DISEÑO EN EL MÉXICO REBELDE
El general que cuida de Oaxaca
JPG - 14 KB
 
Dibujo:Stolzes Herz

Cuenta el diseñador mexicano
José Manuel Morelos:
“Las mejores realizaciones
de cartel político en México
han sido las de la izquierda, pues las
carencias económicas y las necesidades

04/01/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 14 KB
 
Dibujo:Stolzes Herz

Cuenta el diseñador mexicano
José Manuel Morelos:
“Las mejores realizaciones
de cartel político en México
han sido las de la izquierda, pues las
carencias económicas y las necesidades
de imponerse en un mercado comunicativo
donde los partidos de centro
y de derecha cuentan con todo el
dominio de los medios de comunicación
la han obligado a emplear al máximo
la inteligencia, la imaginación y a
apropiarse de todas las posibilidades
del género para poder funcionar dentro
del sistema publicitario y de comunicación
política”.

No podía ser menos en la tierra de
Rivera, Siqueiros y Orozco, y en cada
uno de los estallidos sociales que vive
México vuelven a la palestra los carteles.
Buen ejemplo de ello fue el movimiento
estudiantil de 1968, una de
cuyas bases propagandísticas fue precisamente
el cartelismo, al que aportaron
numerosas obras que consistían
en una idea básica representada por
una imagen y una frase original y
contundente.

Oaxaca ha sido diferente, porque es
la radio el medio de comunicación y organización
privilegiado, gracias a que
pudieron tomar varias emisoras en la
ciudad, hasta que la policía les dejó sin
ninguna. Pero, como podemos comprobar
en estos carteles, la imaginación de
los diseñadores gráficos ha dado también
sus resultados en esta ocasión.

Los que aquí tenemos son sencillos,
alejados de la exuberancia de los dibujos
relacionados con el neozapatismo,
llenos de colores y vegetación. Aquí sólo
están el rojo y el negro, mezclados
sobre el fondo blanco. Citas y lemas nacionales
e internacionales, como la de
Bertold Brecht o las anónimas pero conocidas
de sobra. El recuerdo de una de
las víctimas de la represión, Pánfilo
Hernández. Y Emiliano Zapata mirando
al frente con seriedad. Como si fuera
verdad que aquel 10 de abril de 1919 no
murió acribillado en aquella hacienda
de Chinameca, y que se encuentra subido
a su caballo vigilando que a sus hermanos
oaxaqueños no les ocurra lo mismo
que a él.

Tags relacionados: Oaxaca
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto