El Canto de la Cabra entona el adiós

La mítica sala de teatro alternativo cierra sus puertas después de 18
años de trabajo.

22/01/09 · 0:00
Edición impresa
JPG - 6.1 KB
CARMEN WERNER y su compañía Provisional Danza son uno de los
múltiples equipos artísticos que han pasado por la sala El Canto de la
Cabra para mostrar desde el escenario miradas originales y actuales.

El 15 de enero, Elisa
Gálvez y Juan Úbeda,
artistas y gestores de
la sala El Canto de la Cabra
en Madrid (cantodelacabra@
yahoo.com), enviaron
un mail a toda la gente que
conocemos el espacio y tenemos
relación con él para explicar
lo que desde hacía meses
se veía venir: el cierre del
teatro. Como si estuviéramos
haciendo una crítica de 13
años sin aceitunas, su último
montaje, estas líneas quieren
poner palabras propias a un
proceso doloroso que engrosa
la lista de espacios cerrados
y pone en jaque el modelo
de gestión de salas (compañía
teatral que además de
producir espectáculos como
equipo residente, gestiona y
programa el teatro), un formato
de gestión personal
muy extendido en España a
partir de los ‘90.

El Canto de la Cabra ha trabajado
en esta sala durante 18
años. Y no cae el tiempo en
balde. Con esta acogedora sala,
el barrio de Chueca tenía
un aliciente para ir a ver cosas
diferentes a precios más
que asequibles, y en verano
se agradecía mucho el teatro
a la fresca que se montaba en
la plaza de la esquina.
La compañía El Canto de
la Cabra se queda sin territorio
propio, y eso que era de
los pocos espacios en propiedad,
no alquilados, pero sus
trabajos seguirán presentes
en las salas alternativas de todo
el Estado y quizás, en nuevos
espacios culturales que
nazcan al albor de la crisis.
Todo puede pasar.

Tags relacionados: Artes Escénicas
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto