Jornada sobre sindicalismo y derechos de autor
Defender el trabajo cultural en los tiempos del cólera

El sindicato CNT Artes Gráficas organiza en Madrid una jornada para reflexionar sobre derechos de autoría, cultura libre y defensa del trabajo en el sector cultural. Será el viernes 27 de mayo en el Ateneo de Villaverde.

25/05/16 · 8:00

Apenas estrenado 2016 estalló un conflicto que cruzó dos ámbitos hasta entonces paralelos: el laboral y el de los derechos de autoría. El 2 de enero, el cantante Pablo Und Destruktion denunció públicamente la utilización sin su consentimiento de su canción A veces la vida es hermosa por parte de laSexta para promocionar la serie Merlí.

Leer más: Pablo Und Destruktion contra laSexta

La escasa respuesta de la cadena y el posterior argumentario de su defensa llevaron al músico a recurrir al sindicato CNT Artes Gráficas, que el 27 de mayo celebra una jornada sobre sindicalismo y derechos de autor en el Ateneo de Villaverde Alto (Madrid).

En tres bloques –aspectos legales; cultura libre y entidades de gestión de derechos; y posibilidad de defensa colectiva a través del sindicato– se abordarán las distintas perspectivas a partir de las ponencias de expertos como David García Aristegui o Esteban Hernández y con debates abiertos. El propio Pablo Und Destruktion abrirá el acto explicando su caso y también lo cerrará con un concierto.

Luis León, músico y coordinador de la jornada, responde a Diagonal.

¿Por qué habéis organizado esta jornada?

Principalmente por la necesidad acuciante que existe en el mundo de los autores y autoras de organizar una defensa digna y popular de sus derechos, especialmente en el ámbito de la música. Todo surgió a raíz de la denuncia que nuestro compañero Pablo Und Destruktion interpuso contra LaSexta el 2 de enero de este año por el uso de una canción suya sin su consentimiento y con fines publicitarios. Aquello podría decirse que funcionó como un toque de atención para todas nosotras que ha desembocado en esta jornada.

¿A quién va dirigida?

Realmente a todo el mundo, pues es ciertamente una cuestión que se deja ampliamente de lado por parte de la mayoría de la gente, y que sin embargo nosotras consideramos que tiene importancia. Si bien es obvio que la temática de la jornada hace que esté especialmente dirigida a todas aquellas y aquellos que ostentan derechos de autoría y que, por ende y muy probablemente, hayan sido abusados de alguna manera o se hayan visto abocados a confiar sus derechos a entidades en las que a priori preferirían no hacerlo.

"En el mundo de la autoría, y en el de la música especialmente, partimos de una gran desmovilización y desorganización"

¿Qué objetivos pretendéis alcanzar?

Somos cautas con ello. Hay que tener en cuenta que en el mundo de la autoría, y en el de la música especialmente, partimos de una gran desmovilización y desorganización. La atomización y el individualismo son los valores imperantes, y favorecer una cultura de la defensa colectiva y autogestionada de los derechos de autor tiene todos los visos de ser un camino de largo recorrido. Pero siempre hay que empezar con un primer paso, y esta jornada en consecuencia se concibe como tal.

Para comenzar, concienciar específicamente al mundo del sindicalismo sobre esta problemática es un objetivo claro, pero también lo es la posibilidad muy real y concreta de crear un colectivo de músicos dentro del sindicato, que es algo que de hecho ya está en proyecto.

¿Cuáles son los principales problemas laborales que afectan a este sector?

El mundo de la cultura y el arte es sin duda uno de los sectores menos regulados y con más vacíos legales, algo que aprovechan muchas productoras y empresas para hacer y deshacer a su antojo. La precariedad, así, es un lugar común, con todos sus añadidos más usuales (falta de prestaciones, pensiones, bajas, etc.). Se suele pensar en la típica figura del "rockstar" y el actor de moda en la tele o el cine, pero se olvida al resto de los y las trabajadoras del espectáculo, que son la amplia mayoría.

El poco interés que se ha mostrado de forma general por parte de los sindicatos, incluidos los tradicionales, para con este sector explica en gran parte esto.

"Se suele pensar en la típica figura del 'rockstar' y el actor de moda en la tele o el cine, pero se olvida al resto de los y las trabajadoras del espectáculo, que son la amplia mayoría"

¿Qué tienen en común el trabajo de un poeta, una figurante de televisión y un bajista de orquesta?

En primer lugar, que no saben si tendrán para pagar el alquiler del mes siguiente. En este tipo de trabajos del mundo cultural no existe nada parecido al contrato indefinido. La precariedad laboral que ahora se ha extendido a todos los sectores es sin embargo congénita en el sector cultural. Esto se debe en gran medida a la indefensión derivada de la falta de organización; de sindicatos en última instancia.

Por otro lado, comparten la incomprensión. El mundo de la cultura y el arte es un blanco tradicional de las críticas de la derecha. Y lo han repetido tanto que lo han convertido en un mantra popular: "los artistas viven del cuento" y otros falsos estereotipos similares. También es común el no valorar los trabajos culturales igual que el resto. Por ejemplo, se suele ver mal que las artistas cobren algo en jornadas o eventos de muy diversa índole mientras otros trabajadores sí lo hacen.

¿Cómo se puede abordar el conflicto de los derechos de autoría y propiedad intelectual desde el sindicalismo?

Evidentemente, varía según el tipo de sindicalismo que se practique. Desde CNT, nuestra apuesta es organizar a las afectadas por la problemática, a las autoras y autores, y ofrecerles la herramienta para los trabajadores que es el sindicato para defender por todos los cauces posibles sus derechos de una forma digna, popular y colectiva, y no meramente asistencial o burocrática, así como tratar de ofrecer alternativas a las depredadoras entidades de gestión de derechos de autor y propiedad intelectual que existen hoy por hoy y que articulan un auténtico monopolio. Estamos hablando básicamente de la SGAE.

Nosotras creemos sinceramente en que desde CNT podemos comenzar humildemente a abrir un camino que puede redundar en algo muy potente. Tenemos conocimiento de que hay muchos músicos, muchos autores que están cansados de sufrir todo tipo de abusos contra sus derechos y de no ver ninguna alternativa a la SGAE y asociados. Bueno, pues aquí estamos.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0