Lucha autista

El ensayo de Víctor Lenore Indies, hipsters y gafapastas ha apuntado algunos fenómenos dominantes en el escenario musical y cultural.

16/01/15 · 8:00

El ensayo de Víctor Lenore Indies, hipsters y gafapastas ha apuntado algunos fenómenos dominantes en el escenario musical y cultural: el individualismo apolítico, el fetichismo de la incomunicación, el orgullo pijo, la hegemonía meritocrática, la industria del sentimentalismo, la patronal de la modernez.

Haríamos mal en reducir su libro a un panfleto sonoro, pues hay algo que va más allá. Queda pendiente el aprendizaje común en torno a los procesos de subjetivación/sujeción –cómo, qué, quiénes y en qué estructura– y las posibilidades creativas de la intimidad colectiva. Hacer listas de indies y hipsters a partir de fobias y filias no resulta relevante en el debate posterior y tampoco leer que el estilo indie es “autista”. ¿Autista?

Haríamos mal en reducir su libro a un panfleto sonoro, pues hay algo que va más allá

El cuerpo de Henry creció con el síndrome de Asperger y no tolera las actuaciones en directo de su padre, Stephen Stills, del grupo Crosby, Stills, Nash & Young. Sin embargo, Henry, junto con otras niñas y niños autistas, fue capaz de participar en un musical, que escribieron, desarrollaron y representaron colectivamente, con la ayuda de madres, familiares y profesionales. Este proceso, con su lucha, sus dificultades y contradicciones, lo filmó Tricia Regan en el documental Autism: The Musical.

Hay mensajes de batalla que quieren redefinir los frentes de lucha, aunque para ello confundan la lucha de clases con la lucha de vanguardias. Más allá de la vanguardia está la retaguardia, con sus pequeñas armas íntimas. Stephen afirmaba que se ve reflejado en esa infancia autista, porque se hizo músico interponiendo su guitarra entre él y el mundo. //

Regalar Diagonal encaja...
 

Tags relacionados: Número 237
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto