ENTREVISTA // HAMAD HAMMAD, DEL COMITÉ SAHARAUI DE APOYO A LA AUTODETERMINACIÓN DEL SÁHARA
“En los territorios ocupados necesitamos apoyo político”
JPG - 4.1 KB
HAMAD HAMMAD. Ex preso político por
defender los derechos humanos.Roberto Mazorra

DIAGONAL CANTABRIA: ¿Cómo
ha evolucionado la situación de los
derechos humanos en los territorios
ocupados?

05/06/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 4.1 KB
HAMAD HAMMAD. Ex preso político por
defender los derechos humanos.Roberto Mazorra

DIAGONAL CANTABRIA: ¿Cómo
ha evolucionado la situación de los
derechos humanos en los territorios
ocupados?

HAMAD HAMMAD:Estos crímenes
y violaciones comenzaron desde la
invasión, en 1975, después del acuerdo
entre Marruecos, Mauritania y
España. Esto fue una sentencia de
muerte a nuestro pueblo, un plan de
exterminio de los saharauis.
Actualmente, desde la intifada de
2005, las cárceles están llenas de presos
políticos saharahuis. Entre ellos
activistas por los derechos humanos.
Se sigue torturando, se cometen abusos
sexuales, abortos y violaciones
de mujeres, malos tratos a menores,
un joven rociado con gasolina y quemado
dentro de una comisaría de policía…
Más de cinco mil detenciones
arbitrarias, miles de heridos. Intimidaciones
y represalias contra los defensores
de los derechos humanos.
En los territorios ocupados, no tenemos
ni el más mínimo derecho a protestar.
Si tienes un trabajo, te lo quitan
cuando te manifiestas.
Las ciudades son como cuarteles
militares, controladas totalmente por
el ejército y la policía, hay incluso
campamentos militares dentro de los
colegios. Un despliegue impresionante
para un pueblo que no llega al
medio millar de habitantes.
Tampoco hay ningún tipo de ayudas
o proyectos de desarrollo provenientes
de organizaciones o instituciones
españolas. Sólo observadores
y voluntarios. Las Naciones Unidas
están como turistas: coches de lujo,
los mejores hoteles, las mejores playas,
mucho sueldo e invitan a sus familias
a pasar allí sus vacaciones. El
pueblo vive en el exilio, otros en las
cárceles y otros desaparecidos.

D.C.: ¿En qué consistió aquel acuerdo
de 1975 y qué perspectivas ves?

H.H.: Se repartieron la riqueza y el
territorio. España se quedaba con el
35% de los fosfatos y una parte de la
pesca. Marruecos con el territorio
del norte y otra parte de los fosfatos.
Mauritania con la zona del sur.
España nos vendió, participó y sigue
participando del exterminio de
nuestro pueblo. A Marruecos no le
interesa un referéndum donde el
pueblo saharahui pueda elegir democráticamente
su futuro. Lo que
quieren es, mediante la tortura y el
encarcelamiento, obligarnos a aceptar
una autonomía que no es aceptable
ni por nuestro pueblo ni por la
comunidad internacional.

D.C.: Además de esta problemática
político-social ¿qué otros efectos encuentras?

H.H.: La riqueza natural, los fosfatos
y la pesca están siendo expoliadas.
Hay contaminación por productos
químicos del lavado de los
fosfatos, envenenamiento de los
pozos de agua del desierto, se está
exterminando la fauna terrestre y
los árboles que quedan… Lo único
que hay son empresas españolas
que están robando las riquezas de
nuestra tierra y nuestro mar con el
apoyo del gobierno español. Estos
intereses empresariales influyen
en la postura que ha adoptado el
gobierno español.

D.C. ¿En qué consistió la intifada?

H.H.: Decir intifada es como decir
manifestaciones, es una lucha pacífica,
como dicen los informes de
asociaciones internacionales de
derechos humanos, los gobiernos
británico y estadounidense o la
ONU. Desde el comienzo de la intifada
las cosas han podido ser oídas
por el mundo y salir en la
prensa internacional o los informes.
Antes no salía nada.
D.C.: ¿Qué podemos hacer desde
aquí?

H.H.: En los territorios ocupados necesitamos
apoyo político, que Marruecos
sea presionado, la libertad
de los presos políticos, el paradero
de los desaparecidos, que se juzgue
a los asesinos…
En España hay más de cuatrocientas
asociaciones de amigos del pueblo
saharaui, pero se vuelcan demasiado
las tintas en la ayuda humanitaria.
Este apoyo a los campamentos
de refugiados les permite resistir en
la lucha política, pero en los territorios
ocupados hay un velo infranqueable
y se hace casi imposible incluso
contactar.
Que se hable del asunto, que salga
a la calle. El pueblo español tiene que
presionar a su gobierno.

Tags relacionados: Pueblo saharaui
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto