Por lo común
Eres ignorante

Persiste una forma de despotismo ilustrado con aires de superioridad moral, especialmente entre la progresía militante e intelectual, que echa la culpa de sus errores a otros sectores de la población como chivo expiatorio.

11/07/16 · 10:46
Edición impresa
Un fotograma de 'Pan y rosas' de Ken Loach.

¿Por qué con los casos de corrupción hay gente que sigue sin cambiar su opinión, ni su voto? Una respuesta frecuente es que ello se debe a su falta de razón.

Esto dicho en términos suaves, porque normalmente se les recrimina que son individuos ignorantes, paletos, cuñados e incluso "subnormales" (todavía se usa este término para denigrar e insultar, sin respetar a las personas con capacidades diferentes).

Persiste una forma de despotismo ilustrado con aires de superioridad moral, especialmente entre la progresía militante e intelectual, que echa la culpa de sus errores a otros sectores de la población como chivo expiatorio.

En su desprecio, no obstante, ignoran lo que decía Spinoza en su Ética: "Nada de lo que tiene de positivo una idea falsa es suprimido por la presencia de lo verdadero, en cuanto verdadero".

En el guión de Paul Laverty para la película Pan y rosas de Ken Loach hay un relato que conviene no olvidar: Maya y Rosa, dos hermanas mexicanas inmigrantes, trabajan como limpiadoras en un edificio de oficinas del centro de Los Ángeles bajo duras e injustas condiciones de explotación.

La hermana menor, Maya, que lleva pocos meses en ese empleo, empieza a participar en diversas reuniones y actos reivindicativos por una mejora laboral. En un momento dado descubre que alguien les ha traicionado y delatado a la empresa.

La culpable parece ser su hermana mayor, casada con un hombre enfermo de diabetes y con un hijo y una hija que cuidar. En una escena memorable, Maya se encara con Rosa.

Ésta reacciona contándole una verdad que no esperaba. Durante cinco años, siendo adolescente, se prostituyó en Tijuana para enviar dinero a su familia, incluida Maya. Todas las noches, "chúpale la polla a todo el perro mundo, blancos, negros, cochinos, marranos".

Ni siquiera sabe quién es el padre de su hija, porque nació en un burdel. Y le confiesa otra verdad inesperada: también tuvo que prostituirse con su supervisor para conseguirle el empleo actual a Maya. Como dice Rosa de sí misma: sigue siendo una puta, lo hizo en Tijuana y también en Los Ángeles. En ese momento Maya se desmorona y, llorando, dice: "No lo sabía". Y no puedo añadir más, porque yo también ignoro muchas cosas. Demasiadas. 

Tags relacionados: número 274
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

9

  • |
    Ignazio Aiestaran
    |
    24/07/2016 - 1:50pm
    Dos cosas, nada más, queridos amigos: 1- Una cita de Blas de Otero: "con turistas o sin turistas, el turismo más peligroso es el de acercarse al pueblo y salir huyendo". 2- Un poema de Pier Paolo Pasolini: http://www.sinpermiso.info/textos/el-pci-a-los-jovenes-del-68
  • |
    Buagh
    |
    20/07/2016 - 6:25pm
    Ah... Pobre gente chivata, pobre gente explotadora, pobre gente homófoba, misógina, transfóbica, racista, filofascista, ultrareligiosa, pobres policías, pobres empresarios del Corte Inglés... Desde luego, ¿cómo se nos ocurre acusarles de nada sin conocerles? Es que de verdad, eh... ¡¡Menuda pandilla de ignorantes somos! Todas las personas somos ignorantes pues todxs ignoramos algo, pero eso NO JUSTIFICA ciertas actitudes. Este artículo es bazoficia conciliadora con tonito políticamente correcto y mira, la sección "lloriqueos patéticos de ciudadanistas acomplejados" no es aquí :D
  • |
    Basilio
    |
    12/07/2016 - 2:56pm
    Me ha reconfortado mucho leer este artículo y quiero agradecer a su autor tanto su escritura como su publicación. Esta tarde veré Pan y Rosas y en cuanto a Spinoza, lo dejaré para otras tardes, su complejidad requiere diferente atención.
  • |
    durruti6969
    |
    12/07/2016 - 9:32am
    Por esa misma regla de 3, los racistas y los machistas no son ni ignorantes ni culpables de sus actos. La culpa es de nuestros errores. Ellos son así porque nosotros nos hemos equivocado. Lo siento, pero no me siento responsable ni de la estupidez de la gente (salvo de la mia) ni de las actitudes racistas (desde mi punto de vista todos los nazionalismos son racistas, y sobre todo el nazionalismo español) que puede ser una de las principales razones del voto a los tardofranquistas ("se rompe españa"). Además, en el caso del estado español, el problema de la ignorancia real de sus ciudadanos está en su negativa total a ser un pueblo informado y su negativa a ser críticos con la información que les llega (tanto de un lado como de otro). Entiendo que haya gente que, o bien por convencimiento, o bien por ignorancia quiera vivir como en los últimos años. Pero me gustaría que me permitiesen vivir de acuerdo a mis convicciones. No necesito formar parte de su comunidad solo les pido que me dejen vivir como ellos viven. De acuerdo a sus deseos/convicciones. Posteriormente, ya como vecinos, articularemos la manera que más nos interese de relacionarnos. Por otro lado si con "nuestros errores", te refieres al cambio tan radical que ha experimentado el autodenominado partido del cambio, creo que dichos errores han influido más en la gente que cree en una redistribución justa de la riqueza que en la que cree en una acumulación de la riqueza (la mayoria de los votantes españoles PP**€ y C's, PNV, CIU...). Si alguien hubiese quedado en coma en las elecciones europeas y despertase ahora, no sería capaz de reconocer a Unidos Podemos. Parece más bien una herramienta de los poderosos para canalizar la frustración que se manifestó el 15M. Empiezo a sospechar, y mucho, del clan de la complutense (con Vestrynge a la cabeza). Se han convertido en otro partido más que lo único que quiere es ganar, y que no entiende que el cambio vendrá (si es que viene alguna vez) por devolver al pueblo su voz. Yo no quiero que tomen decisiones en mi nombre. Solo quiero gente que traslade mi voz a foros donde no podemos estar todos (por limitación de espacio).
  • |
    viajero
    |
    11/07/2016 - 7:01pm
    Miqi tiene toda la razón. Su artículo, con todos mis respetos, no tiene ni pies ni cabeza, ni tronco ni extremidades. Primero, ese lenguaje políticamente correcto, una forma de reaccionarismo lingüístico típica y tópica de los que no van más allá de lo obvio, luego, una alusión al Despotismo ilustrado, tres líneas después una cita de la Ética de Spinoza sacada de contexto, para terminar —es la parte más extensa de este lo que sea— con el diálogo de una película. No es una cuestión de ser ignorante, es otra cosa bien diferente y bastante difícil: saber pensar y saber expresarlo con claridad. Es obvio que ninguna de estas virtudes las tiene este lo que sea. Salud2
  • |
    Xab
    |
    11/07/2016 - 6:01pm
    ¡La gallina!
  • |
    Raúl
    |
    11/07/2016 - 5:51pm
    A ver que sí, en parte todos estamos de acuerdo en que buena parte de los jovenes "intelectuales" y sobre todo universitarios, que se autodefinen como de "izquierdas, progresistas y ultratolerantes" en cuanto se les ha torcido la cuestión de las elecciones han tardado un segundo en querer pasar por el paredón a toda la población jubilada y rural del país. Pero tambien me parece un poco manido, no reconocer parte de la problematica que se ha contemplado en estas elecciones. Y es que la mezcla del discurso del miedo tan bien ostentada por algunos junto con la tradicional cerrazón al cambio de los sectores más envejezidos y de las zonas rurales suponen un freno para cualquier cambio, no ya digamos avances sustanciales o revolucionarios en materia política, de organización social o de avances en derechos o tolerancia. Se confirma la clara separación entre los jovenes universitarios de izquierdas y el resto de la población profesional, sobre todo poco cualificada (y que realmente son los que sufren más la crisis). Eso y la alarmante o incluso insultante falta de movilización de la izquierda y la ausencia total de manifestaciones o huelgas. Siempre me sorprenderá la capacidad de aguante o de estupida nobleza de la la sociedad española para con sus dirigentes. Lo vimos por ejemplo con Fernando VII y lo seguimos viendo en la actualidad 200 años después. Parece que somos un pueblo destinado a sufrir, o que se regocija en ello.
  • |
    ander
    |
    11/07/2016 - 4:49pm
    @#1 si acaba por conocer la diferencia entre entender y comprender terminará por dejar de autoculparse; el artículo no se cierra con el epílogo de rigor, no va más allá, así el autor no se ahoga de tanto mojarse. Lo que no puedo comprender es que Diagonal meta anuncios de una casa de apuestas al simple clic, inadvertida e ilógicamente, eso me parece una de las miles de incoherencias asumibles pero poco comprensibles...
  • |
    miqi
    |
    11/07/2016 - 4:13pm
    Debo ser muy ignorante porque No entiendo su articulo.
  • Tienda El Salto