MÚSICA GARAJE
Los Infierno, el rock’n’roll que pica

De gira por España, te ofrecemos una crónica del concierto de Los Infierno en Roma.

11/07/13 · 13:20

En un domingo romano ya dominado por los tristes espacios musicales veraniegos repletos de versiones de Dire Straits y agrupaciones de música balcánica, había una esperanza representada por el concierto de Los Infierno en aquel Sinister Noise que sigue apostando por el underground sin caer en los vicios de los cotos de caza para hípsters.

Los Infierno es una banda del Distrito Federal activa desde 2009, formada por integrantes de Lost Acapulco y Los Explosivos y está de gira europea, en España están tocando el 9 y el 13 de julio en Madrid, el 10 en Barcelona, el 11 en Valencia y el 12 en Benidorm.

En menos de cinco años se han convertido en una abrumadora realidad, han colaborado con músicos de todo el mundo, empezando por los peruanos Los Saicos, que empezaron a tocar en 1963 y son por esto considerados como la primera banda garage punk del mundo. No obstante los anglófonos siguen situando la paternidad del genero alrededor de los '70.

Aunque los miembros de Los Infierno procedan de afirmadas realidades de la música garaje-surf-punk mexicana lo que parece claro es que este proyecto tiene poco a que ver con los pasados individuales y mas con el indefinido genero del rock’n’roll. De hecho uno de los temas mas escuchados en youtube et similaria es “soy el Rock’n’Roll”, lema que recurre en las camisetas negras que venden y que llevarán en el momento de subir al escenario.

Lo primero que se piensa cuando empieza el show es “profesionales, muy profesionales” (con un tono a lo Manuel Manquiña) porque esta gente sabe tocar, lo segundo es “qué bien se lo pasan”. La buena onda que desprenden es encomiable, liderada por la actuación de Chok Hermoso que consigue en menos de un tema hacerse con toda la platea. Aunque sean todos unos personajes, incluido el tour manager, muy preocupado por eventuales robos en la furgoneta, Chok representa el escaparate a través de los cuales Los Infierno se expresan visualmente. Baila, rompe un cable de un micro y consigue arreglarlo, pide el ritmo a las palmas de los presentes, liga, habla italiano con un maravilloso acento indicando dónde comprar los discos, suelta unos “ayayayayayayayayaya” y se mueve con soltura por el palco involucrando a los otros miembros, que tocan felices y de buen rollo.

El espectáculo es algo distinto de lo visto pocos días ante en el mismo escenario con Guitar Wolf, profetas del garaje japonés que, a pesar de los diez discos y una dilatada experiencia, han hecho la triste figura de unos veteranos en busca de dinero que venden un producto obsoleto y de mala factura, obligados a mantener la estética, acompañados por una técnica de sonido que ha conseguido destrozar “Jet Generation” a través de una errónea gestión de los feedback. Después de esta paréntesis, hay que volver a hablar de lo que por una hora ha obligado a un inamovible como un servidor a tener el ritmo con el pie. Los temas son todos animados, con ecos que se pueden buscar en el patrimonio musical de los últimos 50 años, el publico aclama la versión de “Sono un ragazzo di strada” de los I Corvi (a su vez versión de I Ain’t No Miracle Worker de The Brogues) incluida en el repertorio de los mexicanos después de una colaboración con los italianos Barbacans.

Se acaba el concierto y la fiesta se traslada a la barra, donde se festeja el cumpleaños de la etiqueta Dead Music que ha patrocinado el acontecimiento y se celebra el concierto de Steddie & the Buried Marilyns, “hombre-banda” romano en el mismo espacio donde hace una semana ha tocado el valenciano Tumba Swing. La ocasión perfecta para beber unos tragos con la banda y salir a fumarme un cigarro con Esteban 'Crunchy' López, guitarra de Lost Acapulco, productor y hombre dotado de muy buena conversación.

Me confía que es su séptima gira europea y que ya está mas tiempo afuera que en su casa en la Colonia Roma, (Bell Sabú Sánchez, el otro guitarra, está simultáneamente de tour con Los Infiernos y con Los Explosivos y vive en movimiento). Dice Crunchy que lo de Los Infierno ha sido un éxito que ha seguido un proyecto muy bien trazado, también por la experiencia acumulada por los integrantes.

Pasamos a hablar de Europa, de lo que se nota en los cachés y en la venta del merchandising el hecho de que, sobre todo la juventud, no tenga mucho dinero para gastar y que las giras ya se hacen casi solo para darse a conocer, con la esperanza de empatar las cuentas al final de todo. Luego tocamos asuntos privados y de ahí vamos a tomarnos la última copa, mientras los demás infernales se hacen fotos, beben y hablan en un idioma propio con todos. Será por los pelos que llevan, por lo que representa su tierra, pero algo es cierto, Los Infiernos son el rock’n’roll y son chingones.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto