AUMENTAN LAS CIRUGÍAS DE REJUVENECIMIENTO GENITAL EN MUJERES, UNA PRÁCTICA PROCEDENTE DE EE UU Y
Una nueva preocupación, la estética genital

‘Vagina’, ’vulva’, ‘concha’, ‘almeja’, ‘coño’. Muchos nombres para una sola realidad si no innombrable, sí bastante desconocida. La presión de la eterna juventud llega a la zona más oculta del cuerpo de las mujeres.

, Madrid
12/04/11 · 17:52
Edición impresa

La noticia aparecía en la versión digital
de un diario nacional: 400 mujeres
de entre 18 y 76 años se habían
‘abierto de piernas’ para que un
artista inglés, Jaime McCartney, realizara
moldes de su anatomía genital.
Un total de 400 vulvas, una
tras otra, que se expondrán a los
ojos del público de Brighton, en paneles
de 40 imágenes
, a partir de
mayo, y de la que los berlineses ya
han podido ver un avance.
The great wall of vagina (el propio
autor reconoce que el nombre
correcto sería vulva) quiere ser,
además de una exposición chocante,
una reflexión sobre la relación
de las mujeres con su anatomía.

La apariencia de sus genitales
provoca ansiedad en muchas mujeres.
Mi impresión es que la sociedad
ha creado para ellas un nuevo
motivo de preocupación
. Como artista,
estaba en una posición única
para hacer algo al respecto”, comenta
el escultor en su página
web, donde, por cierto, también está
a la venta un kit para hacer tu
propio molde ‘vulvil’.

Tras la idea está la alarma por las
informaciones sobre el aumento de
lo que en español se conoce como
cirugía íntima o genital
, una práctica
que viene de Estados Unidos y
Brasil y sobre la que es difícil tener
datos exactos. El presidente de la
Sociedad Española de Cirugía Plástica,
Reparadora y Estética (SECPRE)
,
Jaume Masia, reconoce que
en los últimos dos años su demanda
ha supuesto “un aumento importante”,
aunque sigue siendo minoritaria
y “supone tan sólo entre un
5 y un 8% de todas las intervenciones
realizadas”. Teniendo en cuenta
que en 2009 se realizaron en
España 105.000 operaciones estéticas,
entre 5.250 y 8.400 mujeres se
sometieron a una intervención de
este tipo en la sanidad privada
, lo
que en principio descarta una patología
grave.

Juventud vs seguridad

“Existe una preocupación creciente
por este tema y cada vez más
mujeres demandan estas operaciones
”,
asegura L. G., una joven ginecóloga
que trabaja desde hace
siete años en la seguridad social
canaria. Hay dos tipos de pacientes
para estas intervenciones, comenta
Masia: “la chica joven, con
una asimetría o molestia manifiesta
y la mujer de entre 50 y 55 años,
preocupada por los cambios debidos
a la edad y los embarazos y que
desea un aspecto más joven que le
permita disfrutar de su sexualidad
durante más tiempo”.

En la web de Clínica Mediterránea
de Barcelona puede encontrarse
información sobre todos los
procedimientos de la cirugía íntima.
Aunque la descripción de las
operaciones, muy completa, trata
de ser estrictamente profesional,
el campo semántico de la juventud
aparece hasta seis veces
al explicar
las intervenciones femeninas,
y sólo una vez en las masculinas,
en las que se hace referencia a la
confianza y la autoestima. Seguridad
para ellos y juventud para
ellas
. ¿La tiranía del ‘eternamente
joven’ llevada hasta sus últimos
extremos?

Las cirugías estrella son el estrechamiento
vaginal y el rejuvenecimiento.

Muchas mujeres demandan
un aspecto al estilo de una
veinteañera o adolescente: labios
mayores simétricos, labios menores
por dentro y clítoris escondido;
olvidando quizá que los cambios
por la edad son normales en esta
zona al igual que en el resto del
cuerpo, y desconociendo el hecho
de que, en la mayoría de las mujeres,
los labios internos sobresalen
de los externos. Es decir, que lo que
se conoce como hipertrofia de los
labios menores, algo que ha provocado
sustos en más de una al escuchárselo
al médico, es habitual y
sólo debería tratarse en el caso de
que cause molestias.

Y, sin embargo, algunas mujeres
insisten en recortarse los labios
o disminuir el tamaño del clítoris
para encajar en un molde que
los propios cirujanos rechazan.
No existe una normalidad, al
igual que no la hay en ninguna
parte del cuerpo
”, asegura Masia
de forma tajante. “No existe la vulva
normal al igual que no existe la
nariz o las orejas normales, aunque
algunas puedan llamar más la
atención”, corrobora L.G., la ginecóloga
canaria.

Pero, ¿cuántas oportunidades tienen
las mujeres de ver otras vulvas
de modo detallado? No muchas, la
verdad. La sexualidad femenina ha
sido siempre algo privado
, de lo que
no se habla y que mucho menos se
enseña o se compara. La periodista
Sylvia de Béjar llega a sugerir en
uno de sus libros que, alrededor de
los 12 años, se debería regalar a las
niñas un ‘kit de exploradora’, con
espejo y linterna, para descubrir su
propia anatomía y, a ser posible, la
de alguna amiga, ya que es más fácil
examinar los genitales ajenos
que los propios.

Así las cosas, no es de extrañar
que la única referencia que tengan
muchas mujeres sea el porno
, un
mercado en el que suponen ya una
de cada tres visitantes a páginas de
contenido erótico, aunque el 70% de
ellas lo oculte, y que en su mayor
parte muestra mujeres jóvenes, con
labios menores escondidos. Como
comenta una de las voluntarias de la
escultura a la que hacíamos referencia
al inicio, “sólo tras ver mi molde
junto al de las otras mujeres, caí en la cuenta de que no hay ‘normal’”.

Más información

Sexualidad femenina y autoconcepto, de Betty Dodson y Carlin Ross.

Tags relacionados: Cirugía estética
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    14/04/2011 - 3:22pm
    Que la usen como molde,está bien,que la toquen cuando y como quieran,también pero.....nada de cirugías .......aahhhh,de solo pensar lo mucho que pueden lastimarse ya duele !!!!
  • Operaciones ‚Äôestrella‚Äô.
    separador

    Tienda El Salto