"ENTREVISTA CON XAVIER MONTANY_Ä, DIRECTOR DE ""MEMORIA NEGRA"""
La huella africana del nacionalcatolicismo

El periodista Xavier Montanyà
retrata en su última película
documental la influencia del
franquismo en Guinea Ecuatorial,
antigua colonia española.

02/10/08 · 0:00
JPG - 7.2 KB

El documental Memoria
negra nos
embarca en un viaje,
a veces alucinante
y surrealista, a la esencia
del colonialismo franquista en
Guinea Ecuatorial. “Lo que
más me ha interesado es ver
el franquismo en estado puro”,
afirma Montanyà durante
la entrevista que mantuvo con
DIAGONAL. “Así como en el
Estado español hicieron lo
que hicieron, y no es que estuviesen
muy cortados o inhibidos,
en Guinea es como
ellos querían fraguar su utopía,
intentan hacer el paraíso
soñado”, explica. Utopía
franquista que se plasma en
las imágenes de archivo que
nutren el documental. “Localizamos
unos documentales
del NO-DO que fueron una
mina. Hay cosas filmadas en
Guinea y, tanto la manera de
filmar, como el concepto, como
la voz en off, explican todo
lo que era el colonialismo
español de la época: la ideología,
la imagen, la puesta en escena
y el concepto que tenían
sobre los africanos”. “Es muy
impresionante ver desfiles de
niños falangistas en África. El
escritor guineano exiliado
Donato Ndongo explica que
cuando era pequeño iba a la
escuela en plena África tropical
y una de las cosas que le
decían al principio de la clase
era: ‘Somos españoles por la
gracia de Dios porque hemos
recibido la gracia de nacer en
España”. Más esperpentos:
“He encontrado cosas muy
curiosas, como corridas de toros
con toreros negros y desfiles
de semana santa. Los colonos
blancos que estaban en
Guinea adaptaron algunas
canciones falangistas al ambiente
en el que vivían como
aquella canción de Montañas
nevadas... que cambiaron por
Bosques tropicales...”. Además
de “monumentos a José
Antonio Primo de Rivera, a los
caídos por Dios y por España,
lo cual es alucinante”.
La manipulación de la onomástica
es otro de los rasgos
clásicos del colonialismo:
“Cambiaron el nombre de algunas
poblaciones”, narra
Montanyà. “Un pueblo que se
llamaba Bimvili pasó a llamarse
Valladolid de Guindiles,
otro llamado Niefang fue
sustituido por Sevilla de Niefang”.

“Tiene una parte folclórica
y algo absurda, pero es
muy fuerte”, añade. Gran parte
del ambiente se refleja en
una frase de uno de los protagonistas:
“Nosotros éramos
niños buenos que estábamos
consagrados al caudillo salvador
de España”. Y es que “toda
Guinea Ecuatorial era como
un feudo de Carrero Blanco,
del sector del franquismo
más integrista que tenía auténticos
delirios imperiales.
Intentaban seguir el espíritu,
¡qué ridículo!, de Isabel La Católica”,
exclama Montanyà.

“Lo más sorprendente es
ver cómo se implanta la Iglesia,
el nacionalcatolicismo, la
Falange, el sistema político
franquista y su ideología, y las
consecuencias que genera: es
una catástrofe. A lo mejor necesitan
dos o tres generaciones
para recuperarse. Han podido
transmitir su historia oral
y familiarmente, pero han
perdido mucho porque es un
proceso de amputación cultural”,
afirma el periodista catalán.
“Debido a que importantes
jerarcas franquistas y
empresarios a su alrededor tenían
intereses económicos
allí, todo esto fue silenciado”.

“El trabajo de archivo no ha
sido tan complicado como la
investigación periodística e
histórica”, afirma Montanyà,
que ha tenido todo tipo de impedimentos
y trabas para el
acceso a los archivos oficiales.
Y es que, durante la transición,
“Guinea se convirtió en
materia reservada”. “Si la
transición hizo pactos de silencio
sobre algunas cosas”,
reflexiona, “el caso de Guinea
quedó enterrado bajo toneladas
de silencio”. Además,
“hay muchas dificultades para
encontrar materia prima
para investigar; las fuentes
orales están muriendo, cuando
no fueron asesinadas en su
momento”, añade.
El documental deja un espacio
final para analizar y retratar
la historia de Guinea
tras la independencia y la influencia
del poso franquista.

“Les ha ido muy bien que se
sepa muy poco sobre las relaciones
entre España y Guinea”.
Montanyà afirma que
“actualmente es insultante
para el pueblo guineano y
para la idea de democracia
que España siga teniendo relaciones
con Guinea Ecuatorial
porque el gobierno de
Teodoro Obiang es una dictadura
denunciada por Amnistía
Internacional”. Además,
“cualquier acercamiento
a este individuo le da más
garantía legal e internacional”,
añade el periodista.
“Entre 2000 y 2005 Guinea
Ecuatorial cuadriplica la producción
de petróleo y de gas
y la esperanza de vida baja
de 49 a 43 años”.

LOS TESTIMONIOS DE LA 'MEMORIA NEGRA'
_ El documental, cuyas
escenas africanas han
sido rodadas en el
vecino Camerún debido
a que el gobierno ecuatoguineano
negó la
autorización al equipo
de rodaje, cuenta con
una veintena de entrevistas.
Entre ellas destacan
los testimonios
de prominentes colonos
españoles como el
misionero claretiano
Eduardo Canals o el
antiguo jefe de la Guardia
Civil en Guinea,
Luís Báguena. Además
de los relatos de exiliados
ecuatoguineanos,
como el escritor Donato
Ndongo entre otros,
así como la luchadora
independentista camerunesa
Marta Moumié.
También son entrevistados
importantes dirigentes
franquistas
como Manuel Fraga,
ministro de Información
y Turismo entre 1962 y
1969. Xavier Montanyà
explica que «hay sobre
todo mucha memoria
oral de la gente que
sale entrevistada que
ha ido aportando piezas
del puzzle. En un
tema del cual no se
hablado nunca o que
se ha hablado poquísimo,
conseguir que la
gente, que ha sufrido
violencia, crímenes y
muertes, hable en
público es difícil; para
ellos es un paso importante».
Y añade: «Por
contra es interesante
que para Fraga y compañía,
aunque no se
haya hablado y no
haya habido análisis
sobre el tema, no les
ha costado nada
hablar.
Otros se niegan: Herrero
de Miñón no ha querido
hablar a pesar de
que sabe mucho». Uno
de los personajes clave
de la narración, el
abogado Antonio García
Trevijano, da por
concluida abruptamente
la entrevista que
mantenía con Montanyà
para el documental
molesto con las preguntas
críticas.

Tags relacionados: Audiovisual Franquismo Memoria
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador