El paro está convocado para el 6 de diciembre
La Lavandería Central Hospitalaria, hacia la huelga indefinida

Los trabajadores esperan que el juzgado paralice cautelarmente la privatización de la lavandería, mientras denuncian que la futura empresa adjudicataria ya se está encargando de lavar la ropa de los hospitales públicos.

, Redacción web
27/11/13 · 8:00

Los trabajadores de la Lavandería Central Hospitalaria de Mejorada del Campo, que abastece a 19 hospitales de gestión pública de la región de Madrid, han iniciado hoy su noveno día de encierro para denunciar la privatización del servicio y las condiciones leoninas a las que les someterá la empresa adjudicataria. El contrato por el que se privatiza la lavandería, que lleva abasteciendo de ropa limpia a los hospitales madrileños desde hace 40 años, fue adjudicado el pasado 3 de octubre a Flisa, empresa perteneciente a la Fundación Once, que gestionará la lavandería desde el 1 de diciembre y durante cuatro años. Con él, la Comunidad de Madrid pretende ahorrarse 36 millones de euros.

Para los empleados de la lavandería privatizada, las bajadas salariales rondarán el 46%. “El colectivo más grande, los celadores, cobran en torno a 1.100 euros. [El presidente de la Comunidad] Ignacio González entiende que son privilegiados, así es que van a pasar a cobrar 620 euros brutos, lo que se queda en 580 netos”, explica a DIAGONAL Francisco Ronco, presidente de la Asociación de Empleados de Lavandería Hospitalaria, que añade que para los puestos de responsabilidad o personas que trabajan en el turno de noche, esta bajada alcanzará el 60%.

“Las condiciones son penosas, nos aumentan la jornada de trabajo de 35 a 40 horas y van a dejar de pagar festivos, turnicidades y pluses”, denuncia este mecánico de mantenimiento. Los trabajadores tienen de plazo hasta el próximo viernes 29 para decidir si aceptan nuevas condiciones laborales o pasan a engrosar las listas del paro, en el caso de eventuales e interinos. El personal estatutario fijo tendrá la posibilidad de pedir el traslado a otro centro público o quedarse en la lavandería con las nuevas condiciones, lo que Ronco denuncia como un “traslado forzoso” del centro que en su día eligieron al aprobar las oposiciones.

Los trabajadores, que el pasado 30 de octubre presentaron un recurso contencioso-administrativo por el que solicitan la suspensión cautelar de la adjudicación, esperan que el juez se pronuncie a lo largo de esta semana. Tras haberles sido denegada la convocatoria de huelga con carácter urgente para el día 26 de noviembre porque la lavandería hospitalaria es considerada "servicio esencial”, los trabajadores han vuelto a convocar una huelga indefinida, que comenzará el 6 de diciembre.

Mientras tanto, denuncian que la Comunidad de Madrid no está permitiendo que llegue ropa sucia a la lavandería y que Flisa ya se está haciendo cargo de recoger la ropa sucia de los hospitales públicos de Madrid y llevarla a otras lavanderías. “Los vigilantes de seguridad de los hospitales, ordenados por la gerencia, se interponen entre los compañeros de transporte y la ropa sucia y se tienen que venir de vacío”, denuncia Ronco. Los empleados han constatado igualmente que los hospitales están “comprando cantidades ingentes de ropa nueva aunque no hace falta, y la están dando a los profesionales y pacientes sin haberla higienizado, con el peligro que ello conlleva”.

Los trabajadores, que se concentraron el 26 de noviembre frente al Hospital 12 de Octubre, tienen previsto continuar el encierro y las movilizaciones, que seguirán hoy, 27 de noviembre, con una manifestación que partirá desde la Lavandería Central a las 11h.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Contrato laboral de la lavandería de Mejorada. / @LavanderiaHC
separador