La reina del tecnicolor

El lanzamiento hollywodiense de la actriz dominicana María Montez (1912-1951) se produjo en los inicios de la Guerra Fría y formó parte de un conjunto de estrategias políticas y económicas postcoloniales impulsadas por el presidente Roosevelt para generar la imagen de una relación de “buena vecindad” con América Latina.

, Barcelona
13/12/12 · 13:39
Terenci Moix y Antonio Pérez Arnay escribieron un libro sobre la vida y filmografía de la artista

Películas de aventura de serie B filmadas en tecnicolor y protagoinzadas por María Montez, una dominicana exotica que se lanzaría a la fama con vestidos de fantasía y joyas brillantes.

Este proyecto de cine y geopolítica movilizó a políticos, empresarios y representantes de la industria cultural, en especial del cine, la radio y la música. La ofensiva ideológica tenía como principal objetivo maquillar el nuevo intervencionismo norteamericano y legitimar el abastecimiento de materias primas para EEUU.

Pero en los años '60, el director estadounidense Jack Smith (1932-1989) idealizó a Montez como icono de la cultura camp. Entre sus actos de devoción escribió un manifiesto estético titulado The Perfect Filmic Appositeness of Maria Montez e hizo elaborados homenajes a las películas de Montez en sus propias películas, como Flaming Creatures (1963).

De la filmografía de Smith sólo nos queda -además de algunos cortos- la película Flaming Creatures, posiblemente la más famosa de sus producciones. Una sátira de las películas de Hollywood B y una relectura travesti de la figura de la actriz María Montez. Las autoridades consideraron que algunas de las escenas eran de carácter pornográfico, así que el film fue prohibido y las copias de la película fueron confiscadas en el estreno.

El tiro por la culata: cine experimental

Flaming Creatures ultraja, y pretende hacerlo, pero no es pornográfica, si definimos la pornografía por la intención y capacidad manifiestas de excitar sexualmente. Sus personajes ambiguos y chispeantes, posan y gesticulan, danzan uno con otro, se libran a escenas diversas de voluptuosidad, frenesí sexual, romance y vampirismo, con la notable omisión del estricto coito, cargadas de ingenuidad y simpatía.

Jack Smith tocó todos los palos creativos, sobre todo como fotógrafo, performer, actor y director de cine underground. Su imaginación desbordante iba acompañada de un inconformismo político radical y un menosprecio total por el negocio de la cultura, cualidades que lo llevaron a vivir en condiciones extremas de precariedad.

Las creaciones de Smith son una referencia indiscutible del cine experimental de los años '60. Pionero de lo camp y lo thrash, usando medios de producción carentes de presupuesto (por ejemplo, material descartado o rechazado de otras películas) consiguió crear un cosmos visual que sería la base de la cultura drag tal como la conocemos en la actualidad.

Un siglo después de nacer: exposición en Canarias

Desde octubre se puede ver una retrospectiva de María Montez en la localidad de Villa de Garafía (La Palma de Gran Canarias), donde nació el padre de la actriz en 1873. La exposición presenta 14 carteles originales de películas que ella protagonizó, tarjetas ilustradas y recortes de periódicos pertenecientes la colección personal del escritor Antonio Pérez Arnay, que publicó el libro Maria Montez. La reina del Tecnicolor, junto a Terenci Moix, ambos ya fallecidos.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto