La convivencialidad

En un momento en el que estamos muy necesitados de construcción teórica, la publicación de La convivencialidad viene a llenar un importante vacío en el análisis de las estructuras de dominación del sistema, que van mucho más allá de lo económico. Para Illich el capitalismo no es sólo un tipo de organización económica: es una forma de domesticación que ha ido colonizando cada vez más espacios, extendiendo sus estructuras de control a todas las instituciones sociales.

, Reseña por Layla Martínez
28/11/12 · 19:57
Edición impresa

En un momento en el que estamos muy necesitados de construcción teórica, la publicación de La convivencialidad viene a llenar un importante vacío en el análisis de las estructuras de dominación del sistema, que van mucho más allá de lo económico. Para Illich el capitalismo no es sólo un tipo de organización económica: es una forma de domesticación que ha ido colonizando cada vez más espacios, extendiendo sus estructuras de control a todas las instituciones sociales. La lógica de la producción capitalista –basada en un crecimiento permanente y exacerbado– ha salido de la fábrica y se ha extendido a ámbitos como la escuela, los hospitales, el sistema de transportes o la tecnología. De esta forma, las instituciones sociales que antes eran ajenas a la lógica industrial han ido adaptándose a ella cada vez más, hasta acabar respondiendo a las necesidades de dominación del sistema y no las de la sociedad. Así, la única posibilidad de dejar de ser esclavos de las instituciones que deberían servirnos es construir una sociedad convivencial, en la que se fijen colectivamente los objetivos y los límites de estas instituciones, para evitar que caigan en un crecimiento ilimitado que las acabe convirtiendo en nocivas. Sin duda, una reflexión brillante de un autor injustamente olvidado.

Tags relacionados: ensayo literatura
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto