EDUCACIÓN: EDUCACIÓN PARA LA DESOBEDIENCIA
¿Obedecer es de buena educación?

Aumentan las quejas por la falta de disciplina en las
familias, escuela... en la sociedad en general. Sin
embargo hay voces en Cantabria que tienen otro
punto de vista. Va una pequeña muestra.

29/11/07 · 0:19
Edición impresa



Desde la cultura de la noviolencia
se considera
que quien acata una norma
injusta, aunque sea
bajo presión, se convierte de alguna
forma en responsable de la misma y
renuncia a su capacidad de crítica
para delegar todo poder de decisión
en quien manda.
De aquí surge el concepto de
Educación para la Desobediencia
dentro del campo de la Educación
para la Paz.
En el Colectivo de Educación
Abra matizan: “No se trata de si es
mejor obedecer o no, sino de analizar
críticamente cada situación para
recuperar nuestra capacidad de decidir
libremente y actuar en consecuencia”.
Son numerosos los logros
sociales de la desobediencia:

- Disfrutamos de entornos naturales
envidiables (Parque Natural
de Oyambre, playa de La Arena...)
gracias a que se impidió su urbanización
mediante acciones ecologistas
consideradas “ilegales”: encadenándose
a las máquinas, derribando
cercas, impidiendo con sus cuerpos
el vertido de hormigón, interrumpiendo
plenos parlamentarios...

- “La supresión de la ‘mili’ se debió
a que miles de insumisos y objetores
dejamos los cuarteles vacíos,
no fue mérito de Aznar”, nos comenta
Chema Pérez, insumiso cántabro
que estuvo encarcelado en la prisión
provincial: “La insumisión demostró
en la práctica el poder político y educativo
de la desobediencia”.

- Aumentan las posibilidades de
poder elegir modelos alternativos
de educación y crianza desde que
cada vez más familias deciden desescolarizar
a sus hijas/os.

- Cada año se apoyan económicamente
proyectos sociales gracias al
dinero de quienes se niegan a pagar
al Ejército mediante la objeción fiscal
al gasto militar.
También es un toque de atención
de que algo no va bien. Podemos
aprovecharla como herramienta
educativa para revisar la situación y
tratar de encontrar conjuntamente
una solución satisfactoria para las
partes. Si deseamos educar en la
responsabilidad, no podemos limitarnos
a reprimir por sistema a
quien nos desobedece.

Tags relacionados: Educación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto