UN REFERENTE DEL ARTE COMPROMETIDO
Carlos Giménez: maestro del cómic social

‘Paracuellos’, un relato que narraba sus vivencias como
niño de postguerra en los internados del Auxilio Social,
consagró a Carlos Giménez como un grande de la historieta
española. Sin embargo, su obra abarca multitud
de géneros y disciplinas: os invitamos a conocerla.

15/03/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 5.6 KB
OBRAS AUTOBIOGRÁFICAS. Giménez ha realizado varios libros con sus
experiencias infantiles en la postguerra española

La relevancia e influencia
de Carlos
Giménez en el cómic
español y europeo es
equiparable a la de Luis Buñuel
en el cine, Goya en la pintura
o Quevedo en la literatura.
Muestra de ello son la gran
cantidad de premios nacionales
e internacionales que ha
recibido. Entre ellos destaca
la Medalla de Oro al Mérito en
las Bellas Artes en el año 2003.
Su obra se caracteriza por
su enorme capacidad narrativa
y su facilidad para transmitir
emociones. Pero, sobre todo,
por el compromiso político,
social y vital que destilan
sus viñetas. Ha tocado absolutamente
todos los géneros,
desde la ciencia-ficción y la
fantasía, con obras como
Hom, Érase una vez en el futuro
o Dani Futuro, pasando
por la aventura en Gringo o
en Koolau el leproso hasta llegar
a los story boards realizados
para las películas Mar de
luna y El espinazo del diablo.
Tampoco debemos olvidar su
paso por el dibujo publicitario.
Sin embargo, son sus
obras de vertiente social y autobiográfica
las que han marcado
un antes y un después
en el cómic.

‘Paracuellos’

El relato más importante y
que le consagró como uno de
los maestros del ramo es
Paracuellos, una saga de seis
volúmenes que recoge sus recuerdos
de infancia en los internados
de Auxilio Social, la
institución encargada de los
huérfanos e hijos de represaliados,
en plena postguerra
española. Nos muestra de forma
nada edulcorada -el genial
manejo de las posibilidades
del blanco y negro ayuda
a trasmitir el ambiente desolador-
la miseria y la dureza
de la vida de los niños en los
internados. Lejos de grandes
proclamas ideológicas, de
pomposas denuncias o de posicionamientos
morales, sólo
describe, cual reportero gráfico,
los hechos desnudos. El
hambre, el frío, los crueles
castigos, los esfuerzos por inculcar
la doctrina franquista
de la época; pero también la
inocencia y la amistad que
permiten sobrellevar el vacío
y la soledad. Son historias que
una vez leídas jamás se te borran
de la retina, que forman
parte de la historia de nuestro
país, y que gracias a este dibujante
salieron a la luz con
toda su crudeza.

Giménez prolonga su obra
autobiográfica con Barrio,
una saga que va por su tercer
volumen y en la que narra las
vicisitudes y problemas en su
adolescencia, y cómo, una vez
que salió de los colegios de
Auxilio Social, tuvo que integrarse
en una sociedad sometida
por el miedo. Mientras
que Paracuellos era una obra
coral, aquí se centra más en él
mismo como personaje principal
de un retablo genuinamente
costumbrista.
Para finalizar con sus sagas
de corte autobiográfico, nos
encontramos con Los Profesionales,
donde cambia de registro
y pasa a la sátira y a la
comedia negra, con las a veces
disparatadas historias de
sus primeros pasos profesionales
como dibujante en una
editorial, y la Transición española
como marco de fondo.
Esta saga de cuatro volúmenes
concluirá con un quinto
titulado Rambla arriba, Rambla
abajo.

Prueba de su versatilidad,
de su capacidad de análisis y
de crítica social es la trilogía
España una, grande y libre,
donde analiza la Transición
española y denuncia el ejercicio
de amnesia que tuvo que
hacer una parte de la sociedad
para no pasar cuentas por
las injusticias sufridas. De forma
más distendida, esta crítica
social la reencontramos en
la saga de seis volúmenes de
Historias de sexo y chapuza,
más centrada en las relaciones
personales y afectivas, o
en Cuentos del año 2000 y pico,
una muy particular versión
de los cuentos infantiles
tradicionales que le permite
destilar un ácido análisis de la
sociedad occidental.

Una producción muy extensa,
incluso ecléctica, con
multitud de vertientes, en la
que Carlos Giménez, pese al
tiempo, sigue ofreciendo historias
con la misma fuerza
narrativa y con el mismo
compromiso social y vital de
siempre.

Tags relacionados: Libros
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto