Carta a Carmena
Denuncian censura por parte del Ayuntamiento de Madrid en la muestra SeAlquila

Un centenar de artistas y colectivos vinculados a la cultura protestan en una carta por la retirada de dos carteles en la exposición SeAlquila.

21/11/16 · 13:32
Los dos carteles retirados de la muestra SeAlquila.

Nuevo episodio de la fricción entre la cultura y el Ayuntamiento de Madrid. La retirada de dos carteles que formaban parte de la muestra efímera de creación contemporánea SeAlquila, celebrada en el Teatro Auditorio de la Casa de Campo de Madrid el fin de semana del 12 de noviembre, ha motivado el envío de una misiva de queja a la alcaldesa Manuela Carmena, firmada por un centenar de artistas y colectivos relacionados con la cultura y el arte.

Lee la carta enviada a Manuela Carmena

"El jueves 10 por la noche me llamaron desde SeAlquila para decirme que desde el Ayuntamiento estaban preocupados. Yo les dije que les enviaran información del colectivo y que estos carteles ya estuvieron expuestos previamente en el Reina Sofía, por lo que no debía haber ningún problema", explica a Diagonal Francisco Godoy, impulsor de la carta de protesta y comisario que presentó en SeAlquila una actualización del C.A.D.A. (Colectivo de Acciones de Arte), surgido en Chile durante la dictadura de Pinochet.

Su propuesta, la misma que se exhibió en Reina Sofía, es reutilizar en el contexto español el sintagma NO+, como acto de expresión para la denuncia mediante carteles, cinco en este caso. El trabajo de Godoy se presentaba en SeAlquila como una parte del próximo número de la Revista Efímera, cuyo título Caminar, desobedecer es una de las creaciones participantes en la muestra.

En la noche del jueves 10, responsables de la empresa municipal Madrid Destino, gestora de los espacios culturales en la ciudad, manifestaron sus dudas sobre la exposición de dos de los cinco carteles, confirman a Diagonal desde la organización de SeAlquila. "Revisaron por si había alguna obra que no pudieran ver menores. El contrato que firmamos indica que tienen la palabra final sobre qué se puede mostrar y qué no", añaden, recordando el epígrafe del acuerdo firmado con Madrid Destino que detalla la posible exclusión de obras.

Lee el comunicado de SeAlquila

Hubo dos que generaron reticencias a los responsables de Subdirección de Innovación Social de Madrid Destino. "Una decía 'No más colonialismo sionista' y se retiró para constrastar si 'sionista' podía ser un término racista. La otra decía 'No más...' y un montón de logos de diferentes organizaciones como ACNUR, Cruz Roja, el Defensor del Pueblo, Caritas,... con nombres y apellidos de responsables de ellas, y se acusaba de que en vuelos de deportación de inmigrantes habían aparecido materiales sedantes y que ninguna de estas organizaciones ha denunciado al Estado español por esta causa", dicen desde SeAlquila.

Las dudas venían motivadas por la vinculación de mensajes críticos a instituciones y personas, por lo que Madrid Destino consideró oportuno valorar la posible implicación legal que ello pudiera suponer para el Ayuntamiento. Para ello lo que hicieron fue retirar esos dos carteles.

"El Ayuntamiento los retiró para estudiar si esas acusaciones eran verdad", confirman desde SeAlquila, al tiempo que aseguran que estaban atados de pies y manos: "No estábamos de acuerdo con retirar obra de la exposición pero tampoco nos podíamos enfrentar, al fin y al cabo el evento era en ese espacio municipal y nos teníamos que regir por el contrato firmado. Después de estudiarlo nos dijeron que podíamos volver a instalarlo pero Francisco ya no quería".

"El viernes me dijeron que era una censura preventiva y que posteriormente se podrían exponer. El Ayuntamiento no habló conmigo en ningún momento. No puede ser que quiten los carteles para el momento de la inauguración y la rueda de prensa y luego vuelvan a instalarlos. Me negué a eso", recuerda Godoy, para quien esta actuación obedece, en su opinión, a uno de los problemas de las políticas culturas del consistorio: la judicialización de la producción cultural. "No puede ser que un ayuntamiento de izquierdas como el que se supone que tenemos juzgue en esos términos, no es una evaluación crítico-artística sino legalista, en el contexto post-titiriteros".

Godoy también señala otra arista en este episodio, que relaciona con las políticas de migración y refugio: "No puede ser que un ayuntamiento que cuelga de su fachada ese lema de 'Welcome refugees' le quite un cartel a un colectivo de refugiados de Barcelona que fueron quienes lo hicieron. ¿Por qué fiscalizan estos carteles y no otros?", denuncia. El cartel fue realizado por el colectivo N.I.E. (Nómadas Insumisas de las Excolonias), en colaboración con el Espacio del Inmigrante en el Raval y el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona.

Sin embargo, desde SeAlquila apuntan que "si ese cartel hubiese sido contra la agricultura transgénica, con nombres y apellidos, quizá también nos lo hubieran retirado. No era tanto por lo que el público pudiera opinar sino porque alguna de estas empresas pudiera querellarse contra el Ayuntamiento".

Con la carta enviada a Carmena, Godoy y los firmantes solicitan disculpas públicas y algún gesto de reparación, reponiendo estos trabajos en algún espacio municipal. "Me interesa que esto genere un proceso de diálogo, que nos sentemos a conversar sobre estas cuestiones. No quiero generar una guerra sino hablar de qué está pasando", afirma Godoy.

Para SeAlquila, lo ocurrido "refleja un exceso de precaución por parte de la institución, sometida a continuas presiones mediáticas y políticas que acosan la acción del gobierno municipal desde que asumiera el mando" y subrayan "la necesidad que la ciudadanía y el tejido creativo madrileño tienen de una administración más fluida, transparente, libertaria, vinculante y sobre todo, menos mediatizada por prácticas burocratizantes, por acosos mediáticos u oposiciones intransigentes".

Tags relacionados: arte censura cultura Madrid
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

5

  • |
    Federica
    |
    22/11/2016 - 11:52am
    Así nos va desde hace un rato... http://www.eldiario.es/cultura/arte/peor-ano-arte-marzo_0_369913810.html
  • |
    Rosa
    |
    22/11/2016 - 5:13am
    Es claramente CENSURA! Lástima
  • |
    Ysipiensas
    |
    22/11/2016 - 12:15am
    En el episodio de los titiriteros, el ayuntamiento cedió a la presión de la derecha haciéndose cómplice en la criminalización de los artistas. Y, a partir de allí, en vez de haber llegado a la conclusión de que su misión es garantizar la libertad de expresión a rajatablas, ha decidido asumir plenamente el marco que le impone la derecha. No sucede sólo en la cultura. Lo mismo pasa con la remunicipalización de los servicios públicos; a pesar de ser un punto programático de Ahora Madrid, el ayuntamiento no se atreve a sustentarlo. Así, llegamos a la paradoja de que las empresas detentoras de los contratos (ACS, Villa Mir, etc.) prestan un mal -y caro- servicio mientras "su partido" (el PP) critica al ayuntamiento porque la ciudad está sucia. Y el ayuntamiento se debate en la impotencia. Mal vamos. Por este camino ya sabemos el final: entre hablar con el mono y hacerlo con el dueño del circo la gente acaba prefiriendo esto último.
  • |
    Carlos
    |
    21/11/2016 - 6:35pm
    Si algo me parece es q la institución juega con ventaja al imponer su derecho a evaluar. Ello representa una limitación a la expresión. La motivación racista no la veo. Si el miedo a ataques desde la caverna. Aúpa CADA y proyecto SeAlquila
  • |
    Valenastur
    |
    21/11/2016 - 6:34pm
    No entiendo bien: estamos denunciando un ayuntamiento burocrático y censor, o el acoso mediático censor que el Ayuntamiento sufre impidiéndole una normal política cultural?
  • Tienda El Salto