CITA CON EL PUNK HECHO POR MUJERES
¡Hay una fiesta!

Las mujeres son las protagonistas
de Ladyfest, que llega este otoño
al Estado español. Reivindicación
política, celebración cultural
y autogestión.

13/06/06 · 20:51

El último fin de semana del mes de octubre se celebrará la primera edición en España de Ladyfest, un evento tan hedonista como reivindicativo que hermana feminismo, autogestión y punk. Los días 28 y 29 Madrid acogerá una iniciativa nacida hace un lustro con la intención de ser altavoz de propuestas musicales habitualmente ninguneadas y el deseo expreso de servir de marco para el intercambio de experiencias artísticas enfrentadas al orden patriarcal.

 

Hasta entonces, el grupo 
promotor invierte tiempo y 
energía en la organización de 
fiestas con un triple objetivo: 
recaudar fondos, dar a conocer 
el proyecto y disfrutar, 
que también se trata de eso. 
Al habla con Ladyfest Spain.

DIAGONAL: ¿Cómo surge la
idea de organizar Ladyfest en
el Estado español?

LADYFEST SPAIN: A partir
de la lista de correo del fanzine 
Fempunk nos unimos un 
grupo de personas de distintas 
partes del Estado. Conocíamos 
este proyecto de pasadas 
ediciones organizadas 
tanto en Europa como en 
Estados Unidos. La mayoría 
de nosotras estábamos vinculadas 
al movimiento Riot 
Grrrl de alguna u otra manera. 
Nos parecía una buena 
idea organizar un Ladyfest 
en nuestro país como una 
forma de activismo. Nunca se 
ha celebrado ninguno aquí y 
creemos que es necesario, 
que ha llegado el momento.

D.: ¿Qué respuesta ha obtenido 
la iniciativa hasta el momento?

L.S.: De momento, la respuesta
es positiva. Hay mucha 
respuesta internacional, 
de gente que ha participado 
en otros Ladyfests en Europa 
y en Estados Unidos, Canadá, 
etc. y también de gente 
de aquí que por diversas circunstancias 
ha colaborado 
en Ladyfests de otros países. 
Creemos que todavía existe 
mucho desconocimiento sobre 
la idea de Ladyfest en 
España y uno de nuestros primeros 
objetivos va a ser difundirla; 
además, hay un sentimiento 
muy solidario con el 
proyecto por parte de quienes 
ya lo conocen.

D.: ¿Se puede entender 
Ladyfest como una reivindicación 
del papel de la mujer 
como sujeto activo en la cultura, 
el arte y, por lo tanto, 
en la vida o se trata más de 
una celebración por la existencia 
de música creada por 
mujeres? Es decir, ¿prima el 
carácter político o el aspecto 
lúdico?

L.S.: La base del Ladyfest es 
una reivindicación política, 
pero la forma de reivindicarlo 
es una celebración vinculada 
a las manifestaciones 
culturales de mujeres, encuadradas 
en la cultura de la 
autogestión, el DIY (Do It 
Yourself, hazlo tú misma) y 
la escena underground. Pero 
lo lúdico no está reñido con 
lo político. Además, Ladyfest 
es un festival cuyo contenido 
no es solamente musical, 
sino que también se llevarán 
a cabo muestras de distintas 
disciplinas artísticas, talleres 
enfocados a la participación 
activa de las mujeres, y 
charlas que abran un campo 
de debate y de reflexión feminista.

D.: ¿Es Ladyfest una iniciativa 
para animar o incitar a las 
mujeres más jóvenes a vencer 
prejuicios y formar grupos 
o se enfoca más como 
punto de encuentro?

L.S.: Ambas cosas. Nos gustaría 
que, a partir del 
Ladyfest, mujeres jóvenes y 
no tan jóvenes venciesen 
prejuicios y barreras sociales, 
y se sintieran respaldadas 
al ver que hay una cultura 
de las mujeres, aparte
del ámbito institucional. Es 
un punto de encuentro para 
crear comunidad.

D.: ¿Se intentan conciliar 
dos realidades tan aparentemente 
alejadas como pueden
ser el mundo del rock 
(o del punk) y el activismo 
feminista?

L.S.: Tomamos del punk la 
esencia underground y la filosofía 
DIY que se concilia 
con el activismo feminista, 
que, en realidad, es la idea 
que comenzaron a desarrollar 
con el movimiento Riot 
Grrrl, donde tiene sus raíces 
el Ladyfest. El mundo del 
rock como ‘star system’ se 
aleja mucho de la idea original 
del rock como movimiento 
anti-sistema. El movimiento 
feminista comparte fundamentos 
teóricos y formas de 
actuación con el punk. 
Además, el proyecto original 
de Ladyfest nace en la escena 
punk.

D.: ¿Cómo contestáis a quienes 
acusan de sexista a una 
iniciativa como Ladyfest?

L.S.: ¡Qué chorrada! Es un 
festival sin ánimo de lucro 
para visibilizar el papel activo 
de la mujer en la cultura 
porque pensamos que este 
papel ha quedado solapado a 
lo largo de la historia. Eso no 
quita ni es contrario para que 
incluso dentro de la organización 
contemos con la participación 
de chicos que comparten 
nuestro punto de vista. 
Además, el Ladyfest está 
abierto a un público también 
masculino, y la participación 
artística masculina no está 
excluida, mientras que comparta 
protagonismo con las 
mujeres.

D.: ¿Cuál es el perfil de los 
grupos que os gustaría que 
formaran parte del cartel de 
Ladyfest Spain?

L.S.: Lo que principalmente 
buscamos en los grupos que 
participen en el Ladyfest es que las mujeres tengan un 
papel activo y protagonista 
en la parte creativa, además 
de que se identifiquen con la 
filosofía DIY. Grupos como 
Bratmobile, The Gossip, 
Hello Cuca, Sleater Kinney, 
Electrelane, por nombrar 
sólo unos pocos que han 
participado en otros Ladyfests, 
encarnan este perfil.

Antes, el día 16 de septiembre, 
tiene lugar en la sala 
Barbarella Pop Club de Madrid 
un concierto benéfico 
para recaudar fondos, con las 
actuaciones de Nacho Vegas, 
Garzón y Cohetes.

RECOGER EL TESTIGO

Ladyfest tiene sus raíces en el movimiento Riot Grrrl de principios de los '90, que trataba de acabar con la decepcionante imagen estereotipada de la mujer en el mundo del espectáculo y los medios de comunicación: la mujer sumisa ante el hombre, la mujer florero desempeñando roles que no superaban el ámbito de lo sexual, la mujer invisible en el mundo del arte de la antigüedad y reprimida en la actualidad. La mujer ahogada tenía los días contados, la gota que colmó el vaso había caído y así aparecieron bandas como Bikini Kill o Bratmobile que sin pelos en la lengua gritaron en contra de la opresión y el sexismo dando lugar al nacimiento de una comunidad feminista underground y a una tercera ola del feminismo.

En el verano de 2000, un grupo de mujeres de Olympia (Washington) organizaron un festival de una semana de duración para conmemorar el movimiento Riot Grrl. En él hubo actuaciones musicales, performances y talleres que congregaron a unas 2000 personas de todas partes del mundo, lo llamaron Ladyfest y al año siguiente otras ciudades como San Francisco, Atlanta, Los Ángeles, y Londres ya celebraban sus Ladyfest respectivos. Más tarde se unieron Glasgow, Bloomington, Indiana, Chicago y Nueva York y cada festival reflejaba las características autóctonas de cada comunidad. Esta lista ha seguido creciendo y, por fin, Madrid va a ser la primera ciudad española que celebrará un Ladyfest.

Tags relacionados: autogestión Feminismos Música
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador