Saberes
Ciudad, arquitectura, ideas
23
Dic
2014
19:16
La naturaleza de los abusos
Por Wayward Wandering


El Cap de Creus en estos últimos meses ha llegado a ser un lugar representativo para entender relaciones complejas entre naturaleza y espacio construido, usos y abusos del espacio, interés público y vanidad privada, aceptación y oposición ante los abusos.

El tema en cuestión es el proyecto impulsado por un ciudadano para la ampliación de un restaurante en el parque Natural del Cap de Creus -- zona protegida por la Ley 4/1998-- para convertirlo en una estructura destinada a museo-escuela gastronómica.

Otra palabra usada con profusión es sostenibilidad, uno de los términos que representa la pobreza del lenguaje contemporáneo

Para proteger la belleza y biodiversidad del Cap de Creus y permitir la conservación del mismo, la Ley 4/1998 de protección del Cap de Creus establece que no está permitido ampliar las estructuras existentes más allá del 20% de la superficie, mientras que el proyecto en cuestión prevé una ampliación del 213% (3446m2). Para solucionar el inconveniente que impide un privilegio más en una sociedad basada en los privilegios, la Generalitat de Catalunya --con un juego de palabras y un abuso continuo del lenguaje-- da la vuelta al asunto: crea una ley ad personam, definiendo proyecto de interés público de primer orden un proyecto fruto de los intereses privados y anula los elementos de protección del verdadero bien común: la naturaleza.

La persona en cuestión es Ferran Adrià, el autor del proyecto arquitectónico el taller de Enric Ruiz-Geli y el estrenuo defensor del proyecto es el consejero de Territorio y Sostenibilidad Santi Vila. El proyecto se llama elBulli1846.

Por un lado la naturaleza y el bien común, por el otro un abuso y el interés personal. Por un lado una acción política desinteresada --la ley de protección del parque Natural--, por el otro la connivencia entre políticos e interés privado.

La situación política en Cataluña ha llegado a niveles de autoritarismo inimaginables, con la continua transformación de las libertades en simulacros. El gesto político de crear una ley ad personam es tan evidentemente abusivo que necesita una justificación autoritaria por parte de los técnicos, los llamados expertos. Si analizamos la web del taller de Enric Ruiz-Geli --autor del proyecto arquitectónico-- junto a las palabras del consejero Santi Vila (que no es un técnico) y de Ferran Adrià emerge en todo su esplendor la más evidente vacuidad del lenguaje usado, cuyo única función sería la de invalidar, a través de la autoridad del especialista, cualquier crítica --sensata, razonable, necesaria-- a un proyecto insensato y abusivo.

La web del taller de Enric Ruiz-Geli ve como protagonistas una serie de vídeos con imágenes que reflejan por un lado la vanidad del impulsor del proyecto Ferran Adrià --a menudo retratado dirigiendo, mandando, protagonizando un cenáculo de discípulos que parecen obedecer sonrientes-- por el otro el lenguaje publicitario con el que se presenta la naturaleza, exclusiva para unos pocos. Algunas frases de la web, en la sección más específica --que tendría que avalar el proyecto a través de la autoridad del experto-- son tan vacías que llegan a ser hilarantes.

Algunos ejemplos (todos en inglés, las mayúsculas son como en el original):

we want to protect, conserve and INCREASE BIODIVERSITY

the ElBulliFoundation will be a PILOT PROJECT for the Natural Parks in Spain.

Interesante la siguiente serie de afirmaciones, relacionadas en secuencia lógica, como en un silogismo dadaísta en cinco pasos iluminantes:

the restaurant TURNS into a FOUNDATION

the LANDSCAPE becomes DATA clouds

now we have a MASS of 2.000.000 POINTS

internet is a DATA CLOUD, Telefonica talks about cloud computing

elBulliFoundation is a CLOUD OF INFORMATION

(Ferran Adrià colabora desde hace años con Telefónica)

Otra cita, que tendría que profundizar en la relación entre arquitectura y energía:

CO2, PHOTOSYNTHESIS, SALINITY, RELATIVE HUMIDITY, NATURAL PARK , GEOTERMIA... the heat of the earth...

in ELBULLI FOUNDATION the architecture is PURE ENERGY

Por último, una cita que ejemplifica el copioso uso a lo largo de la web de nombres de autores acreditados para avalar el proyecto, una vez más un uso del lenguaje sin una finalidad comunicativa, con el único objetivo de invalidar las críticas:

A fourth strategy for elBulliFoundation:
based on PENROSE studies we developed an abstract nature that is based on natural geometries which able to condense the surrounding natural essences.

(la falta de sintaxis de la última frase es del original)

La frase resume la finalidad del proyecto: destruir la naturaleza para construir un simulacro, asequible a pocos, convertido en mercancía, sin vida, sin memoria, en resumen la representación de la prostitución de la naturaleza, el pro statuere, el poner en venta. Otra palabra usada con profusión es sostenibilidad, uno de los términos que representa la pobreza del lenguaje contemporáneo. ¿Sostenibilidad para quién? ¿Para qué? se vuelve, una vez más, al juego elemental de usar palabras vacías, descontextualizadas, huecas, para defender miserias personales. Palabras vacías usadas por Ferran Adrià, Enric Ruiz-Geli y Santi Vila. Jordi Sargatal, ex director de un parque natural próximo al de Cap de Creus (el de los Aiguamolls de l'Empordà) afirma: "Los parques naturales tienen que servir como escaparate". Sigue la idea de prostituir la naturaleza.

95.312 es el número de firmas en contra del proyecto recogidas por la petición organizada por la plataforma Change.org, más de 30 son las asociaciones que se oponen al proyecto (y que han escrito el Manifest de les entitats ecologistes sobre el projecte d'El Bulli), considerando el efecto destructor que el proyecto conlleva, al ser el parque del Cap de Creus un lugar con una biodiversidad excepcional, un lugar de interés naturalístico y geológico que es necesario proteger de los intereses privados de ciertos ciudadanos para que siga siendo un lugar excepcional que cada ser viviente pueda seguir disfrutando, animales, plantas o personas.

La situación política en Cataluña ha recreado, a la perfección, la profecía de Orwell de 1945 en Rebelión en la granja: se deciden y escriben juntos una reglas --la Ley 4/1998 de protección de Cap de Creus y otras leyes para proteger la naturaleza de los ataques cada vez más sofisticados e irreversibles del ser humano-- luego los cerdos, en connivencia con los perros, se arrogan el derecho de decidir sobre el interés común y se empiezan a corregir las reglas. La regla No se puede construir en el Cap de Creus más allá de un cierto límite se convierte en No se puede construir en el Cap de Creus más allá de un cierto límite a excepción de algunas personas, ya que algunos animales --aunque sean todos iguales-- son más iguales que otros. La palabra que define el proyecto es abuso. Abuso, in primis, hacia la naturaleza. Abuso, además, hacia la igualdad de derechos de las personas, mujeres u hombres, con más o menos billetes de banco o papel moneda, con más o menos contratos de propiedad, personas blancas, marrones, beiges, rosa, negras o de todos los colores a la vez, con una manera de pensar u otra.

Denso de significado, en cambio, parece ser el nombre del proyecto, elBulli1846. 1846 es el año en que Henry David Thoreau fue encarcelado por su rechazo a pagar los impuestos, debido al apoyo del gobierno de Estados Unidos a la esclavitud y la guerra de México, dos abusos perpetrados por el Gobierno en nombre del interés común. En el ensayo Desobediencia Civil, Thoreau, además, toma las distancias de Emerson quien, aunque apoyaba las ideas de Thoreau en referencia a la esclavitud y la guerra, se limitaba a mirar los eventos sin reaccionar, como una infinidad de personas ante los abusos. En el Parlament de Catalunya los políticos --estén o no de acuerdo con los abusos, los privilegios o el uso del poder sobre otras personas-- permiten la perpetración de las injusticias.

En 1853 --algunos años después de la publicación del ensayo de Thoreau-- se construyó en la punta del Cap de Creus un faro, cuya luz penetra en la oscuridad con un alcance de algunas decenas de kilómetros. Un faro cuya luz podría indicar el camino para devolver a la naturaleza (y a los hombres) todo lo que le ha sido sustraído por los abusos y para entender la naturaleza de los abusos. Un camino que empieza con la educación --el ex-dūcere liberatorio, liberador, libertario--, eliminando las barreras que impiden el poder sobre sí mismos y permiten la aceptación de los abusos y la perpetuación de privilegios, moralismos y juicios de valor. Una educación creativa que permita el descubrimiento de las verdades personales, la defensa de la autonomía de pensamiento, el rechazo del poder sobre los demás, la observación de las diferencias como fuente de nuevas perspectivas, para que todos los animales puedan ser diferentes, únicos y anómalos y para que algunos animales no sean más diferentes, únicos y anómalos que otros.

 


Flickr del autor de la foto.

comentarios

1

  • |
    Carles Lumeras i Medrano
    |
    Vie, 01/09/2015 - 11:52
    Apreciado Wayward, Hemos leído con mucho interés tu/vuestro artículo sobre el proyecto del <em>Bulli Foundation</em> o el <em>Bulli1846</em>. La línea de razonamientos que utilizáis está, con mucho, en sintonía con nuestra manera de abordar el tema. Desarrollando alguno de los sugerentes temas que planteas, nosotros vamos más lejos todavía. Creemos que, por parte del conseller (y parte de su equipo), existe una política deliberada de convertir los espacios naturales protegidos (Cap de Creus, Montseny, etc.) en centros de reactivación de la economía especulativa, utilizando el atractivo innegable que ofrecen (la marca, diríamos) para romper las figuras de protección. Para ello utiliza excusas, más o menos plausibles, relacionadas con un vago interés general, que permitan a los legisladores la modificación de los marcos legales existentes, intentando dotarse de una coartada de cara a la opinión pública. En el caso del Montseny, por ejemplo, la excusa de crear un centro de investigación meteorológica en el turó de l&#39;Home (proyecto que ha recibido cinco denominaciones distintas en el último año), amenaza con el rompimiento de una normativa de especial protección en el punto culminal de este macizo montañoso considerado Reserva de la Biosfera Mundial. Al margen de lo expuesto anteriormente, nos gustaría poder publicar vuestro trabajo en nuestra página web y, también, en nuestra revista <em>La Sitja del Llop-Revista del Montseny</em>. Para ésto último querríamos traducir-la al catalán, siempre que no suponga inconveniente para vosotros. Rogamos nos indiques si os parece bien nuestra propuesta. En caso afirmativo os enviaremos copia de la traducción para que le deis vuestra aprobación. Podéis escribirnos al correo-e indicado más arriba. Recibid un cordial saludo, Carles Lumeras Coordinadora per a la Salvaguarda del Montseny
  • Wayward Wandering

    Viaje en el espacio físico de la ciudad, las ideas que lo crean, la materialidad que lo compone, las excepciones y desviaciones que proponen posibilidades nuevas. 
    Wayward Wandering es teórico de la arquitectura. Colabora con varios medios en el ámbito del pensamiento crítico y es consultor de la Universidad de Edimburgo en el área de las artes y la arquitectura.
     


    Web: perspectivasanomalas.org

    Facebook: Perspectivas anómalas

    Twitter: @perspanomalas