"ANÁLISIS : LA PRENSA DE CANTABRIA EN LOS AÑOS ""30"
La República: una sociedad plural, una información plural

En marcado contraste con el panorama actual,
definido por el marcado predominio de
los medios de inclinación conservadora, la
historia de la prensa en Cantabria se caracterizó
hasta la dictadura franquista por una
gran pluralidad, tanto por el número de medios
existentes como por las tendencias políticas
o ideológicas a que respondían.

04/06/08 · 23:53
Edición impresa
JPG - 8.1 KB
 
“DIARIO MONTAÑÉS. Desde prácticamente su nacimiento, en 1902,
este periódico se caracterizó por su ideología conservadora / Marta Alonso

La mayor parte de los periódicos
existentes en la época
se definían abiertamente
por su adscripción a
unas determinadas ideas políticas,
incluso en ocasiones como órganos
de expresión de partidos.
Durante la Segunda República,
el acceso de las masas a la vida pública
y la intensidad de las luchas
políticas tuvieron uno de sus cauces
en la variada red de periódicos
y revistas existentes. Durante todo
aquel período la opinión pública
tuvo a su disposición cuatro diarios
que recogían prácticamente
todo el continuo ideológico izquierda-
derecha. El más veterano
de ellos era El Diario Montañés,
órgano de expresión del catolicismo
ortodoxo y el tradicionalismo,
vinculado al Obispado, defensor
de unas ideas integristas y antiliberales,
posición desde la que defendió
la unidad de las derechas
contra las reformas republicanas.
Este diario se caracterizaba por un
tono muy militante, virulento y
despectivo hacia sus adversarios.

Era el periódico de la región que
se alineaba con menos rubor en favor
de una determinada opción,
las derechas y extremas derechas.
Una posición más moderada
mantenía La Voz de Cantabria,
que representaba los intereses de
la burguesía conservadora, con
un ideario liberal-conservador
definido siempre por la moderación
y el pragmatismo, por lo que
tendió a simpatizar con los republicanos
conservadores y luego
con la CEDA.

También en el ámbito republicano
liberal, aunque más progresista,
se movía El Cantábrico, el periódico
más vendido en la región,
opuesto a los extremismos y defensor
de la unidad de los republicanos,
que contaba con numerosos
lectores obreros gracias a su
amplia información sobre la actividad
sindical y a las columnas del
socialista Bruno Alonso.
Por su parte, la izquierda obrera
estaba representada por el vespertino
La Región, dirigido por
Luciano Malumbres, “diario de
clase” próximo al PSOE, defensor
de la unidad de las fuerzas obreras
y en particular de las organizaciones
marxistas. Muy combativo,
denunció reiteradamente el
caciquismo, la actividad antirrepublicana
de las derechas, el activismo
de los grupos fascistas y numerosos
abusos o escándalos. Por
todo ello se convirtió en objeto del
rencor de las derechas, lo que pagó
Malumbres con su asesinato a
manos de un pistolero falangista
en junio de 1936.

Además de estos diarios y otros
de vida menor, existieron numerosos
semanarios en Santander y en
la provincia (en Torrelavega El
Impulsor, El Liberal Montañés y
Juventud, en Reinosa El Ebro, en
Castro-Urdiales La Voz de Castro…).
Un panorama de pluralidad
que se veía complementado por la
existencia de instituciones culturales
y formativas populares como
el Ateneo Popular, el Ateneo Obrero
y los centros instructivos republicanos
y obreros.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto