SALUD
Falacias del psicologismo

La Psicología ha constituido
una forma de manipulación
social. Desde mediados
del siglo XX, una
legión de profesionales (médicos,
psiquiatras, sociólogos, psicólogos
y asistentes sociales) se pusieron
al servicio de instituciones públicas
y privadas para implantar
programas de parcheo de las injusticias
sociales y de una industrialización
desarrollista generadora
del desarraigo de la gente, de
la alienación y de las neurosis propias
de todas las clases sociales.

29/04/06 · 17:17
Edición impresa

La Psicología ha constituido
una forma de manipulación
social. Desde mediados
del siglo XX, una
legión de profesionales (médicos,
psiquiatras, sociólogos, psicólogos
y asistentes sociales) se pusieron
al servicio de instituciones públicas
y privadas para implantar
programas de parcheo de las injusticias
sociales y de una industrialización
desarrollista generadora
del desarraigo de la gente, de
la alienación y de las neurosis propias
de todas las clases sociales.
Pensadores como Goffman, Marcuse
e Illich -y entre nosotros
Fernando Álvarez-Uría y Julia
Varela- desenmascararon los mecanismos
de manipulación social
de las sociedades capitalistas avanzadas.
Ya no era necesario reprimir
directamente a la gente, sino
que se alienaba dulcemente a las
masas de individuos. Se ha llamado
mixtificación a las patrañas de
los opresores. Los ricos hacen creer
a los pobres que siempre ha habido
ricos y pobres y que siempre
los habrá. ¡Qué le vamos a hacer!
Así es la vida. El sociólogo Robert
Castel denunció la medicalización
de los problemas sociales: paro,
marginación, drogadicción, depresión,
etc.
Por otra parte, la eficacia de la
psicoterapia está sobrevalorada.

El modelo psicologista de salud
pretende hacernos creer que en
todas las enfermedades (incluidas
las físicas) hay un origen psíquico,
una influencia psicosomática;
una falsa creencia que choca con
el modelo biopsicosocial mucho
más integral y comprometido.
Nadie ha demostrado que la psicoterapia
profesional sea más eficaz
que los abordajes biológicos
(dieta, ejercicio, psicofármacos) o
caseros (amigos grupos de autoayuda,
aficiones). El psicólogo
Eysenck demostró que dos tercios
de los pacientes neuróticos se curaban
a los dos años del inicio de
la enfermedad, independientemente
de que hicieran o no hicieran
psicoterapia. Ninguna psicoterapia
ha demostrado ser superior
a otras. Se ha comprobado que los
pacientes mejoran sobre todo en
las dos primeras semanas, probablemente
debido más a sus propias
esperanzas y ganas de cambiar
que a otra cosa. Hay un consumismo
de psicoterapias igual que hay
un consumismo de cosméticos,
gimnasios, alimentos dietéticos,
suplementos, etc. La mayoría de las
personas que hoy en día van a consultas
o a grupos de psicoterapia están
sanas. Son personas con problemas,
como todo quisque. No tener
una enfermedad mental y tirarse
años acudiendo al psicólogo o al
psicoanalista no se entiende. Se
comprende que seamos analfabetos
sanitarios pero, ¿acaso estamos perdiendo
también el sentido común?

Tags relacionados: Cosméticos Salud mental Salud
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto