F.R.A.C.
Fundación de Raperos Atípicos de Cádiz.
"El PP mató todo el circuito que no controlaba"

Rap, fútbol, reggae, antifascismo, dub, orgullo andaluz, dancehall y flow, mucho flow. Reparten hostias como panes sin perder la sonrisa. Son la Fundación de Raperos Atípicos de Cádiz.

16/02/16 · 8:00
Edición impresa
La Fundación de Raperos Atípicos de Cádiz. / Lydia Domínguez

Raperos de La Viña. Salir de un barrio tan ligado al carnaval, marcará.

Siempre decíamos rap, reggae y guasa gaditana. Por ahí nos dicen rap y carnaval, reggae y no sé qué, nosotros adelante con todo. Chirigota también nos parece bien, porque hay gente que lo utiliza como ofensivo.

¿Ofensivo?

No sé, cosa de los españoles.

¿Acaso está mal visto?

No, porque una chirigota es como algo poco serio, y, claro, no pretendemos serlo. Si nos toman en serio, algo estará pasando mal.

Os pega más la chirigota callejera.

Sí, pero no utilizamos el ritmo de la chirigota. Más bien diríamos que musicalmente es un romancero dub o Dubmancero GaditanceHall (risas). Existe una modalidad carnavalesca que es el romancero gaditano. El romancero es una persona recitando o largando todo lo que le parece en clave de humor y con rima.
 

“Te subes a un escenario y parece que eres un privilegiado, sin derecho a darte de alta en la Seguridad Social”

Mucha guasa en vuestras canciones, pero también las tiráis directas.

Directa o indirecta, soltamos lo mismo que decimos en un sofá comiéndonos una tapa de queso. Es compatible con eso.

¿Dónde os habéis dejado las cadenas de oro, las gorras, las letras machistas...?

Nosotros del rap siempre hemos renegado desde el minuto cero. No por los raperos, porque somos aficionados al rap auténtico. Renegamos por los estereotipos que le han marcado al rap, por la imagen de rapero estereo-
tipado, que es un poco cansina.

¿Cuándo firmáis con Sony y tocáis en el Primavera Sound?

Ahora mismo me dan una paga y digo que sí, ¡eh! Yo no quería pero ustedes me habéis obligado (risas). Aquí te subes a un escenario y parece que eres un privilegiado. Parece que no tienes derecho a darte de alta en la Seguridad Social o a cobrar un jornal… No esos cachés súper engordados de grupos prefabricados que tocan por 10.000 euros. Te hablo de un jornal. Igual que cobra el camarero, pues que cobre el músico, el técnico…

Parece que, en la música, buscarse la vida sigue estando al orden del día.

Dentro de una lógica, y dentro de intentar mezclar el buscarnos la vida y decir lo que nos parece, haremos todo lo que esté a nuestro alcance. Siempre que lo nuestro no se plastifique. La F.R.A.C. no tiene sentido si llevamos un discurso elaborado, tiene que ser espontáneo. Nosotros hemos salido de los movimientos sociales. Desde el primer momento del grupo tuvimos que diseñar nuestra escena. Teníamos entonces 20 años y con Teófila [anterior alcaldesa de Cádiz del PP] en pleno apogeo, imagínate tú las opciones que teníamos para tocar en Cádiz. La misma situación nos enseñó a autogestionarnos, a hacer las cosas sin pasta y a lograr espacios. A poco ya éramos 20 o 30 grupos que teníamos nuestra escena y llevábamos más gente que la escena oficial.

Formáis parte de la Plataforma Gaditana por la Música en Directo.

Cuando vimos que Teófila se iba a por tabaco nos juntamos para facilitar al nuevo gobierno la línea a seguir sobre la música en directo. Habían matado todo circuito que no controlaban ellos. “O estás conmigo o te mando a la Policía. Aunque no nos pidas ni un duro, aunque tú te autogestiones…”. Eso era precisamente lo que no quería el PP y por eso venían a por nosotros constantemente. Han multado y detenido a gente y encima nos tildaban de lo peor, de que éramos la escoria de la ciudad.

¿Quiénes os habéis juntado en la plataforma?

Gente que entiende la música de múltiples maneras, más ociosa o política, más lúdica o laboral. Hemos puesto en común los principales problemas a nivel de persecución, leyes... La música en directo se puede regular estableciendo un horario con los vecinos. Es compatible con el descanso, porque los músicos también somos vecinos, que no se nos olvide. No somos los borrachos ni tal y cual. Bueno, alguno también hay. Es legal, ¿no?
 

“El flamenco lo venden como español cuando es una mezcla de culturas, de la música andaluza con la de los gitanos”

¿Y cómo lleváis ‘el cambio’?

Para nosotros es importante el cambio en el Ayuntamiento. No es lo esencial, porque creemos que el trabajo está en la calle, en los colectivos, en los bares, en la propia gente. El alcalde de ahora [José María González Kichi, Por Cádiz Sí se Puede] es músico. Lleva muchos años en una comparsa que tiene una letra cañera, de nuestro barrio. Da orgullo poder cruzárselo por la calle, sin escolta y no lo que había antes, se veía primero a la escolta y después a Teófila, por supuesto por las calles comerciales.

Cádiz es una de las regiones con la tasa de desempleo más alta de toda Europa (superior al 40%).

En Cádiz, cuando la cosa estaba “buena”, siempre entrecomillado, sabiendo que era un engaño, no bajábamos del 25% de paro. Cuando llegó la crisis fue un peldañito más, pero no un batacazo como en otros sitios. En Cádiz la gente estaba acostumbrada. El problema es que el 40% de paro real no puede ser sostenible. Cuando cayó la industria, con las deslocalizaciones de los astilleros a mediados de los 90, fue cuando vino el batacazo definitivo. Cádiz se ha dedicado a malvivir del turismo, intentando llevar un turismo de cinco estrellas siendo una ciudad de dos. Queriendo aparentar algo irreal. Aquí lo normal es que quien trabaja en la hostelería, si está dado de alta, lo esté a media jornada aunque trabaje a jornada completa. Y además se puede sentir agradecido porque está dado de alta.

Pero la culpa es vuestra.

Sí, claro, estamos todo el día cantando el carnaval y cobramos el PER [Plan de Empleo Rural] aunque no tengamos campo.

Qué sería de nosotros sin los estereotipos…

Nos vienen ahora en la TV con los estereotipos súper marcados del andaluz gracioso por cojones, cuando la picardía, sobre todo del gaditano, viene exactamente de la extrema necesidad. Y del doble sentido, porque ha habido muchos años de censura. Eso se ha desarrollado en la música y en el lenguaje gaditano, que siempre ha estado impregnado de ello. Ésa es la verdadera esencia de Cádiz. Lo demás, lo de salir haciendo el carajo en la televisión, no tiene nada que ver. Es justo al revés. A mí eso me avergüenza.

Sánchez Gordillo, del SAT y alcalde de Marinaleda, me dijo que el españolismo se ha apropiado de los elementos de la cultura andaluza.

¡Imagínate! El flamenco lo venden como español, cuando es una mezcla de culturas que se da principalmente en esta zona del sur de Europa o norte de África. Una mezcla de la música andaluza con música de los gitanos. Aquí nos han querido vender que los del norte son unos terroristas o los catalanes son unos ‘rascos’, y allí os han vendido que nosotros somos esa “España rancia”. Seguimos siendo un país latifundista: grandes terrenos controlados por gente –andaluza o no– que han sido unos explotadores. En el País Vasco tenéis más experiencia colectiva y en Andalucía siempre hemos estado a expensas del señorito. Existe la cultura de la manipulación de la figura que está arriba y eso hace que muchos abracen la bandera española.

Antes de que tú lo digas… en los San Fermines tiran de toros y todo el mundo aplaude y se lo pasa muy bien, pero en los San Fermines se cometen atrocidades con los animales igual que en Tordesillas y en Las Ventas. Sin embargo, te lo venden como algo muy andaluz y español. En Cádiz se agradece que la tauromaquia no haya tenido nunca mucho peso. Tiene mucha relación con el franquismo. En la plaza de toros detuvieron a gente cuando el golpe de Estado y muchos terminaron allí sus días. Se inauguró en los años 20, en la dictadura de Primo de Rivera. No tuvo tirón, tenía poco público, no daba dinero, no era rentable y tuvieron que tirarla. Aunque hayan intentado inculcar el rollo taurino, Cádiz es una ciudad anti-taurina aunque no esté nombrada así en ninguna parte. Hay alguna peña, pero por los cubatas a dos euros y medio y ya está.

Más de uno verá que cantar Andalusía Nasión es como predicar en el desierto.

Pues no te creas. En los pueblos siempre nos han conocido por ese tema, por esa historia, por ese movimiento. Hombre, sabemos dónde pisamos y sabemos lo que hay. Para mí no es prioritaria la independencia. No es una cuestión de banderas ni de fronteras. Hay más andaluces por ahí que aquí. Es cuestión de reclamar tu identidad, que nosotros tenemos nuestra historia, nuestra cultura, nuestra movida, nuestra habla, nuestra forma de pensar, actuar e incluso nuestra represión particular. Compartimos el posicionamiento de las CUP en los Països Catalans; independencia sí, pero ¿para que todo siga igual? ¿para que sigan los mismos? ¿el mismo sistema? No. La diferencia es que nosotros llevamos la losa de que somos unos catetos, analfabetos… Nos la tenemos que quitar de encima y en ese proceso estamos.

¿Una losa como tener que esconder la propia forma de hablar para vender en Madrid?

Grupos andaluces han cantado en castellano perfecto porque parece que lo propio no les va a hacer subir. Yo soy un gran admirador de la música jamaicana, ¿tú te crees que lo que hablan los jamaicanos es estándar? Los jamaicanos hablan en su jerga, a su manera, no se preocupan del exterior. Eso es lo más fresco, lo más auténtico que te puedas echar. Respeto a todo el mundo que quiera hacerlo en castellano porque les suena mejor o al que quiera hacerlo en inglés porque vende más, pero creo que pierde una oportunidad increíble de expresarse al 100%, tal y como le sale. Y eso solamente lo puedes hacer en tu idioma.

Repetir lo que escuchas…

…sin pasarlo por tu filtro, sí. Fíjate tú, si cantar en tu idioma es exportable al máximo, ahí tienes a Fermín Muguruza. Una figura que lo escuchan en todo el mundo, y ha producido y ha grabado con artistas del mundo entero, hasta con una banda japonesa. Yo aquí escuchaba la cinta de Negu que me pasaban mis colegas mayores y flipaba. Y la mayoría de las veces no sabía ni lo que decía, pero cuando tengo alguna duda, indago. Expresarse en tu idioma siempre es más auténtico y fresco.

¿Cuántas veces os han preguntado si la gente os entiende?

A patadas. Pero, quillo, si nos llaman es porque nos entienden, no nos van a llamar a voleo. Mira, ahora con Cadipsonians, nuestro grupo de calipso, tenemos un tema en el que definimos a un tipo de persona que nada más tiene una denominación en Cádiz: los angangos. En Sevilla los llaman canis, en Euskal Herria bacalas… Incluso dentro del grupo ha habido voces que decían "vamos a poner un nombre que la gente lo entienda". Pues no, la gente va a hacer el esfuerzo por entender qué es un angango. Si tú llegas a eso entonces realmente está calando el mensaje. A mí me pones un tema de dance hall y naturalmente me la puedes meter doblada, metiéndome un tema machista, homófobo y no darme cuenta, porque estoy atento al ritmo. Si después me doy cuenta de que esas letras son tac-tac, pues a lo mejor me retracto un poco y no bailo. Aprovecho y voy a mear.

¿Qué pega ahora en Cádiz?

En Cádiz capital estamos las F.R.A.C, los Cadipsonians, que está gustando mucho y llenando locales. Están Los Vivos, rollo rumba. La Parra, hacen rock fusión. La Alsalatata Sound, que tienen un abanico de estilos y una pinchada acojonante de buena con un buen sonido. Está 11.007 haciendo un rap de calidad muy oscuro con toques de electrónica. Los ADS Krú que hacen rap. A los Agapornis, una banda de funky, buscadla en YouTube que vais a flipar. Electric Holley. Si queréis algo crítico con humor en punk, Los Ramonis. Chochos y Moscas, mucho músico de calle también… hay buen panorama. Una gran parte está intentando hacer estilo propio y creando escena, que es lo importante.

Narco, Reincidentes, O’Funkillo, Tabletom… de la escena popular no son muchos los que llegan a conocerse en Euskal Herria.

Al rock andaluz, igual que al rock radical vasco, comercialmente lo mató la movida madrileña. Por algo seria, el RRV porque largaba y el andaluz porque tenía una extrema calidad musical como Triana, Alameda, Guadalquivir... Aquí siempre ha habido creatividad.

Este artículo forma parte de la colaboración entre Diagonal y Argia, donde se publicó originalmente.

Tags relacionados: Cádiz Número 263 Música
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    Mié, 02/17/2016 - 15:15
    vota frac