EL TEATRO DE LA ESCUCHA (TE) SE CONSOLIDA EN MADRID TRAS MÁS DE 2 AÑOS DE EXPERIENCIA PEDAGÓGICA, ESCÉNICA Y P
Derivas escénicas de la atención

Lo que comenzó con un taller dirigido por Moisés Mato,
creador del método, ha generado un grupo de más de 40
personas dedicadas a la investigación y al desarrollo de
las múltiples técnicas y estrategias. Todas derivan de la
escucha de la realidad y la necesidad de transformarla.

18/10/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 8.8 KB
Foto:Alex

Al visitar uno de los
grupos con los que
trabaja Mato, nos
encontramos con
el Teatro de la Escucha (TE),
una disciplina teatral ligada a
una línea pedagógica de contenidos
amplios y que tiene
objetivos tan pretenciosos como
la transformación social.
“Al igual que muchos movimientos
de liberación, pretendemos
elaborar una respuesta
frente a las injusticias
del mundo, en este caso de
comunicación, y generar una
corriente, una filosofía que se
concrete en unas prácticas
para responder a ellas”.

Este meticuloso método no
es algo concluso. Día a día,
experiencia tras experiencia,
se crea a sí mismo un proyecto
que entiende el fracaso como
un gran aliciente. Moisés,
después de 17 años de investigación,
cree que la idea del
éxito está demasiado arraigada
en muchos movimientos
sociales. “Comenzar un proyecto
social con éxito es peligroso
y es mentira. El fracaso
del teatro social en España en
los últimos 30 años se debe,
entre otras cosas, a que buscó
el éxito demasiado pronto;
hacen falta muchos años,
aprender del fracaso es la primera
revolución social del actor”.
Por eso el método no está
creado para élites políticas,
genios o grupos que no quieran
plantearse la acción a medio
y largo plazo, sino para
personas que deseen con su
trabajo diario estar pegados a
la realidad.

GRUPOS
MULTIDISCIPLINARES

Al proyecto llegan profesionales
y estudiantes de otras
disciplinas como Magisterio,
Trabajo Social, Derecho o dirección
de cine. Todos estos
profesionales encuentran en
el TE un lugar donde “la comunicación
no se agota en la
palabra”, donde se desarrollan
nuevas herramientas que
permiten amplificar su capacidad
comunicativa. Esto, a
su vez, refuerza al grupo y lo
dota de una mayor capacidad
de análisis y actuación.

EL MÉTODO: TRIPLE
DIMENSIÓN
DE LA REALIDAD

Durante dos años han sido
multitud los ejercicios propuestos
para perfeccionar la
técnica vertebral del TE, que
consiste en ver (teatro encuesta),
juzgar (teatro diálogo)
y actuar (teatro grito).
Han utilizado diversas prácticas,
entre ellas la de estudiar
ambientes (un mercado, un
bingo, un botellón...). Para
encontrar las causas que los
mueven han tenido que romperlos,
ponerlos en crisis
(comprobar con actores cómo
en la ciudad es posible
agredir a alguien en el metro
en hora punta y que nadie
salga en su defensa, por
ejemplo). Partiendo de la idea
de la imposibilidad de ser
neutral, lo siguiente en el TE
es elaborar un juicio.
Primero, personal, y luego,
para que sea eficaz, grupal.
Para ello se valen, por ejemplo,
del teatro-foro donde se
representan situaciones de
opresión y son los espectadores
los que sustituyen a los
actores y tratan de transformarlas.
Por último, han diseñado
estrategias concretas de
intervención para modificar
los ambientes o hacer evidente
la violencia que esconden
o generan. Dentro de esta línea,
cada miembro ha desarrollado
un proyecto personal
(22 en un año) que ha sido
seguido por todo el grupo,
y que concluía con intervenciones
en el ambiente elegido,
en forma de acción comunicativa
o performance.

OBJETIVOS A CORTO,
MEDIO Y LARGO PLAZO

Siempre que se pregunta a
Moisés Mato por sus objetivos,
no guarda reparo en ser
contundente: “Aportar desde
nuestra profesión algo a la
humanidad. Generar esperanza”.
Consciente de la envergadura
de tal empeño,
Mato proyecta para dentro de
un año la apertura del “primer
centro estable de TE en
Madrid” y a medio plazo “un
centro nacional e internacional”.
El nuevo curso que ha
comenzado se compone de
diversos frentes: tres niveles
de formación regular del TE,
un grupo para trabajar las experiencias
personales de los
más veteranos, y un último
para poner en pie concreciones
de cara a distintos ambientes
o instituciones.

Al final, se trata de romper
con nuevas propuestas como
el ‘Teatrozero’ (representar
en casas de particulares problemas
sociales donde el diálogo
y el compromiso del público
son protagonistas) o el
‘Teatro contra Goliat’ (forma
teatral que trabaja con imágenes
corporales que se realiza
en tres ámbitos: el pedagógico,
el terapéutico y la acción
en la calle).


PROYECTOS INDIVIDUALES

CARMEN -EDUCADORA
SOCIAL-

PROYECTO: Identificarte.

OBJETIVO: Posicionar a la
gente. Para ello, Carmen instaló
varios stands en plazas céntricas
de Madrid con fotos de
modelos publicitarios. Sobre
ellos una pregunta: ¿Te identificas?
Los paseantes eran invitados
a plasmar con pinturas y
collages la imagen que tenían
de ellos. Además se les realizaba
una foto de primer plano.
Más tarde se montó una exposición
con los modelos, las
creaciones y las fotos.

ALEJANDRO -ESTUDIANTE
DE INTERPRETACIÓN

PROYECTO: Esclavos con
cadenas de oro.

OBJETIVO: Evidenciar la realidad.
Siguiendo la idea de ver,
juzgar y actuar, Alejandro realizó
seis performances sobre
temas como el alcohol, el consumo
o el dinero, para denunciar
su uso desmedido en
determinados ambientes (un
botellón, una calle comercial,
una zona financiera...). Por último
realizó unas fotografías
“para que hagan reflexionar a
quienes queramos enviarlas”.

CHUSA -MAESTRA,
PSICOPEDAGOGA Y ACTRIZ-

PROYECTO: Vagabunda.

OBJETIVO: Crear una obra de
teatro de calle. A partir de las
técnicas del TE, Chusa da
vida a este espectáculo sobre
aquellas personas que aceptan
su destino y dejan de
luchar. El montaje de la Cía.
Los Últimos Teatro se ha
representado en diferentes
festivales de todo el Estado.

CLARA MARÍA -MAESTRA
Y MONITORA CON PERSONAS
DISCAPACITADAS-

PROYECTO: El baile de
la escucha.

OBJETIVO: Crear cada uno su
propio proyecto. Trabaja en la
asociación APANI de Getafe.
Ha puesto en práctica dinámicas
desarrolladas en los cursos
para hacer a las personas
discapacitadas protagonistas
de sus vidas bajo la filosofía
principal del TE: la promoción
de los marginados frente al
asistencialismo institucional/
ONG.

LAURA -DIPLOMADA EN
EDUC. SOCIAL Y ESTUDIANTE
DE INTERPRETACIÓN-

PROYECTO: La soledad.

OBJETIVO: Romper la falta de
comunicación en las grandes
ciudades. Laura hace pequeñas
representaciones de un
monólogo de Arrabal para personas
que se encuentran solas
en un banco o paradas de
bus. En ellas dialoga con una
máscara que no la escucha.
Intercambia ideas con los desconocidos
sobre la falta de
comunicación y la soledad.

Para informarse de talleres,
cursos regulares y próximas representaciones
en todo el país:
[Ir a->www.teatroycompromiso.com]

Tags relacionados: Artes Escénicas
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador