CINE ACTIVISTA
Crónica de la lucha en la huerta de Valencia

En 1993, un grupo de vecinos de la huerta valenciana
iniciaba una dura lucha por evitar que le expropiasen
sus tierras y acabasen con su modo de vida. Dos años
después del último derribo, se presenta ‘A tornallom’,
un vídeo que documenta esa experiencia de lucha.

07/05/06 · 18:20
Edición impresa

Situada en una zona
de huerta al sur de la
ciudad de Valencia,
la Punta vio cómo su
destino cambiaba cuando se
aprobó la ZAL (Zona de Actividades
Logísticas), un proyecto
de expansión del Puerto
de Valencia que requería de
la expropiación de sus tierras
de cultivo y del derribo de sus
viviendas. Decididos a preservar
sus tierras y su forma de
vida, los habitantes de La
Punta crearon la asociación
de vecinos La Unificadora, e
iniciaron así un largo proceso
de lucha. Una lucha que adquirió
un nuevo cariz cuando,
en el año 2000, los vecinos invitaron
a gente joven de colectivos
sociales de Valencia a
que se fuese a vivir a las casas
que se habían quedado vacías
tras su venta al Puerto. La invitación
a okupar fue aceptada
y la fisonomía de La Punta
cambió: los jóvenes rehabilitaron
las viviendas, participaron
en la vida de la huerta y
en la defensa de la zona. Se
realizaron multitud de actividades,
y hasta se presentó en
las Cortes Valencianas una
Iniciativa Legislativa Popular
con más de 118.000 firmas
que fue desechada por el
Partido Popular. Sin embargo,
a partir de la primavera de
2002 las apisonadoras de la
especulación avanzan imparables -no en vano, la huerta
se ha convertido de repente
en una zona muy codiciada,
entre el Puerto y la Ciudad de
las Artes y las Ciencias-: pese
a la resistencia de los vecinos,
que en muchos casos se quedan
sin nada de un día para
otro y sin la certeza de un realojo
digno, la plataforma formada
por la Generalitat, el
Ayuntamiento y la Autoridad
Portuaria de Valencia derriba
una casa tras otra.
A Tornallom (expresión popular
que da nombre a un
trueque de trabajo por trabajo,
practicado entre los vecinos
de la Punta) documenta
esos años de lucha a través de
las voces de sus protagonistas.
El proyecto surge cuando
Enric, uno de los directores,
se va a okupar a La Punta y
“al año de vivir allí, decidí
comprarme una cámara digital
para grabar lo que allí sucedía”.
El encuentro posterior
con Miguel, realizador brasileño
al que le muestra la imágenes,
hace que ambos decidan
hacer algo con ellas. Para
Miguel, “la asociación entre
la visión cercana de un vecino
que tiene una cámara y de un
profesional de fuera que viene
a grabar y apoyar a la lucha
funcionaron muy bien.

Son dos visiones que se complementan
y dan fuerza al
material”. A partir de ahí, elaboran
un documental para
“llamar la atención sobre La
Punta, que sirviera de memoria
para que el crimen no quede
impune”, comenta Enric.
Juntos se enfrentaron a la
difícil labor de reflejar un proceso
que duró una década. Se
trataba, en palabras de Enric,
de “mostrar la dignidad de
una gente que lucha por lo
que cree hasta que son arrancados
por la fuerza de sus casas;
la capacidad de apoyo
mutuo, de unirse, incluso divertirse
en momentos difíciles;
la pérdida de un paisaje y
una cultura ancestrales, de
una forma de vida y unos valores
en peligro de extinción”,
así como de mostrar “la experiencia
de juntar gente joven
del ambiente okupa, con la
gente de la huerta, dos mundos
tan distintos que, en la situación
de un enemigo común
que pretende eliminarlos,
siguen todo un proceso
de comprenderse, aceptarse
y luchar conjuntamente.”

También trataron de evitar
que el público saliese con una
sensación de derrota: “Sabíamos
que sería un documental
triste, porque es una historia
triste. Pero desde el principio
queríamos que además
de tristeza el documental provocara
rabia, indignación y
ganas de hacer algo. Creo que
lo hemos conseguido. Siempre
decimos que si es tarde
para luchar por La Punta, no
lo es para otros casos”, dice
Miguel.

Más información:
_ Sobre el documental:
http://tornallom.threespeed.org
_ Sobre la Punta:
www.perlhorta.org

Tags relacionados: Valencia Audiovisual Okupación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto