo y un
resultado mucho menos interesante, también está presente
en The Future. Aquellos a
los que la multifacética
Miranda July
(actriz, cineasta,
escritora y artista plástica)
nos había deslumbrado con
Tú, yo y todos los demás, teníamos
muchas ganas de hincarle
el diente a su segunda
película.

Sin embargo el resultado
está por debajo
de lo
esperado. The Future es la
historia de una pareja de precarios
treintañeros desorientados
en busca de un sentido
a sus vidas, y es innegable
que hay momentos de mucha
poesía en la película, pero
también de tedio y cursilería.

En ‘Vuelo especial’,
FernandMelgar se
introduce en un Centro
de Internamiento
para Extranjeros suizo

‘The Black Power
Mixtape’ nace a partir de
las grabaciones de la
televisión sueca en los
guetos negros de EEUU

Por último, en el capítulo de
cine independiente americano,
Terri, de Azael Jacobs, ha
sido una de las sorpresas
más
agradables. Una pequeña película
cargada de humor y ternura
protagonizada por un
adolescente obeso que acude
a todas partes en pijama, y que
vuelve a demostrar que John
C. Reilly (Chicago, Magnolia,
Boogie Nights), que interpreta
al director del instituto donde
estudia Terri, es uno de los
grandes actores del cine norteamericano
actual.

Cine social

El cine social es otro de los ingredientes
básicos
del menú gijonés
de todos los años. En esta
ocasión nos ha permitido descubrir
a un magnífico cineasta,
el hispano-suizo Fernand
Melgar, cuyos filmes sobre la
inmigración han levantado ampollas
en la confederación helvética.

En el documental Vuelo
Especial/Vol Spécial,
presente
en la sección oficial de Gijón,
Melgar se introduce en un
Centro de Internamiento para
Extranjeros suizo, donde los inmigrantes
esperan meses y meses
a ser expulsados a sus países.

Nada de las esperables palizas,
condiciones denigrantes,
y los previsibles seguratas sádicos.

Por el contrario mucho
buen rollito y educadas maneras

en las formas, en una suerte
de xenofobia de guante blanco,
que Melgar, hijo de andaluces
emigrados a Suiza, pone al descubierto
con fina destreza.

Otra de las agradables sorpresas
del festival ha sido The
Black Power Mixtape, otro documental, en este caso nacido a
partir de las grabaciones
previas
que reporteros de la televisión
sueca recogieron entre
1967 y 1975 en los guetos negros
de EE UU. El movimiento
por los derechos civiles y el partido
de los Panteras Negras

atrajeron la atención de los periodistas
escandinavos, que pudieron
entrevistar a muchos de
los más destacados líderes afroamericanos
de aquellos convulsos
años. Cien minutos de
asombroso material de archivo,
en el que destacan joyas como
una entrevista de la época a
Angela Davis.

Glawogger y el documento de oficios varios

Prácticamente desconocido en España, el cineasta austríaco
Michael Glawogger ha sido objeto de una de las
retrospectivas más interesantes del festival.

Nacido en 1959
se trata de un autor con una trayectoria que arranca en los
años '90 y que ha alternado el documental y la ficción, con
una vocación social, etiqueta ambigua y difusa donde las
haya, muy acusada.

A él le debemos la impresionante trilogía
de la globalización, una serie de documentales que
comenzó con el fresco sobre las grandes ciudades titulado
Megacities, y cuya última pieza, presentada en Gijón, es
Whores' Glory, retrato global y sin prejuicios sobre el mundo
de la prostitución, en el que el austríaco mantiene su mirada
fría y distanciada, pero ahora también más intimista,
para abordar de qué forma se ejerce el oficio más viejo del
mundo en un moderno local de Tailandia, un clásico burdel
de Bangladesh, y por último en la frontera entre México y
Texas.

Una obra espléndida, con música de Anthony and the
Johnsons, CocoRosie y PJ Harvey, que iguala su anterior gran
logro, el mastodóntico documental Workingman's Death, en
el que recorría los escenarios globales de los trabajos más
duros y peligrosos del planeta, acompañado en esa ocasión
por el jazz hipnótico de John Zorn.

Esperemos por el bien
del cine documental y de nuestra compresión de este complejo
planeta que habitamos que Glawogger no se limite a
una trilogía y continúe con su proyecto de retratar la globalización
con documentales tan brillantes como éstos.

Tags relacionados: Gijón Número 163 Audiovisual
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    11/12/2011 - 3:31pm
    Como asturfalante y soscriptor d’esti periódicu, paezme permal que nun Diagonal nun emplegue la forma tradicional del topónimu... Xixón, non Gijón.
  • separador

    Tienda El Salto