EUSKADI // ACCIÓN SOCIAL EN LA PREVENCIÓN DE LAS DROGODEPENDENCIAS
Una sociedad con drogas y sin dependencias

La voracidad con la que se consume hoy la enorme
diversidad de sustancias que se encuentran de venta
al público, de forma legal o ilegal, genera nuevos problemas
con las drogodependencias. Frente al ‘Di no’,
de las intervenciones institucionales con los jóvenes,
colectivos como Askagintza que trabaja en Euskal
Herria (con sede nacional en Hernani, Guizpucoa),
informan sobre el uso adecuado de las drogas. Desde
comienzos de los ‘80 trabajan en la prevención -como proceso de aprendizaje individual y colectivo-,
el tratamiento y la regularización de la producción, la
venta y el consumo de las diferentes sustancias.

31/05/06 · 18:26
Edición impresa
JPG - 9.4 KB
DIFUSIÓN. El colectivo Askagintza ha abierto un centro de documentación e información en el centro de Bilbao. / Marcelo Spotti

El ritmo de vida en las sociedades capitalistas
desarrolladas se acelera día
a día. La tendencia marcada hacia el
individualismo, la debacle cultural, la
precariedad laboral y el consumismo
desaforado deterioran la forma de
ser y estar con los demás. Todo ello
ha repercutido en los actuales hábitos
de consumo de drogas y los nuevos
patrones de drogodependencias.

Germán Rodríguez, responsable
del área de Juventud de Askagintza,
un colectivo social para la normalización
de las drogodependencias,
nos explica en la sede de Bilbo: “El
consumidor de heroína ha estado
siempre estigmatizado, marginalizado,
ligado a la delincuencia y el sida,
pero en la década de los años ‘90
llegaron nuevas sustancias cuyos
consumos están plenamente integrados
en la sociedad”. Germán
añade que el actual sistema productivo
o la ausencia de crítica a la organización
de la sociedad son algunos
de los factores que influyen de
forma clara en las nuevas pautas
que rigen las drogodependencias.
A lo largo de la historia contemporánea
ha habido dos importantes
planteamientos para abordar el
tema de las drogodependencias. El
prohibicionista, que ha generado
exclusión social y la degradación
de las personas; y el neoliberal
que, con argumentos banalizadores,
antepone los derechos individuales
de consumo a los criterios
colectivos de salud y libertad.

Los actuales niveles de consumo
de drogas en edades cada vez más
tempranas, con baja percepción de
riesgo, los consumos compulsivos o
la aparición de patologías duales
(adicción y enfermedad mental) son
algunos de los fenómenos ligados a
los actuales consumos que denuncian
desde Askagintza. Además, llevan
desde principios de la década de
los ‘80 poniendo el acento en la acción
preventiva, basada en una suma
de medidas educativas y de transformación
social y cultural, en el proceso
de aprender, personal y colectivamente,
a vivir en una sociedad con
drogas sin drogodependencias.
Este discurso se basa en la búsqueda
del uso adecuado de las drogas.

Para este grupo de atención a las drogodependecias,
“las drogas han existido
y existirán siempre, se trata de
trabajar con las familias, con los jóvenes,
en gaztetxes (centros sociales
juveniles) o en centros educativos,
desde una óptica global y preventiva”.
El objetivo es realizar una labor
para la normalización del fenómeno
de las drogodependencias. Una búsqueda
de los procesos de construcción
de representaciones sociales
más globales y multicausales, y de
generación de demandas y respuestas
más integrales, interdisciplinares
y solidarias. Aportar, en definitiva,
propuestas en los ámbitos de la prevención,
el tratamiento y la regularización
de la producción, venta y consumo
de las diferentes drogas.
Askagintza ha puesto en funcionamiento
un centro de documentación
e información en Bilbao. El objetivo
de esta iniciativa es ofrecer
información y formación respecto
a las drogodependencias y la sexualidad,
de forma clara y objetiva.
Con Gazteaske Zentrua se pretende
promocionar la figura del mediador
juvenil, proporcionar lugares
de encuentro para el debate y la
búsqueda de la reflexión.

Cualquier persona puede acercarse
a la sede de Conde Mirasol en la
capital vizcaína y acceder a libros y
documentación, así como encontrar
una atención directa y personalizada,
cursos de formación, asesoría legal
o debates y encuentros.

Hernani: más que sidrerías
_ La localidad donde Askagintza tiene
su sede nacional, Hernani, es famosa
por sus sidrerías. Desde la organización
popular se denuncia que durante
los fines de semana, fiestas, y temporada
alta en particular, la ciudadanía
hernaniarra se ve desposeída de algunos
derechos, y mermada de ciertas
libertades, por la actuación de determinados
grupos de borrachos en
estos momentos de alto consumo.
Se argumenta que la pérdida de lo cultural
en los consumos de drogas están
convirtiendo el «ir de sidrería» en algo
masificado, homogeneizado y acultural.
El colectivo aclara que no está en contra
ni de la sidra, ni de las sidrerías,
sencillamente propone un uso más cultural.
Quieren dejar claro que sin identidad
comunitaria, sin la implicación de
los vecinos y sin sentido de pertenencia,
Hernani corre un gran riesgo de
convertirse en una gran sagardotegi
(sidrería), rodeada de polígonos industriales,
centros comerciales y algún
caserío para enseñar a los turistas.

Tags relacionados: Bilbao Precariedad
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto