La magia, el ocultismo y el esoterismo se abren paso en DIAGONAL
La fascinación por lo oculto de la literatura rusa

De Rasputín a Stalin, los escritores rusos vieron indicios de lo oculto y lo esotérico por doquier. James Womack codirector de la editorial especializada en literatura rusa, Nevsky Prospects.

JAMES WOMACK

17/11/10 · 1:00

La literatura rusa siempre ha estado preocupada con lo oculto y lo
esotérico. Incluso los trabajos de los más importantes escritores
realistas del siglo XIX se encuentran repletos de momentos en los
que las tramas se tuercen del camino marcado para considerar el
Más Allá: los personajes de dos de las más importantes novelas
realistas, Oblomov (de la novela del mismo nombre) y
Raskolnikov (Crimen y castigo), tienen sueños fantásticos;
Nabókov ha escrito extensivamente sobre la estructura mítica y
artística de Ana Karenina
, una novela en la que abundan los presagios sobre el destino de su heroína.

Pero antes de finales del siglo XIX lo oculto no solía ser un tema
que concerniese a los autores rusos, y aquellos que evocan ideas
místicas sobre el mundo –Senkovski, Odoievski– fueron considerados
únicamente como miembros marginales del canon. Sin embargo,
durante el cambio de siglo lo oculto emergió de entre las
sombras para convertirse en una influencia importante y reconocida
en la literatura y la cultura rusas. Por distintas razones –la incertidumbre
económica y política, la influencia de la filosofía alemana–
en 1900 existían, solo en Moscú y San Petersburgo, unos
1.600 grupos espiritualistas
, sin contar con los masones, los teósofos,
o los conocidos como filósofos herméticos. Personas de todos
los niveles de la sociedad se interesaban por estos temas: una de
las causas principales por las cuales Rasputín logró su influencia
sobre la corte del zar fue debido a la predisposición del conjunto
de la cultura rusa de aquella época al misticismo.

Esta explosión de interés en lo oculto fue especialmente importante
gracias a la influencia que tuvo sobre los escritores rusos de
la llamada Edad de Plata, tales como Andrei Bieli o Alexander
Blok, quienes se inspiraron en
la teorías ocultas, y en particular
las obras del místico
Vladimir Soloviov
. Utilizando
la idea de Sofía –el principio
universal femenino del amor y
la armonía– tanto Blok como
Bieli produjeron colecciones
de poesía que utilizan historias
de amor individuales para desarrollar la imagen de la mujer como
una figura mística y trascendente
. Desafortunadamente, Bieli
identificó su Sofía en la persona de la mujer de Blok, pero esa es
otra historia.

En cuanto el interés por lo oculto apareció públicamente en la
literatura rusa, continuó influyendo y organizando la escritura a
lo largo del siglo XX. De hecho, la presencia de lo oculto a menudo
resulta ser la tabla de salvación para escritores que buscan un
antídoto a la rígida ortodoxia de cualquiera que sea el régimen literario
que han sufrido a lo largo de la historia de Rusia: las grotescas
fantasías de la primera poesía de Maiakovski utilizan temas
esotéricos como método deliberado de provocación al censor zarista;
Bulgakov se sirve de su ocurrencia de traer al demonio a
Moscú en El maestro y Margarita para enfrentar las fuerzas de la
anarquía contra la rígida sociedad soviética. Sin embargo, incluso
la literatura soviética oficialmente aceptada tenía espacio para investigaciones ocultistas
: los escritores de ciencia ficción, tales como
Alexei Tolstoi, Alexander Beliaiev o Alexander Bogdanov, se
sirvieron de la mezcla de lógica y fantasía del género para incluir
varias ideas esotéricas en sus obras. Y desde la caída de la Unión
Soviética hace 20 años, el esoterismo se ha convertido en el
principal tropo literario, como demuestran las obras de Alexander
Duguin y Alexander Projanov, escritores nacionalistas que encuentran
una dimensión oculta incluso en las acciones más cínicamente
políticas del Kremlin
.

Tags relacionados: literatura Rusia Libros
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    19/11/2010 - 10:24am
    <p class="spip">Me gusta el artículo y este par de incursiones que habéis hecho en lo oculto, pero me gusta sobre todo que estéis aplicando una perspectiva crítica y "distinta" para ello. Es un tema peliagudo, porque a pesar del entramado de estafa, charlatanería y "Nueva Era" que se encuentra en la superficie, hay cosas muy interesantes.</p> <p class="spip">Occidente posee una riquísima tradición místico-mágica que ha sido reprimida a lo largo de los siglos por el cristianismo, pero que en la época griega floreció junto a la más alta filosofía. Hubo un tiempo en que en la Academia de Atenas se enseñaban tres años de Platón, dos de Plotino, y dos de iniciación mistérica en los Oráculos Caldeos en los que se llevaban a cabo prácticas que iban en la misma dirección que la magia ceremonial que se desarrolló en el Siglo XX. Actualmente tenemos prácticas como la "Magia del Caos" o como "Thelema" que suponen críticas radicales a los conceptos subyacentes a la religión e incluso al propio sistema.</p> <p class="spip">Este tipo de prácticas, donde podemos abarcar desde la hermética y la teurgia griega a las órdenes del Siglo XX como A.·.A.·. o Golden Dawn y las tendencias más modernas e influídas por el movimiento punk en los 70, se alinean con la ciencia y consideran que lo "divino" es algo que cada hombre debe buscar y hallar si le interesa, pero que tener fe en lo que dice un cura que jamás ha tenido experiencia mística alguna y sólo ha leído sobre ello en un libro polvoriento escrito por algún místico hace un par de milenios, es simplemente ridículo. Hablar de dioses además, era apropiado para quien hace dos milenios se encontraba con una experiencia así, pero nuestras herramientas ahora nos permiten ser mucho más críticos con las experiencias sobre lo sublime y los extremos a los que podemos llevar nuestras mentes.</p> <p class="spip">Por supuesto esto es muy distinto de las nuevas eras, los cristalitos de litio, las canalizaciones, y la gran parte del negocio que se ha montado en torno a la superstición y las pseudoterapias de gurús aprovechados. Rascando lo suficiente (aunque hay que rascar pero bien), hay una corriente radical y liberadora que puede ser muy importante desarrollar como parte de una concepción revolucionaria sobre la realidad, que está fuera del mercado y se niega a entrar en ese juego. Por eso os recomiendo esta página, también a los redactores, ya que allí se mueven muchas de estas cosas: http://www.decondionamiento.org</p> <p class="spip">¡Un saludo!</p>
  • 4_rasputin-ii
    separador

    Tienda El Salto