Machismo musical
Guía básica de empatía con las mujeres

Ofrecemos una lista abierta de propuestas cordiales para fomentar relaciones igualitarias en la escena musical. Vale también para no indies.

08/01/13 · 18:35
Edición impresa
Guitarrista en concierto durante un festival Ladyfest / Sarah Anne Lloyd

¿Soy machista? Ésta es una pregunta que no tiene una respuesta evidente y, por lo tanto, conviene planteársela a menudo. El machismo es una línea continua y variable entre la agresión flagrante y comportamientos cotidianos más sutiles e invisibles, pero no inofensivos, conocidos como “micromachismos” (un término del psiquiatra Luis Bonino). Estas actitudes de “dominación suave”, reiterativas e insidiosas, están tan arraigadas que resultan difíciles de identificar y de evitar. Nadie puede decir de un día para el otro: “Se acabó, mañana ya no soy sexista”

Y entonces, ¿qué hacer?

Lo primero es asumir las propias contradicciones. Así se vive más relajada. Todas estamos en construcción y disfrutar de lo cuestionable no te hace necesariamente mala persona (pero no te duermas). También ayuda tener amigas feministas (varias y diversas). Imprescindible escucharlas. Y, tercero, cuestionar el propio comportamiento; no debe olvidarse que el varón bonito es el que cuestiona sus privilegios.

Por ejemplo, en relación con la presencia de mujeres en el ámbito musical (artistas y profesionales en sellos, conciertos, medios, listas del año, espacios diversos), quien tiene capacidad de decisión debería preguntarse: ¿Cuántas mujeres hay? Si son pocas, ¿por qué?

Los productos musicales (canciones, textos, vídeos) se pueden analizar con una serie de tests de sexismo. Como garantía de una mínima representación femenina, puede ser útil adaptar el test de Bechdel, utilizado normalmente en el análisis cinematográfico, según el cual en una película debe haber al menos dos personajes femeninos de los que se conoce el nombre y que hablan entre sí sobre algo más que un hombre. En la música no suele haber diálogos, pero alguna mujer que haga algo que no sea ser la pareja de un hombre es una buena señal. Como método de análisis crítico de textos de canciones resulta muy ilustrativa la técnica de la crítica musical Ellen Willis: invertir el sexo de los personajes y analizar la verosimilitud de la historia.

¿Y más allá de estos mínimos? Vamos bien cuando los textos cuestionan estereotipos femeninos y masculinos y ofrecen una visión positiva de roles de género y sexualidades no hegemónicas (en caso de dificultades de identificación, consultar a las amigas feministas). Un bonus sería tematizar la igualdad de género como una cuestión de justicia (en este caso, es imprescindible que el intento suene sincero).

Pero el machismo va más allá de los textos musicales en sí y se extiende a las actitudes personales en espacios físicos y virtuales (conciertos, salas, locales, foros), que son el terreno principal de reproducción de los micromachismos por parte de artistas, profesionales y público (aquí no se salva nadie). De nuevo cabría preguntarse lo que a nadie se le ocurre preguntar: ¿Es éste un espacio en el que las mujeres se pueden sentir cómodas? ¿Por qué? (en caso de dificultades para imaginarlo, consultar de nuevo a las amigas feministas).

Por último, se recomienda pasar del autoanálisis a la acción empática con las mujeres y la promoción de su inclusión. Algunas ideas: no imaginar que te diriges sólo a hombres cuando escribes tocas u organizas un concierto (en el público hay mujeres y son diversas); preguntar a las mujeres, darles la voz y escucharlas; no presuponer que tú sabes más que ellas y reconocer lo que las mujeres saben; no decirle a una mujer lo que tiene que hacer; reapropiarse de lo machista (por ejemplo, reinterpretando canciones con nuevas versiones que cambien el sentido); no presuponer que una masculinidad hegemónica hace a un hombre más atractivo... y utilizar un lenguaje inclusivo (no sexista), como el que usamos en esta breve guía.

Chuleta de réplicas frecuentes

1. “No te lo tomes así. Estoy siendo irónico”. La ironía puede ser útil para cuestionarse, pero no es excusa para desresponsabilizarse. Para dejar clara la ironía, se propone combinarla con textos sinceros que permitan contextualizar.
2. “Soy así / Soy un tío sensible que escribe desde el corazón. / ¿Qué pasa, que no puedo ser yo mismo en lo que escribo?”. Ok, pero prepárate para ser cuestionado.
3. “Muy bonito, pero el mundo es cruel y la realidad es X”. No asumas que tu experiencia y tu interpretación del mundo son universales.
4. “Esto no es sexista, a mi amiga X le parece bien” / “¿Quién eres tú para decir lo que es sexista y lo que no?”. Las fronteras entre lo sexista y lo no sexista pueden ser difíciles de definir, pero la decisión no es tuya. Tiene que ser pública y colectiva.

Estrategias de supervivencia para mujeres cansadas

1. Sororidad: Intenta no quedarte sola. Cuando dudas de ti misma o estás cansada, coméntalo con otras mujeres.
2. Ponte objetivos abarcables. No intentes empezar por convencer al más cazurro.
3. Mujer bonita es la que lucha, pero no todo depende de ti todo el rato. Si no puedes más, suspende un rato el juicio.
Después de bailar, será más fácil continuar al día siguiente.
Tags relacionados: Número 189
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

12

  • | |
    15/05/2015 - 3:01am
    Excelente artículo!! Gracias compañeras! La otra mitad de la población tenemos que dar pasos para reconstruirnos más humanos y menos machirulos SALUD Y FEMINISMO
  • <p>Excelente me han encantado las chuletas. &nbsp;La lucha es dura y no solo en la música, en las artes plásticas es igual y en la literatura. La clave es la unión, la comprensión y el apoyo continuo, no solo entre mujeres. Riot Grrrl ha muerto, pero ha dejado un gran legado que quizas vaya siendo hora de revisar y ver si de aquello tan bueno, puede surgir algo incluso mejor en los tiempos que corren.&nbsp;</p>
  • |
    Yop
    |
    06/03/2013 - 6:53pm
    Muy buenas. me gustaría poder aportar herramientas, que veo que hay gente demandándolas (tanto para hombres como para mujeres):<br /><br />Link de un fanzine titulado &quot;Torres más altas hemos visto caer. Pensamientos sobre el sexismo en los movimietos sociales y los espacios supuestamente liberados y cómo continuar hacia una lucha más antipatriarcal&quot; http://es.scribd.com/doc/38211347/Sexismo-en-Los-Movimientos-Sociales<br /><br />Link con otros dos fanzines (sólo conozco uno, que es el que recomiendo): Se llama &quot;Partes de mí que me asustan. sobre cómo superar la supremacía masculina&quot;. http://www.resistenciavegana.es/es/fanzines-variados/37-tematica-feminista.html<br /><br />Para quien quiera más información, más fanzines puede escribirme un correo a ideasderebelion@hotmail.com y ehcar un ojo a la web de la distri ideasderebelion.es.tl (falta por renovar el material que trata el tema del sexismo y patriarcado, pero si quieres, manda un correo y te contesto rapidito rapidito).<br /><br />En este link: http://www.alasbarricadas.org/forums/viewtopic.php?f=10&amp;t=44043 viene escrito, sin tener que descargar, el texto de &quot;Partes de mi que me asustan...&quot;<br /><br /><br />Espero que os sea de utilidad.<br /><br />Un saludo a todxs&iexcl;&iexcl;&iexcl;<br /><br />www.ideasderebelion.es.tl
  • |
    una mujer en la sala
    |
    31/01/2013 - 10:50am
    "inciso" acepto tu crítica, la manera en la que lo expresé no era muy políticamente correcta. Con "Los comportamientos machirulos del grupo de hombres en manada" quería ilustrar cuando un grupo de varones berrea y ocupa todo el espacio posible a su alrededor para que todo el mundo (quizá de modo inconsciente) sepa que están ahí. Yo creo que todxs sabemos a que me refiero y se ve todos los días, en las calles, las salas, los bares, si ya hay partido olvídate.....
    Que falta autocrítica, quizá, pero honestamente ni somos tantxs como debiéramos, ni mucho menos creo que sea peligroso, de momento que yo sepa el feminismo no mata. Para mi el hembrismo es una falacia, porque no existe como fenómeno. ¿Tu madre no cree que quizá lo que falta es tener más o al menos tanta benevolencia como se tiene con los comentarios de los hombres cuando la que pide la palabra es una mujer?

    Siento sonar sermoneante, estoy trabajando en mi estilo :p
  • |
    inciso
    |
    21/01/2013 - 8:42pm
    Hola "mujer en la sala". Aunque estoy de acuerdo contigo en la mayoría de cosas, si nos ponemos<br />a hablar de micromachismos (interesante concepto, por cierto), yo diría que he detectado algún que<br />otro microhembrismo en tu&nbsp;comentario. No me parece muy respetuoso hablar de "hombres en manada",<br />más que nada porque, aplicando la técnica de Ellen Willis, no me parece verosímil que se me<br />permitiera decir eso&nbsp;sobre un grupo de mujeres. Estoy muy de acuerdo con el feminismo, y que hay<br />que cuestionar un montón de comportamientos, pero pienso, por lo que he leído y&nbsp;oído (madre feminista,<br />por cierto) que&nbsp;falta un poco de autocrítica muchas veces. Supongo que es normal, pero me parece peligroso.&nbsp;<br />No todo lo malo puede ser achacable al patriarcado y a lo&nbsp;masculino y lo bueno a lo femenino o al<br />matriarcado (concepto un poco abstracto y idealizado quizás). El hecho de que haya habido&nbsp;<br />(y siga habiendo) una&nbsp;discriminación importante de la mujer no debería impedir que también se&nbsp;<br />cuestione lo femenino, el matriarcado o qué está haciendo el feminismo. Saludos!<br />Por cierto, estoy de acuerdo que el mundo de la música sigue siendo muy masculino, aunque debo decir<br />que tengo amigas baterías, pianistas, violinistas y bajistas.. esperemos que esta tendencia siga en aumento!<br /><br />
  • |
    Santiago Fernández
    |
    20/01/2013 - 6:38pm
    Quiero dar las gracias al periódico Diagonal porque gracias a él ESTOY APRENDIENDO A SENTIR. Poco a poco con esta serie ilustrativa voy encauzando mi pensamiento de tal forma que no vaya a incomodar a mis amigxs. Nunca más. Seré un hxmbrx de bandera. De manual. Gracias otra vez.
  • |
    RUBEN
    |
    20/01/2013 - 4:16pm
    <p>Holaaa, muchas gracias por la respuesta de una mujer en la sala.<br /><br />Efectivamente muchos de los comportamientos que has puesto como ejemplo pasan desapercibidos para mi y otros no creo que respondan a actitudes sexistas (que te pisen o que la gente haga el bruto también molesta a muchos hombres). Los comentarios hacia los músicos estoy de acuerdo en que muchas veces no proceden, pero como se oyen comentarios también dirigidos a tíos pues no me da la sensación de estar inmerso en un ambiente machista, sino más bien en un espacio donde la gente dice lo que le viene en gana con mayor o menor acierto, gusto o educación. Si los comentarios sólo fueran dirigidos a las músicas si me lo podría plantear.<br /><br />Los babosos que os dan la brasa en los conciertos son basosos machistas o son simplemente babosos? El que un tío se comporte como un imbécil en un concierto, si sus imbecilidades van dirigidas a mujeres es un imbécil machista y si se dirige a chicos es solamente un imbécil?<br /><br />Los -ismos, por lo general, me dan bastante miedo así que prefiero tener amigas y amigos que quieran una sociedad más justa e igualitaria y que con su manera de vivir y con sus actos colaboren a que esto ocurra.</p><p>Yo te recomendaría que te echaras amigos para ir a conciertos que valoren tu opinión musical. Yo gracias a muchas amigas he aprendido mucho y he descubierto muchas bandas espectaculares. Nunca me han comentado que se hayan sentido incómodas en un concierto por el mero hecho de ser mujer. Pero de verdad que lo hablaré con ellas.</p><p>Gracias de nuevo por la respuesta. Un saludo</p>
  • |
    una mujer en la sala
    |
    20/01/2013 - 12:43pm
    Hola Rubén, te contesto algunos ejemplos. A una mujer le incómoda en un concierto no poder estar delante porque eso significa que va a tener que estar saltando al lado de unos cuantos tíos que, en el mejor de los casos, van a estar saltando encima de su pie. Oír comentarios sexistas,  por ejemplo, en el caso de que haya alguna mujer en el escenario refiriéndose a su aspecto físico (también aquí estoy siendo suave). Los babosos. Los comportamientos machirulos del grupo de hombres en manada. La presencia en la sala de sólo puertas (seguratas) varones. Otros micromachismos son los comentarios que hacen tus amigos varones sobre la banda que siempre se valoran más (cómo si ellos tuvieran el don de saber de música de manera innata), que haya hombres que den por hecho que quiero bailar con ellos y si no soy una estrecha o una antipática, que me quieran invitar a una copa a cambio de tener que escuchar su conversación anodina, etc.
    Te recomendaría que te echaras una amiga feminista, si tienes capacidad autocrítica, te ayudará mucho en tu desarrollo como persona.
    Un saludo
  • |
    Cucharada de colacao
    |
    19/01/2013 - 7:51pm
    Una cosa es ser feminista que me parece muy bien que se iguale a la mujer al hombre por que es lo suyo pero otra cosa muy diferente es entrar en el feminismo mas sectario
  • |
    Core Tres
    |
    19/01/2013 - 6:16pm
    Qué texto tan necesario y tan completo!! por favor, ké grandeeee. GRACIAS LAURA!!!
  • |
    RUBEN
    |
    19/01/2013 - 6:00pm
    <p>Como no tengo a mano alguna amiga feminista a las que preguntar, me gustaría que me aclaraseis una duda.</p><p>&iquest;Qué hace que una mujer se pueda sentir incómoda en un concierto, sala o local?</p><p>&iquest;Cuáles son esos aspectos micromachistas&nbsp; a los que se enfrenta una mujer asistiendo a un concierto?</p>
  • |
    No al segregacionismo
    |
    19/01/2013 - 5:27pm
    <span style="color: rgb(60, 61, 60); font-family: Georgia, Times, 'Times New Roman', serif; font-size: 16px; line-height: 22px;">Como método de análisis crítico de artículos feministas, resulta muy ilustrativa la técnica de Ellen Willis: invertir el sexo de los personajes y analizar la verosimilitud de la historia.</span>
  • Boletín