RESEÑAS DE TEATRO
Cadillac, cuchillo o a la calle

‘Glengarry Glen Ross’, de David Mamet
Producción del Teatro Español
Dirección de Daniel Veronese
Teatro Jovellanos de Gijón, sábado 27 de marzo

15/04/10 · 17:19
Edición impresa

Las vacas flacas han llegado al sector inmobiliario (¿les suena de algo?) y una compañía del sector se dispone a hacer limpieza en la plantilla. Para el mejor vendedor un Cadillac, para el segundo un juego de cuchillos de cocina, el resto, a la puta calle. Así de simple. Pronto comienzan las zancadillas, los chanchullos y los sobres con dinero bajo la mesa. Para lograr sobrevivir en un negocio que se va a pique es preciso dejarse la moralidad y el buen gusto en casa.

Aunque tal vez el texto del prolífico David Mamet esté lejos de ser esa gran alegoría del sueño norteamericano convertido en pesadilla, de esa denuncia implacable del sistema capitalita que muchas veces ha querido verse en Glengarry Glen Ross desde que en 1984 ganase el premio Pulitzer, no cabe duda de que estamos ante una obra rica e interesante, que apetecía ver montada en castellano por un buen director y con un reparto de lujo, como el que tiene esta producción del Teatro Español. El trabajo de Daniel Veronese y los suyos es más que correcto. El coro de agentes inmobiliarios sin escrúpulos que protagonizan la obra de Mamet funciona a la perfección sobre el escenario. Como la maquinaria de un reloj suizo, por emplear una metáfora muy manida, pero con la que nos entendemos todos. A destacar dos nombres propios: el de Carlos Hipólito, soberbio como la vieja gloria de la oficina, y el de Gonzalo de Castro, uno de los grandes, a pesar de que malgaste tanto su enorme talento en la almibarada “Doctor Mateo”.

Tags relacionados: Artes Escénicas
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto