El regate
After La Tuerka

El otro día fui a un programa de Tele K llamado
La Tuerka. Como el programa trata sobre política
llegó el momento en que tuvieron que hablar
del partido que se jugó la noche anterior y que,
por si no lo saben, acabó cero dos. Mal que bien,
defendí, en aquel programa, que el mercado actual
es lo verdaderamente político: Adidas o Nike,
Madrid o Barça.

16/05/11 · 22:24
Edición impresa

El otro día fui a un programa de Tele K llamado
La Tuerka. Como el programa trata sobre política
llegó el momento en que tuvieron que hablar
del partido que se jugó la noche anterior y que,
por si no lo saben, acabó cero dos. Mal que bien,
defendí, en aquel programa, que el mercado actual
es lo verdaderamente político: Adidas o Nike,
Madrid o Barça.

Es un mercado inestable para la
mayoría de clubes, pasados los tiempos de los
traspasos millonarios y la especulación inmobiliaria,
que está dirigido por dos marcas que se lo
comen todo porque ante todo son un atractivo
para el turismo y el turismo de negocios.
Matizo otra de las ideas que parecí defender en
la tele.

No es cierto que a la gente le guste el fútbol
por el juego: por cada uno a quien le gusta el
fútbol porque juega o ha jugado al fútbol a uno u
otro nivel, hay al menos cien a los que le gusta
por el motivo de que le gusta a los otros o porque
ven, oyen o leen demasiado sobre este deporte;
pero por encima de eso, el último motivo
de esta fiebre futbolera es que el juntarse para
ver “los partidos” se ha convertido en un acontecimiento
intergeneracional y multiétnico. Para
alegría de los bares y vergüenza de los programadores
de televisión.

Respecto al hablar de fútbol en cada momento,
algo que ya cansa, habrán de reconocer que este
es un tema de conversación mejor que hablar del
tiempo y tampoco hay que menospreciar el hecho
de que la sección de deportes de El País ha
conseguido elevar el género periodístico del regate
hasta convertirlo en uno de los asuntos que
con más fruición abordan las mejores mentes de
ayer y de hoy. De ahí que se haya formado una
burbuja más desapercibida pero de componente
más social, que ha rodeado la relación del fútbol
con la vida y con la política: la hipertrofia del
músculo llamado afición.

Tags relacionados: Número 150 Deportes
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto