Saberes
...y así se las hemos contado
11
Feb
2016
21:11
La polémica del callejero que creó El País
Por J. Garín

El País publicaba ayer una lista de 256 nombres que supuestamente habían sido propuestos por la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense para la reforma del callejero que el ayuntamiento de Madrid tiene previsto realizar en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. 

Bajo una imagen de la plaza dedicada a Salvador Dalí en la capital, la noticia empieza así:

“La Cátedra de la Memoria Histórica de la Universidad Complutense, formada por cinco historiadores y dirigida por Mirta Núñez, ha elaborado ya, a petición del Ayuntamiento de Madrid, el primer listado de las 256 “calles franquistas” susceptibles de ser cambiadas de nombre”.

Hoy la Cátedra ha publicado un comunicado en el que niega de manera tajante la autoría del listado que adelantaba El País. Se indica además que desde el diario no se había pedido “a este Consejo o a la directora de la cátedra confirmación sobre la lista de 256 nombres hoy anunciada como propuesta de esta cátedra”. Teniendo en cuenta que en la noticia aparecen “fuentes de la Cátedra de Memoria Histórica” explicando la utilidad del listado, cualquiera lo diría.

El listado, según informa hoy eldiario.es, lleva circulando por la red desde 2004 y es parte del blog del historiador Antonio Ortiz. Ortiz no forma parte del Consejo Ejecutivo de la Cátedra ni del equipo de investigación. Según el mismo explica está “en un  comité asesor con más de cien historiadores” en el que “figura sin más”.

No parece algo muy sólido como para justificar el titular del que parte El País pero entendemos que el autor, redactor jefe de la sección de Madrid, se habrá decantado por publicarlo ante la intuición expresada en la misma noticia de que los nombres destacados “traerán polémica”.

Apuntalando el nuevo escándalo

No contrastará lo que publica, pero de intuición va bien: decenas de noticias al respecto, tertulianos histéricos y Esperanza Aguirre asegurando que la directora de la Cátedra no es catedrática ni española pero sí hija de Fidel Castro que es como Franco... o algo así. Se confirma que efectivamente estamos ante un nuevo intenso debate basado en falsedades. Bien hecho.

En El País han ido ampliando la noticia desde ayer. Un artículo de opinión que denuncia el fanatismo del ayuntamiento sacando a pasear a Stalin en el primer párrafo, una fotogalería de los personajes supuestamente damnificados y las reacciones de la Cátedra, la Complutense, la alcaldesa de Madrid y la portavoz de su gobierno.

La noticia respecto al comunicado de la Cátedra indica que esta se desvincula del informe “de sus historiadores” para después calificar el listado que lleva publicado desde 2004 como un “encargo del ayuntamiento”.

A pesar de hacerse eco de que la Cátedra asegura no haber recibido “dinero alguno vinculado a este ni a ningún otro proyecto”, la noticia se cierra insistiendo en que el Ayuntamiento ha pagado “17.999 euros por su colaboración a la cátedra, un euro menos de lo que exige la ley para sacarlo a concurso”.

Esta misma tarde El País ha publicado que no se ha pagado ese dinero, tras aclararlo la portavoz del ayuntamiento, Rita Maestre. La cantidad ha aparecido en todas las publicaciones de El País al respecto y a esta hora no ha sido corregida en ninguna de ellas.

En esta noticia, de hecho, el supuesto pago ocupa un lugar destacado en la información:

El resto, a pesar de lo que pueda parecer por el titular, no se dedica a explicar el enfado de la universidad con la Cátedra. De hecho lo que ocurre es que el convenio entre ambas entidades expiraba el martes y según apunta el portavoz “existen muchas posibilidades de que se renueve” aunque quizás haya cambios en la dirección.

De la relación entre el listado y la revisión no dice nada pero se ve que la polémica augurada se le había quedado pequeña al redactor. Y eso que para ello ya había podido contar con la inestimable ayuda de la alcaldesa.

Tan solo unos días después de calificar como “deleznable” una obra de títeres que no había visto, Carmena entraba al trapo de nuevo sin molestarse en comprobar de qué iba el tema. Su reacción descargando en la Cátedra la responsabilidad del disparate ha motivado que ésta rompa relaciones con el ayuntamiento, tal y como informaba hoy DIAGONAL

Otra vez una reacción marcada por el miedo a una polémica que, basándose en falsedades de los medios, vuelve a alejarla de los apoyos que la llevaron hasta la alcaldía. Igual para la próxima aprenden que los amigos no están al otro lado del micrófono. No te hagas esto, Manuela.

comentarios

2

  • |
    moti nelken
    |
    Mar, 02/16/2016 - 06:20
    Mirta Núñez Díaz-Balart, en sus últimas declaraciones, sí dijo que Antonio Ortiz era uno de los cuatro historiadores, nombrados por la cátedra de Memoria Histórica, que estaban haciendo la investigación, aunque Antonio Ortiz vaya diciendo que no. Antonio Ortiz, es verdad, tiene un link centrado en las calles franquistas en la ciudad de Madrid, pero con un maximalismo que asusta, sin ni siquiera explicar por qué mete en sus listados a Salvador Dalí o a Vázquez de Mella, este ultimo fallecido en 1928.
  • |
    CarlesFacebook
    |
    Vie, 02/12/2016 - 10:36
    ¿Y dónde se encuentran, entonces, sus amigos? ¿a su espalda?
  • Agregar comentario