Saberes
Ciudad, arquitectura, ideas
17
Jul
2015
17:29
Rejas líquidas
Por Wayward Wandering

Un agujero negro. Un puñado de tierra cerrado por paredes, rejas, vallas, puertas que se abren sin dejar salir, llaves cuya posesión se convierte en instrumento de poder. La llave es el poder, el poder es la llave.

Barreras que arquitectos han compuesto diligentemente en un juego de prohibiciones, negaciones, movimientos ahogados, barreras que se repiten sin variaciones para distintas personas sin poder, en distintos lugares unidos por una palabra: 'campo'. Personas que han resbalado en una mancha de la historia cayendo en lugares insensatos, abismos antropófagos, se encuentran habitando lugares sin tiempo, como un reloj que ha perdido contacto con la historia.

Agujeros negros que absorben espacio y tiempo, aniquilándolos, vaciándolos de sentido. Campos nuevos y antiguos, en que nuestros pasos se diluyen en el vacío. Arquitectura moderna que humaniza lugares que no pueden ser humanos.Arquitectura moderna que humaniza lugares que no pueden ser humanos

Hay que “mirar el campo no como hecho histórico, ni como una anomalía perteneciente al pasado, sino, de alguna manera, a la matriz escondida, al nomos del espacio político en el que vivimos.” (Giorgio Agamben - ¿Qué es un campo?)

Uno de los espacios de excepción que materializan el concepto de campo es el manicomio. En este lugar los derechos quedan suspendidos permanentemente, llegando a ser un espacio para la vida vegetativa.

'Los manicomios se han abierto al mundo, ya no existen' –les gusta decir a los llamados progresistas– desapareciendo como lugares de encierro, cuya materialidad enseñaba una violencia de otra época, poco aceptable en nuestro espacio moderno. Demasiado visible, identificable, reconocible, tangible, evitable, espacio del que huir es demasiado tentador.

Más que abrirse al mundo el manicomio se ha disuelto en el mundo, permeándolo, sin cambiar su sustancia al no haber cambiado las bases que crearon el manicomio: anular las ideas no aceptadas por una determinada cultura, en un determinado período histórico, expresadas por personas sin poder. Ésta es la llave.

El manicomio se ha diluido en otros espacios cuya naturaleza es exactamente la misma –clínicas psiquiátricas, hospitales, centros terapéuticos de vario tipo, y también centros para confinar a los extranjeros, centros para menores, para mayores, escuelas, guarderías– hasta llegar a modificar el uso de la lengua en periódicos, revistas, libros, cursos universitarios y luego diluirse en la calle, las plazas, invisible, líquido.

En algunos lugares las rejas siguen presentes, las vallas siguen visibles, el proceso todavía tiene que llegar a ser moderno. En muchos otros las rejas se vuelven líquidas, invisibles, vendidas como terapéuticas, buscadas por sus víctimas inconscientes, deseadas por personas con afán por desaparecer en la norma, repitiendo los gestos del ciudadano modélico.

Reconocer las rejas invisibles en cada espacio, en cada palabra, en cada gesto individuando las relaciones de poder allí presentes se vuelve un proceso esencial para llegar a la verdad.

Encontrar la llave, rechazando el poder.

comentarios

1

  • |
    jav
    |
    Lun, 07/27/2015 - 05:03
    &quot;I<span style="color: rgb(60, 61, 60); font-family: Georgia, Times, 'Times New Roman', serif; font-size: 16px; line-height: 22px;">ndividuar&quot; , no conocía esta palabra..El concepto campo no acabo de &nbsp;entenderlo (la referencia al nomos, tampoco), no sé si es algo así como una especie de territorio limitado (&iquest;?), se hubiera agradecido alguna nota a pie de página..Buen artículo, me ha gustado. Hay que romper los límites.</span>
  • Agregar comentario

    Wayward Wandering

    Viaje en el espacio físico de la ciudad, las ideas que lo crean, la materialidad que lo compone, las excepciones y desviaciones que proponen posibilidades nuevas. 
    Wayward Wandering es teórico de la arquitectura. Colabora con varios medios en el ámbito del pensamiento crítico y es consultor de la Universidad de Edimburgo en el área de las artes y la arquitectura.
     


    Web: perspectivasanomalas.org

    Facebook: Perspectivas anómalas

    Twitter: @perspanomalas