EDUARDO LEÓN, DETENIDO POR FOTOGRAFIAR UN CONTROL RACISTA
Crónica de la detención de un fotógrafo de DIAGONAL

La policía nacional mantiene una hora en comisaría y requisa la tarjeta de su cámara a un fotógrafo de DIAGONAL que pretendía documentar la detención de un migrante. Aquí relatamos los hechos.

- Las redadas siguen, ayúdanos a denunciarlas

- Fotos de controles a migrantes en el Metro

- Programa radiofónico de Más Voces sobre el acoso policial a migrantes

23/06/10 · 18:32
Edición impresa

Ayer, martes 22 de junio, sobre las 15.30 horas, se produjo otro más de los controles selectivos a ciudadanos sospechosos (por parte de la policía) de no estar documentados según las leyes españolas. En ese momento, el fotógrafo de DIAGONAL Eduardo León había entrado en el metro y contempló cómo un hombre subsahariano de aproximadamente 30 años de edad se encontraba tumbado y esposado en el espacio que separa las dos líneas de metro de la estación de Lavapiés (Madrid). Sangraba por el labio y en el suelo había varias manchas de sangre. Junto a él se encontraban dos hombres vestidos de paisano que posteriormente se identificaron como policías nacionales.

El fotógrafo, en cumplimiento de su trabajo, se dispupuso a captar la imagen con su cámara. A esto respondieron los dos policías identificándole y obligándole a depositar en el suelo todas sus pertenencias. En ese momento, Eduardo llamó a la redacción de DIAGONAL. De ella salieron cinco personas para prestarle apoyo. A ello reaccionaron los policías nacionales enseñando la placa y diciendo que se separaran de las dos personas retenidas. A Eduardo le insistieron en varias ocasiones para que les diera su cámara, negándose él como es lógico. Los miembros de DIAGONAL preguntaron a los policías por qué habían detenido a esa persona migrante, a lo que uno de ellos respondió: “Por cosas nuestras que no te incumben”, dejando sin contestación la siguiente pregunta: “¿Porque es negro?”.

Así permaneció la situación durante más de 20 minutos, mientras el detenido africano no paraba de gritarles que le ayudaran a levantarse del suelo, a lo que estos dos individuos se negaron repetidas veces. Finalmente el detenido consiguió levantarse por sí mismo pese a las recriminaciones policiales.

Poco después llegaron dos policías de uniforme, los cuales se llevaron al detenido, mientras que los policías de paisano, junto a un guardia de seguridad del metro, de la empresa Castellana de Seguridad, S. A. (Casesa), se llevaban en metro a Eduardo a la comisaría de la estación de Sol. Allí les acompañaron los demás integrantes de DIAGONAL, y un rato después entraría también el migrante detenido.

Allí mantuvieron detenido al fotógrafo durante más de una hora. Eduardo les preguntó en varias ocasiones si estaba detenido, a lo que le respondían que no, pero al mismo tiempo no le dejaban salir. Incluso el guardia de seguridad privada se quedaba vigilando al fotógrafo por orden expresa de los policías cuando éstos salían alguna vez.

Tras tanto tiempo de espera, durante el cual no informaron de nada a los compañeros de DIAGONAL, requisaron a Eduardo la tarjeta de su cámara fotográfica y por fin le liberaron. En el acta levantada, señalan que la tarjeta ha sido “incautada”, sin señalar ningún motivo y formando parte del mismo atestado realizado por la detención del migrante.

Tags relacionados: Edu León Lavapiés Número 128
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto