I ENCUENTRO INTERNACIONAL DE ESCUELAS DE CIRCO
El crucial presente de las artes circenses

La Federación Europea de Escuelas de Circo Profesionales
(FEDEC) se ha embarcado en un ambicioso proyecto
internacional que, del 17 al 24 de septiembre, congregó en
Madrid a numerosas escuelas de circo de todo el mundo.
DIAGONAL habla con algunos profesores y circenses.

15/10/06 · 23:53
Edición impresa



Acaba de comenzar.
Un proyecto formado
por siete módulos
sobre las principales
técnicas del circo que se
celebrarán en diferentes escuelas
europeas. Junto a las
de Berlín, Londres, Bruselas
o las francesas, se encuentra
la escuela Carampa de Madrid.
Anfitriona del módulo
dedicado a Acrobacia-Equilibrios
Mano a Mano, abrió su
carpa en septiembre para celebrar
a puerta cerrada un primer
encuentro internacional
en el que participaron 50 profesores
y alumnos de escuelas
de 11 países.

Este encuentro es un hecho
sin precedentes. La vida
de las escuelas de circo es
muy joven comparada con
las de otras artes, por lo que
es un momento especial para
consensuar las bases de la
enseñanza. Como explica
Donald B. Lehn, director de
Carampa y vicepresidente de
la FEDEC, “la formación en
las artes circenses, hasta hace
muy poco, se hacía en familia;
sólo en los países del
ámbito de la antigua URSS
se podía hablar de escuelas
de circo. Esto empezó a
cambiar hace 25 años, y hoy
día una buena parte de los
artistas que se encuentran
en las pistas de los grandes
circos tienen sus orígenes
en escuelas”. Por tanto,
continua Lehn, “el contacto
entre ellas es una manera
de contrastar experiencias,
compartir saberes, y tejer
una red que termine beneficiando
a los alumnos”.

Manual de uso

Uno de los objetivos principales
de estos encuentros es
la creación de un manual que
reúna las conclusiones de
profesores y alumnos coordinadas
por expertos pedagogos.
A diferencia de otras técnicas
artísticas, como la interpretación,
muchas técnicas
circenses pueden considerarse
objetivas, por lo que
dicho manual tendrá un gran
valor. Para Helena Lario, jefa
de estudios de Carampa y
profesora de acrobacia, “ésta
es la primera vez que se intenta
reunir en manuales la
información dispersa sobre
temas específicos”. Las bases
técnicas provienen de la biomecánica
y se rigen por leyes
físicas, las mismas que para
diferentes deportes y actividades.

“Pero reunir en una
misma publicación el trabajo
de técnicas de base, técnicas
de mayor grado de dificultad,
procesos metodológicos,
ejercicios auxiliares y preparación
física específica es lo
ideal”, puntualiza Lario.
Dicho manual podrá ser leído
en las propias escuelas o
en la web de la FEDEC
(www.fedec.net).

Más allá de la técnica

Pero el circo no es solo técnica.
Detrás de las leyes de la
física viene todo lo demás. Y
es lo que hace del circo algo
maravilloso; el Nuevo Circo
que empieza a nacer en
España o el que llega de países
europeos va mucho más
allá del simple (y espectacular)
virtuosismo.
Lehn nos recuerda la evolución
artística del circo: “En
los malabares, por ejemplo,
los rusos tienen una metodología
que permite que un malabarista
alcance niveles excepcionales.
Algunos llegan
a lanzar 11 aros, cuando en
el resto del mundo solo se ha
llegado a siete o nueve”.
Pero el malabar ha cambiado:
“No sólo interesa el malabarista
de muchos objetos,
sino también el que crea poesía
con solo uno, el que
danza, el que coge un tablón
y desarrolla una técnica de
manipulación que no se ha
visto jamás”, dice Lehn.
Esto obliga a los profesores
a no cerrarse en sus metodologías.

Por ello, es del todo
ejemplarizante ver cómo
profesores de Carampa, algunos
de una gran talla internacional,
deciden seguir aprendiendo
de lo que otros les
puedan aportar. Sería curioso
escuchar a algunos
profesores de grandes instituciones
como la Real
Escuela Superior de Arte
Dramático de Madrid el reconocimiento
de que tienen
mucho que aprender.

Lario, que además de profesora
es juez olímpica, nos
da su opinión: “Cualquier
profesor que se precie de ser
bueno tiene que estar abierto
a la experiencia de los demás.
Como profesor estás formándote
continuamente y no sólo
conociendo el trabajo de
otros, sino también a partir
de tus propios alumnos. Investigar,
preguntar, adoptar
o adaptar técnicas... Tendrías
que haber visto con qué modestia
cada uno de los participantes
en el módulo presentó
su trabajo y se interesó
por el de los demás”.
Otras cuestiones giran en
torno a este encuentro de
escuelas, como la necesidad
de concretar los conocimientos
mínimos para que
un profesor pueda dar clase.

Al tratarse en muchos
casos de escuelas no oficiales,
los requisitos de los
maestros no pasan por la
necesidad de títulos académicos,
pues apenas existen.
Este proyecto internacional
tiene dos años de duración,
se ha organizado con financiación
europea y sus
principales objetivos son
compartir métodos de enseñanza
y procesos creativos
de cada escuela, elevar el nivel
de todos los profesores y
crear una sólida red interdisciplinaria
de profesorado y
artistas del circo.

Tags relacionados: Artes Escénicas
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto