El hoy parlamentario de CiU fue investigado por cobros irregulares durante su gestión sanitaria
La Audiencia Nacional estrecha el cerco sobre uno de los protagonistas del pelotazo sanitario catalán

Un detenido de origen ruso asegura ante el juez que pagó dos viajes privados al exalcalde de Lloret de Mar, Xavier Crespo, implicado también .

29/01/13 · 13:33
Primero y segundo por la izquierda, respectivamente, Josep Valls, primer teniente de alcalde de Lloret, y Xavier Crespo, exalcalde del municipio gerundense, durante una visita de Artur Mas en febrero de 2010. / Convergència Democràtica de Catalunya

El juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional ha cursado el martes 29 de enero una solicitud al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para que confirme la condición de aforado en el Parlament de Xavier Crespo, actualmente diputado de CiU en el Parlament, antes de solicitar al TSJC que se le tome declaración.

Es la primera medida después de que el ciudadano ruso Andrei Petrov declarase en el alto tribunal que pagó dos viajes al exalcalde de Lloret de Mar (Girona) y a su familia. En el marco de la misma operación contra el crimen organizado en la que ha sido detenido Petrov, la Audiencia ha ordenado la captura de Josep Valls, quien fuera primer teniente de alcalde del mismo municipio y exconcejal de urbanismo de la localidad mientras Crespo era su regidor. Además, la Guardia Civil ha detenido este fin de semana a otras dos personas relacionadas con el presunto cobro, por parte de Crespo, de decenas de miles de euros a cambio de promover los intereses de Petrov.  

La Fiscalía Anticorrupción investiga el patrocinio por parte de Petrov de equipos deportivos de Lloret, que presuntamente estarían relacionados con la concesión municipal de la tercera parte de un centro comercial al empresario ruso. Según el semanario La Directa, Crespo ha mentido durante una entrevista con la Cadena Ser sobre la condonación de 133.000 euros en impuestos a Petrov. El parlamentario ha asegurado esta mañana que ese perdón se produjo "casi por unanimidad" cuando la realidad muestra que la decisión se tomó con los votos favorables de CiU y el Partido Popular.

Pero las acusaciones de Petrov no son las únicas que tiene que afrontar Xavier Crespo. Su gestión de las empresas al frente de los hospitales de Blanes y Calella fue puesta en entredicho tras la auditoría a la empresa pública Centros Médicos Selva Maresme (CMSM), archivada en 2006 por la Sindicatura de Cuentas, que reflejaban cobros irregulares superiores al millón de euros y un agujero de 2,6 millones de euros en las cuentas del CMSM. No obstante, a pesar de las evidencias mostradas en el llamado Informe Crespo, la sindicatura de cuentas votó en contra de remitir el expediente a la Generalitat.

Es uno de los múltiples puntos negros de la gestión sanitaria en Catalunya, basada en una estructura de conciertos en la que aparecen beneficiadas empresas ligadas a Convergencia i Uniò. La revista Café Amb Llet y la edición catalana del diario El País han destapado varios casos que apuntan como mínimo a la mala gestión de este servicio público. Crespo llegó a anunciar que se querellaría contra los responsables de Cafe amb Llet para "defender su honor", si bien no ha presentado querella alguna hasta la fecha contra esta revista.

En noviembre de 2012, la Plataforma de Afectadas por los Recortes Sanitarios presentó una querella criminal contra Boi Ruiz y su equipo de gobierno del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya para denunciar la opacidad en la gestión de la sanidad en Catalunya. Es la segunda querella presentada por la PARS después de que la Fiscalía Superior de Catalunya renunciase a investigar los supuestos delitos cometidos por diversos políticos convergentes.

Vicepresidente de una comisión y posible imputado en un día

El mismo día que se ha conocido la pregunta de la Audiencia Nacional sobre la condición de diputado de Crespo, el Parlament ha aprobado su nombramiento como vicepresidente de la comisión de empresas y empleo con el único voto negativo de las Candidatures d'Unitat Popular (CUP). 

La coincidencia de ambas noticias ha desatado una campaña en la red social twitter, donde se han difundido mensajes por la dimisión del parlamentario catalán a través de la etiqueta #DimitirCrespov. El hastag hace alusión al supuesto cohecho cometido por el exalcalde de Lloret con los intereses del ciudadano ruso Andrei Petrov, y al lema "Dimitir no es un nombre ruso" que se ha hecho popular en internet y en las protestas ciudadanas contra la corrupción de los cargos políticos.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto