Talco
Banda veneciana de Ska-Punk
"Nos impactó la forma de hacer música de Mano Negra y pensamos: tenemos que hacer esto”

No es fácil para un grupo italiano colgar el “no hay billetes” en toda su gira por el Estado y conseguir que toda la sala baile un pogo continuo desde la primera hasta la última canción como hizo Talco el pasado 8 de octubre en la Penélope de Madrid. Allí repasaron buena parte de su repertorio incorporando algunos temas a los que incluyeron en su directo grabado en Iruña hace un año y consiguieron, a pesar de ser miércoles, congregar a un público bastante joven que coreó sus temas desde el principio hasta el final haciéndonos recordar, no sin cierta añoranza para los más mayorcitos, los tiempos dorados del punk-rock en la capital.

30/11/14 · 7:44
Talco, frente a la puerta del bar La Huelga de Lavapiés. / David Fernández

Charlamos apenas 24 horas antes del concierto con sus tres integrantes más veteranos: Dema, vocalista, letrista y cara más conocida del grupo, Nick, el batería, y el guitarra Jesús.

¿Por qué el nombre de Talco?

Es un nombre demencial, porque empezamos cuando éramos estudiantes, cuando no hablábamos de nada en serio, sólo por juego, por broma. Y empezamos con letras demenciales, tocando canciones un poco ska. Luego, con el primer CD, Tutti Assolti, más claro y más político, se dejó el nombre de Talco.

Al principio era Talco Mentolado, y cuando tocábamos Dema siempre se lo echaba por encima.

Y, por cierto, no tiene nada que ver con la droga.

¿Cómo surge el grupo?

Dema es el fundador, el alma de la banda, y empezó él solo a escribir las primeras canciones. Luego tocándolas en el parque con dos o tres amigos. Luego llegó Nicola tocando la batería. La cosa empezó así, entre amigos.

Pero más tarde la cosa se hizo más seria, cambiamos el guitarra y también empezamos a hablar de temas sociales. Nosotros tres somos la parte vieja y tocamos juntos desde el 2001.

Consideramos que el principio del proyecto fue en 2004, cuando publicamos Tutti Assolti, porque antes era una cosa más de tocar por diversión, pero sin un proyecto claro. También las canciones viejas no eran como éstas. Eran menos estructuradas. Cada una tenía su propio estilo. Y después, desde Tutti Assolti, Talco se forma como grupo.

¿Cómo valoráis la evolución del grupo en estos diez años?

Ha sido siempre como una escalera y siempre vamos subiendo. Siempre en continua maduración. La experiencia nos ha hecho crecer, las colaboraciones, comprender dónde estamos trabajando. A veces, algunas personas son honestas, otras te defraudan... Es complicado, pero es una experiencia que te hace madurar. Es un camino que va siempre creciendo, en números, en público, y para nosotros no ha sido siempre un camino fácil, pero creemos que el hecho de crecer continuamente sin parar ha hecho más fácil nuestro proyecto.

"Cada canción es como un pequeño ensayo. Si queremos hablar de una cosa tenemos que contarla bien"

Siempre hemos elegido con quién trabajar y dónde ir lo que nos ha hecho un grupo mucho más unido. Hemos elegido todo todos juntos.

Os pusisteis la etiqueta de “punkchanka”, ¿qué significa? ¿Os seguís identificando con ella?

Desde Combat Circus, nuestro segundo álbum, tenemos una influencia que es Mano Negra. Pero nacimos en un ambiente más punk. Mano Negra es famosa por la pachanga, Manu Chao, Radio Bemba... Nosotros viniendo de un ambiente más punk, y de una tradición de folk italiano, hemos pensado en llamarlo punkchanka, porque es una mezcla de estilos diferentes, pero con una matriz mucho más punk que Mano Negra. Ellos son más latinos, más folk. Nosotros tenemos una base muy ska-punk, junto al folk italiano, la música balcánica...

Muchas veces os han comparado con Banda Bassotti. ¿Os gusta esta comparación?

A veces sí, a veces no. Somos amigos, pero nuestro estilo de música y nuestras trayectorias son diferentes.

Banda Bassotti nace en el 82, en un periodo donde la música alternativa italiana estaba más fuerte. Y han hecho una recorrido totalmente diferente. Es una banda de combat-ska que tocaba mucho en Italia, en Catalunya y País Vasco. Nuestras influencias son muy diferentes: la la segunda ola de la música punk californiana, como NOFX, un poco de folk italiano y música balcánica. Hasta Combat Circus nos parecíamos más. Desde ese disco nuestros estilos musicales son muy diferentes a pesar de las afinidades políticas y temáticas.

La forma de crecer también es muy diferente. El primer sitio donde hemos tocado es Alemania, donde Banda Bassotti no tocaba. Y como proyecto, en Talco tiene más peso la música. Cuando vienes a un concierto de Talco lo primero que te impacta es la música, mientras que la Banda Bassotti no es tan musical como Talco.

El vernos diferentes y tener diferentes ideas de la música y ser siempre comparados nos hace pensar “qué estamos haciendo para la gente nos compare”. No es que nos ofenda parecernos a Banda Bassoti, pero pensamos que si a ti te gusta Talco debe ser por la música que hace, no porque se parezca a otros.

Habéis mencionado algunas influencias como el folk italiano o la música balcánica, pero también el ska o el punk, ¿qué bandas de referencia tenéis?

Al principio, la música balcánica en general. A Dema le gusta mucho la música klezmer, que viene de la tradición de los judíos del este de Europa. Tenemos algunos discos de bandas pequeñas, de por allí.

También Mano Negra o muchas bandas de hoy por ejemplo, Gogol Bordello u Obrint Pas que conocimos en el 2005 y para nosotros fue algo nuevo, porque no conocíamos instrumentos tradicionales de Catalunya, como la dulzaina, y tratamos de integrarlo a nuestro estilo de música.

Y también Manu Chao y Radio Bemba Soundsystem, en su concierto de 2001, que salió en el momento en que Talco estaba empezando a crecer y estaba haciendo su propia música. En Italia sólo conocíamos a Manu Chao por el disco King of the Bongo, que era muy tranquilo, y pensábamos que tocaba este tipo de música. Y cuando lo vimos en directo, dos horas y media sin parar... nos impactó esta forma de hacer música, de hacer un disco y pensamos “tenemos que hacer esto”. Creemos que es nuestra mayor influencia.

¿Y del folk italiano?

Tenemos una tradición muy fuerte de cantautores, en los 70 y 80, como Franceso Guccini Fabrizio de André, que es uno de los que más nos gusta, y que aquí no se conocen tanto porque es una música difícil de exportar porque lo más importante son las letras. Es como Bob Dylan, que la música siempre es la misma, pero lo que importa es la letra. Lo que nos gusta de esta tradición es cómo utilizan las letras, no como eslogans, sino articulando mucho el argumento. Para nosotros es una manera de pensar la música. Cada canción es como un pequeño ensayo. Si queremos hablar de una cosa tenemos que contarla bien. Porque la política es muy importante, es algo que toca de cerca a las personas, y tratarlo de cualquier manera, sin un poco de preparación cultural, nos parece muy peligroso. Porque va a pasar como una moda.

Habéis tenido más popularidad fuera de Italia que dentro. ¿A qué creéis que se ha debido?

Dicen que “nadie es profeta en su tierra”. Hemos intentado muchas veces tocar en Italia con poca fortuna pero tuvimos la suerte de que casi desde el principio pudimos ir fuera a tocar y fuera de Italia todo ha sido diferente. En Italia no hay cultura musical entre la gente, ahora, había hace 10-15 años, pero ahora a la gente no le gusta ir a conciertos, porque no le gusta descubrir nuevas bandas. Sólo miran al “mainstream”. Hemos vivido en esta situación y desde el principio hemos tocado fuera, como en España, donde hay muchas salas en cada ciudad (una pequeña, una mediana, una muy grande). Muchas posibilidades para las bandas. Y a la gente le gusta ir a los conciertos y comprar el CD, y volver otra vez. En Italia no hay una red de clubs, centros sociales, y promotores, que crean en la música. Entonces no se hacen conciertos y cuando los hacen, la gente no va.

"Conocemos muchas bandas, pero Boikot para nosotros son los mejores"

Hace veinte años había muchas bandas alternativas muy famosas. Se creó un mundo que en su evolución desapareció para el “mainstream”, para la gente, porque se encerraron en un submundo, que ahora ya no funciona, pero tienen el poder y no dejan paso a otras bandas. Bandas antiguas que tocan para sus amigos, los promotores, siempre lo mismo, pero la gente no va al concierto. La consecuencia es que el festival de los amigos organizado para los amigos no continúa el año siguiente porque ha ido mal.

La gente sigue yendo a los mismos conciertos porque está acostumbrada. No hay alternativa. No les gusta buscar otras cosas por internet, por ejemplo.

Hemos tenido buena suerte saliendo de Italia desde el principio. Muchas bandas lo intentan hacer cuando ya son grandes pero tienen dificultades porque tienen mucho equipo, mucha gente de gira con ellos, y no se puede ir a Alemania desde España, por ejemplo, porque tienen 15 personas, y los gastos son demasiado altos. Nosotros al principio de la banda no teníamos nada y podíamos ir con la furgoneta donde queríamos. Esa fue nuestra suerte principal.

¿Cómo sentís al público de aquí y, de las bandas con las que habéis compartido escenario, cuáles os han gustado más?

El público es increíble, sobre todo en los últimos dos años. Hemos descubierto el País Vasco, Catalunya, y también aquí en Madrid estamos triunfando desde hace unos años. El público de aquí es muy caluroso. Te da mucha fuerza. Nos gusta muchísimo.

Y como bandas Boikot, que son muy buenos amigos y muy buenos músicos. También conocemos a Ska-P, No Relax. Conocemos muchas bandas, pero Boikot para nosotros son los mejores.

Tenemos mucha más afinidad con el público de España que con el de Alemania, porque tenemos una tradición cultural, un idioma parecido, es más fácil comprenderse. En Alemania la música es mucho más punk que aquí. Aquí es más fiesta, es más fácil comunicarnos con la gente.
 

 

¿Por qué elegisteis Iruña para grabar vuestro disco en directo?

La decisión fue España, y no Alemania u otros países, y cuando se tomó la decisión de dónde hacerlo quedaba pendiente pasar por el País Vasco con la gira. Al final hacerlo en Iruña estuvo muy bien porque en los últimos dos años había crecido muchísimo el interés por la banda sobre todo entre chavales jóvenes. Fue una buena decisión porque se siente mucho al público en el directo, allí, en Euskadi, siempre es así.

¿Cuál creéis que sería el camino para la lucha política?

Es difícil pensar en una solución. En Italia no se habla mucho de la política de fuera, pero tocando mucho fuera hemos conocido la situación de aquí. El problema es el mismo que en Italia, tenemos dos partidos PP y PSOE, como en Italia, Forza Italia y el PD, ahora también Grillo. Todos los partidos son una casta política, como los llama Grillo, y la hay mucho cansancio porque están muy lejos de la gente común y la corrupción los aleja más.
La solución sería cambiar totalmente a la clase política. La solución sería intentar educar a más gente en la cultura de la lucha.

"Como jugador para mí es poesía, arte, una manera de bailar. Yo creo que Maradona es una forma de poesía"

En este sentido el populismo es una vía muy peligrosa porque despiertas a la gente pero no le das argumentos. Cuando Beppe Grilo surgió, la gente se sorprendía “está diciendo cosas justas”, ahora la gente se acuerda de que aunque decía algunas veces cosas justas el camino no es el que pensaban, demuestra una pobreza cultural, como al aliarse con UKIP, partido populista británico que es de derechas.

El peor error que ha cometido Grillo como populista es decir que la izquierda y la derecha son lo mismo. En Italia no son lo mismo. La izquierda ha liberado un país, la derecha lo ha invadido. Es la base sobre la que construir una buena política. Si no existe esta base, no se puede hacer nada.

¿Cómo os posicionáis ante los movimientos independentistas de Catalunya, Euskadi?

Pensamos que es natural que muchas organizaciones independentistas quieran la independencia y más autonomía porque el País Vasco y Catalunya son muy diferentes culturalmente al resto de España. Respeto a la consulta, todos pueden decir lo que piensan. Luego que se proclame o no la independencia es otra cosa, porque también puede ser que la gente diga que no, como en el caso de Escocia. Pero si no les preguntan...

¿Qué ciudades han sido referencia para vosotros?

Venecia podemos contarla como origen, pero nada más. Diríamos que Berlín, porque allí hemos tenido nuestra segunda casa. Y desde algunos años, Barcelona, donde tenemos nuestra base operativa. País Vasco, Madrid, Moscú... y también Hamburgo, por el Sant Pauli.

Habéis compuesto una canción al Sant Pauli. ¿Qué os une con este equipo y qué lo diferencia del resto?

Al principio lo conoces porque formas parte de la escena ska-punk donde se habla mucho del Sant Pauli. Después, fijándote, te das cuenta de que es un caso increíble, un equipo de segunda división, que no juega muy bien, pero tiene una tradición de aficionados que es única. Es una sociedad de accionariado popular que es increíble porque en el fútbol de hoy todo lo que cuenta es el negocio. Y sus aficionados dan una imagen del fútbol muy positiva.

También le habéis dedicado una canción a Maradona, ¿por qué?

Para Dema es el mejor jugador del mundo. El documental que le gustó muchísimo es el de Kusturica en el que aparece Maradona como es. Maradona no justifica su vida, dice “es mi vida, soy un jugador de fútbol, hablo porque me gusta hablar, no me gusta hacer entrevistas y decir lo que quiere la gente”. Para mí es un factor de humanidad. Nadie va a amar a Maradona porque se drogó. Como jugador para mí es poesía, arte, una manera de bailar. Yo creo que Maradona es una forma de poesía.

¿Cuáles son vuestros próximos proyectos después del final de esta gira en febrero? ¿Tenéis nuevos temas? ¿Os planteáis un nuevo disco? ¿Para cuándo?

Tenemos ya nuevos temas y estamos trabajando en ellos. Estamos cambiando un poco las cosas en la organización, para intentar hacer giras por Europa y por el mundo con más organización. Queremos terminar una trilogía que hemos empezado con la Crettina Comedia, después ha seguido con Gran Galà y terminará con el tercero, que tratará los temas de Italia con más proyección internacional, en los que todo el mundo se pueda ver reflejado. Las canciones nos gustan mucho. Tenemos mucha ilusión en este nuevo CD que podría salir a finales de 2015 o inicios de 2016.

Estas navidades regalar Diagonal encaja...
 

Tags relacionados: Italia punk ska Música
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    avalancha
    |
    Lun, 12/01/2014 - 15:21
    <em>&quot;<a href="https://www.diagonalperiodico.net/culturas/21745-mejor-parar-ahora-quemarnos.html" target="_blank">Obrint Pas</a> que conocimos en el 2005 y para nosotros fue algo nuevo, porque no conocíamos instrumentos tradicionales de Catalunya, como la dulzaina&quot;</em> El instrumento que utiliza Obrint Pas se llama <strong>dulzaina </strong>porque es de Valencia. En Catalunya al equivalente se le llama <strong>gralla</strong>.
  • Tienda El Salto