Música
El mes del Valladolid más flamenco

Un gran festival cerró el sábado día 29 una serie de actuaciones flamencas desarrolladas en Valladolid en el último mes.

, Valladolid
06/12/14 · 7:09
José Salinas y Carlos Blanco. / Fernando Pastor

El festival de flamenco, presentado de forma muy brillante por el conocido monologista vallisoletano J. J. Vaquero, estuvo dedicado en especial a la danza flamenca. Bailaores de la talla de Antonio Canales, las gaditanas Gema Moneo y Paloma Fantova, David Paniagua y los vallisoletanos Rubén Borja y Elisa Gabarra “Mimi”; cantaores como El Piculable, El Trini, Ángel Gabarre o Santi Borja, guitarristas como Raúl Olivar y Pino Losada, acompañados por Alberto García e Iván Carlón con violín y flauta, se dieron cita en el Auditórium de la Feria de Muestras de Valladolid, encandilando a un público entregado. Por la mañana los artistas ofrecieron una clase magistral.

En unas tablas del mercadillo

El festival fue organizado por el Centro Flamenco Sentidos, creado por Elisa Gabarri y Rubén Borja, dos vallisoletanos dedicados al baile desde niños, que cada año tenían que irse a Madrid a estudiar lo que era su pasión. Cuando tras cada curso regresaban a Valladolid no tenían ningún espacio en que poder seguir perfeccionando, por lo que el padre de Rubén les ponía unas tablas del mercadillo y se ponían a zapatear en ellas en plena calle. Hasta que en el año 2007 decidieron abrir una escuela en la que poder enseñar en Valladolid lo que ellos habían aprendido en Madrid. Así nace el Centro Flamenco Sentidos, impartiendo clases de baile, guitarra, percusión y cante. Además una vez al mes celebran una tertulia en la que se proyectan vídeos, enseñan compás, a tocar las palmas, a diferenciar los estilos, etc.

El flamenco duro, de la calle

Elisa Gabarri cuenta para DIAGONAL que “con este gran festival hemos querido traer a Valladolid a los mejores artistas flamencos que han pasado por la academia, para que los conozcan en Valladolid, son muy buenos, son los que están revolucionando el flamenco, cada generación que pasa sale más fuerte, son el flamenco duro, el flamenco de calle, el flamenco que se hace en casa, el flamenco de tablao como decimos, que no es el flamenco estilizado que hacen otros artistas, es ese flamenco duro que les da igual las luces del escenario o el vestuario, porque lo que hacen es salir a actuar y comerse el escenario, un flamenco que impresiona cuando lo ves, que te entra un shock. Muchos no son conocidos y por eso hemos querido darles a conocer”.

Paco Díez, de las púas del peine al aula museo de Mucientes

Con anterioridad tuvo lugar otro gran recital flamenco, “Simplemente Flamenco”, en el Aula Museo de Mucientes, con la actuación de José Salinas al cante y Carlos Blanco a la guitarra, almeriense y parisino respectivamente pero ambos afincados en Valladolid. El primero de ellos acaba de sacar un disco, Tierra de Luz.

El marco del recital, el Aula Museo de Mucientes, es uno de los principales centros dinamizadores culturales de la provincia de Valladolid. Tiene una exposición permanente de instrumentos tradicionales y allí se celebran recitales de música folklórica con intérpretes de los más diversos países. Este Aula Museo fue creado y está dirigido por el folclorista Paco Díez, especializado en música tradicional: ha creado grupos de música castellana, organiza conciertos didácticos para las instituciones educativas y cursos de instrumentos tradicionales en colegios, ha recorrido países de cuatro continentes interpretando música sefardí, toca la zanfona (instrumento que tocaban los menesterosos y en especial los ciegos para cantar las coplas y ganarse la vida), etc.

Los inicios de Paco Díez en el mundo de la música tradicional son muy curiosos. Su madre cantaba en casa romances tradicionales y le fue entrando la afición. Así, en la escuela cantó un romance el día del cumpleaños del maestro y le dieron un plumín como premio. Luego, cuando en las fiestas de su pueblo, Piñel de Abajo, iban dulzaineros a tocar, él se sentaba a su lado y les suministraba botellas de agua, soñando en llegar a tocar con ellos.

Con posterioridad, a su tía le tocó una guitarra en una tómbola y se la dio a él diciéndole que se tocaba con una púa. Él pensó que se refería a las púas de los peines, por lo que comenzó a destrozar cuantos peines veía en su casa para cogerles las púas.

Escuchar flamenco a través de las ventanas de las cantinas en la posguerra

Este mismo mes se celebró en Valladolid un homenaje al que fuera Presidente de la Peña Flamenca La Seguiriya, Pascual Cordero Navarro, recientemente fallecido.

Pascual Cordero, al que denominaban “Marchenita” porque cantaba muchas canciones de Pepe Marchena, era una persona muy peculiar, siempre iba con un ramillete de yerbabuena en la solapa. Comenzó a escuchar flamenco a través de las ventanas de las cantinas en las que se cantaba, en los años de la posguerra. Vivió una temporada en Cádiz por motivos laborales y allí se empapó aún más del arte flamenco, hasta el punto de que le llamaban para que participara en saraos. A su regreso a Valladolid entró en la Peña la Seguiriya y su afición al flamenco le llevó a actuaciones íntimas, a oscuras, sin micrófonos.

Fue presidente de esta peña hasta su muerte, logrando un gran reconocimiento: por la sede de esta peña vallisoletana han pasado grandes artistas y ha recibido el mayor premio que existe para entidades de este tipo: el Premio Nacional, otorgado por la Cátedra de Flamencología y Estudios Andaluces, de Jerez de la Frontera, por su labor en pro del Arte Flamenco.

Este homenaje, que se prolongó durante tres horas, contó con los más conocidos artistas flamencos de la provincia de Valladolid. El inicio de una nueva edición de las Tertulias Flamencas en la Biblioteca Pública de Valladolid, unas jornadas de tres días en el Auditorio Miguel Delibes con Capullo de Jerez, Arcángel, el musical “Eterno Camarón”, y el espectáculo coreográfico “Lorca Muerto de Amor”, de David Morales, en el Teatro Calderón, completaron el elenco de actividades relacionadas con el arte flamenco en el mes de noviembre en Valladolid.

Antes de iniciarse ese mes tuvieron lugar la XXXVI Muestra Flamenca de Medina del Campo, con Gema Caballero y Juan Pinilla al cante, y David Caro y Pedro Barragán a la guitarra, la actuación de José Mercé en La Cistérniga, con un grupo de mujeres de la localidad haciendo los coros, y el estreno dentro de la SEMINCI del documental Sacromonte, la Tribu de los Sabios, dirigido por Chus Gutiérrez, muestra la historia de este barrio granadino, flamenco y gitano, a la vez que lo jalona de actuaciones de sus protagonistas.

Estas navidades regalar Diagonal encaja...
 

Tags relacionados: Flamenco Valladolid
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto