CARTAS DE LOS LECTORES
SOBRE LA EDUCACIÓN SIN ESCUELA

“Una educación sin escuela” es un
planteamiento que nos muestra otra
opción, pero creo que para arreglar
algo no basta con hacer todo lo contrario.
El sistema educativo actual presenta
un fallo de base, pero considero
que se puede arreglar. Aunque no
debemos buscar todo el problema en
los colegios. Los padres no se involucran
en el aprendizaje de sus hijos,
simplemente ven sus notas y si son
buenas, una videoconsola, y si son
malas, es que mi hijo es un vago.
Debemos pararnos a pensar qué es

14/02/08 · 0:00
Edición impresa

“Una educación sin escuela” es un
planteamiento que nos muestra otra
opción, pero creo que para arreglar
algo no basta con hacer todo lo contrario.
El sistema educativo actual presenta
un fallo de base, pero considero
que se puede arreglar. Aunque no
debemos buscar todo el problema en
los colegios. Los padres no se involucran
en el aprendizaje de sus hijos,
simplemente ven sus notas y si son
buenas, una videoconsola, y si son
malas, es que mi hijo es un vago.
Debemos pararnos a pensar qué es
lo que falla. Los niños están predispuestos
a aprender y si no lo hacen,
hay que preguntarse por qué: falta de
motivación, desorientación... En mi
opinión hay tres problemas fundamentales:
escasa formación docente,
mala elección de prioridades en el
sistema educativo y desentendimiento
de los padres en el proceso de
aprendizaje. Tenemos la obligación
de hablar con los profesores para propiciar
el cambio, no podemos pensar
que sólo a ellos corresponde la educación
de nuestros hijos. La reducción
de la jornada escolar me parece
muy necesaria, es uno de los pequeños
cambios que se pueden estudiar.
Aprendemos no sólo de los libros.
Nos hacen falta experiencias, actividades
sociales y sobre todo aprender
de nuestros errores. Los colegios son
necesarios, pero les damos excesiva
importancia, es sólo un aspecto de la
educación que, aunque necesario, no
debe primar sobre el resto.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto